viernes, febrero 06, 2009

Trucos


Me cuenta mi suegra que su hermana Bety, tía adorada de mi mujer, cuando sus hijos eran chiquitos les decía: ¡se portan mal y mañana no van al colegio!

Al parecer daba muy buen resultado.

Imagen: María Laura Brocco

3 comentarios:

Esteban Polcaro dijo...

A mi hija le gusta su colegio, al que no le gusta es a mi (!?) pero ese es otro tema. A mi me gustaba tambien, solo sufria (igual que ahora) levantarme temprano en invierno, y si alguna vez faltaba, el hecho de romper la rutina me entusiasmaba. No uso trucos con mi hija. No se si ella no se porta mal o si yo tengo el umbral del mal comportamiento bastante alto. En realidad concidero que ningun niño se porta mal. Siempre son los padres los que provocan el mal comportamiento. Claro que si tenes cuatro pibes de entre 11 y 4 años la cosa se complica. Pero seguro no es mal comportamiento sino, creo yo, el entusiasmo que se autogeneran entre ellos con alguna actividad (que puede deribar en romper las plantas con la pelota) no hay bien ni hay mal solo diversion, el asunto es proveerles el espacio y el tiempo.

Aguas peligrosas dijo...

No sé si fui una niña rara pero a mi me encantaba ir al colegio...también me gustaba mucho la hora de salida, volver al hogar era una gran idea habiendo pasado ya un día fantástico en la escuela...:-)

No soy mamá aún pero desde mi experiencia como hija, creo que todo depende mucho del estímulo en el hogar...de lo que vemos los hijos en los padres...hasta el fin de sus días vi constantemente a mis padres, aprendiendo, y compartiendo todo aquello...

Yo no recuerdo a mis padres detrás de mi para que termine las tareas, como si fuera una carga para ellos y para mí(salvo cuando les pedía ayuda)....esa era mi obligación natural, mi responsabilidad, algo que me hacía sentir aún más valiosa...

Lo de portarse mal...bueno, mientras este concepto no sea taaan rígido todo estará bien, tampoco los chicos son máquinas...las consecuencias de sus acciones las irán aprendiendo y otras tendrán que hablarse en casa...dicen que algunos chicos se portan mal para llamar la atención y debe ser cierto...

Creo que el mayor "truco" es el diálogo constante, el estar cerca, el interés por saber qué hicieron hoy en la escuela, fuera de ella, qué les pasó de lindo, o de feo, plantear un proyecto juntos con alegría como si fuera lo más importante el mundo, con retos, con imaginación, pero sin quitarles el protagonismo, sin cortarles las ideas...dejando que se descubran, que se realicen...

club de los musicos dijo...

Quisiera que analices los "caprichos" en los niños. A ver. Ejemplo de sabado pasado: fast food de dos pisos, niño (3 años) llora porque vuelve del pelotero y su mama bajò a comprar; quiere bajar, su abuela (una mujer de cincuenta y pico con saludable energia para hacerle "Upa" y bajar las escaleras) se niega y lo atrapa. El niño se desespera por la incomprención del por qué (-¡abajo no vas a ir!) y su impotencia (-¡mirá, te miran todos como llorás!-). Ok: fueron 8 minutos insufribles para mi que estaba al lado y para el niño que estaba fuera de si, mal, el pibe tenía un ataque de ira.
¿ cual seria la solucion para que ese niño no padezca esas sensaciones? Bajar con el niño a upa, mostrarle a su mama y convencerlo de volver a jugar al pelotero hasta que mama traiga la comida, y todo con una sonrisa. ¡¿Es muy dificil?!

Related Posts with Thumbnails