lunes, febrero 09, 2009

¿Qué es la filosofía?


Vivir la cocción de un sentido,

ofrecerse en el altar en el que se mezcla el deseo
con el mundo,

una manera de crecer más allá de sí mismo,

un inicio y un final que generan una nueva imagen de la realidad,

una soledad universal,

una individualidad exaltada y al mismo tiempo borrada de la historia,

un alejamiento que es una cercanía,

una cercanía que observa y sopesa,

una evaluación que se torna mundo,

un mundo de palabras que quieren decirlo todo pero avanza siempre sobre partes,

una patología curada,

una depresión metamorfoseada en visiones del mundo,

una obsesión que con suerte se desdibuja en logros parciales,

un proceso de curación constante con el que el religioso interno desdibuja su afán de totalidad y acepta volverse menos para ser más,

un camino de comunicación conflictivo, a veces exitoso y a veces frustrante,

un retorcimiento que podría evitarse,

un amor por saber que muchas veces prefiere la ignorancia,

una pretensión de intelectual que no se anima con el mundo pero se muestra como guerrero del ser –y corre el riesto de ser apenas un bravucón de la nada-,

una tentación para muchos que buscan entender y después se frustran porque les ofrecen respuestas complicadas pero tontas,

un camino de búsqueda llevado adelante como un desafío a toda utilidad (para terminar comprendiendo luego que la utilidad es un criterio básico),

una carrera que te aplasta el pensamiento después de habertelo exaltado,

un pensamiento que sobrevive a la carrera para volverse entonces más fuerte que los falsos gigantes que ha logrado derrotar,

un mundo de pensamientos que dan vueltas para conseguir por fin –si todo sale bien- situarse en una forma que permite armar juego y mundo,

un camino de ida que permite largos viajes con destinos a veces lejanos en su inmediatez incomprensible.

La imagen es de Robert Indiana.

4 comentarios:

amor dijo...

llorar y desear seguir llorando por atisbar ahí el camino de lo auténtico

Jime dijo...

hablás de soledad universal y se me viene a la mente el robot wall.e

el de la película

con su soledad universal, tal como pixar intenta transmitirla, mas allá de la imposibilidad de sentir emociones -por ser un robot-

(perdón la intrusión a modo de asociación libre)

Ricardo dijo...

Comparto tú descripción de la filosofía, y tú aporte personal en el campo de la realidad para hacer de la filosofía un instrumento de curación, y de crecimiento personal y colectivo.

Por eso, no me sorprende que la mezcles con política porque política es todo, incluyendo el arte y el amor.

Me gusta el enfoque que hacés de la filosofía para que sea algo útil, sin que sea utilizada...

Coctelmarx dijo...

"Luchar contra la araña universal" creo yo, parafreseando la cita que Nietzsche adjudica a Carlos el Temerario en su lucha contra Luis XI.

Related Posts with Thumbnails