miércoles, febrero 11, 2009

Hedonismo



El hedonismo es en realidad un imposible. Consiste en el intento de dejar entrar en la vida propia sólo lo placentero. Resulta impracticable, porque no hay modo de convertir la realidad en una catarata interminable de goces. De intentarse, arroja resultados lamentables. O bien porque reduce enormemente el campo de acción (son muy pocas las posibilidades que se le ofrecen a quien no esté dispuesto a pagar el precio de nada, los disfrutes cortos son siempre más toscos que los disfrutes construidos a mediano o largo plazo), o bien porque tras una seguidilla de momentos placenteros, se ha conseguido aislar uno tanto de la realidad (ha debido alterarla para lograrlo) que queda parado en un estado lamentable de angustia y soledad.

La cocaína o el alcohol producen el mismo efecto: algunos individuos se entregan a estas sustancias como sus grandes aliados de placer, para llegar a encontrarse en algún momento extenuados y acorralados por el precio por pagar, que se ha incrementado, paradójicamente, hasta una magnitud gigantesca. En este punto es aplicable la idea budista: “todo lo que hacemos para evitar el dolor sólo consigue incrementarlo”.

12 comentarios:

fierro dijo...

Esto me responde cuando a tu post:

"Aprender a vivir es aprender a soportar lo indefinido."

comenté:

Aprender a vivir es aprender a encontrar la metáfora que sustituya lo indefinido por algo más soportable y que al mismo tiempo no nos destruya.
¿O no?

Los "atajos" pueden llevarnos al abismo.

Ok.

Marce dijo...

NO ES QUE UNO "DEJE" ENTRAR...
las situaciones ,momentos,relaciones,etc...nos toman,sin que medie nuestra voluntad!

Anónimo dijo...

Alejandro. Por estos tiempos se cumple el primer aniversario del fallecimiento de su madre? Disculpe la irrupción de mi pregunta, pero se me ocurrió pensar que algo de ese dolor que Usted hoy menciona, tal vez se vincule a este suceso.

Afectuosamente
Carlos Anchorena

Jazz Master dijo...

El placer... siempre el placer asociado a un precio a pagar. Cuando niño mi viejo no me compraba un cucurucho bañado en chocolate sino un vasito simple, escudándose en la siniestra sentencia de Gracián "lo bueno si breve dos veces bueno". Ayy mi viejo... qué sabía del placer interminable de un enorme cucurucho, primero de su contemplación sabiendo que iba a durar muuucho, y ni que hablar de su degustación. El vasito me dejaba un gusto a poco, y el deseo frustrante de otro. El cucurucho (en los momentos fugaces y clandestinos en que lo experimenté) una agradable saciedad, el desenlace apropiado de una aventura alimenticia, y la energía para acometer otra (de otro género, otra vertiente).
Un hombre ha de encontrar la medida justa de su vaso de helado, o sea de su círculo cerrado de placer (deseo-disfrute-realización). Es tan peligrosa la permanencia en el deseo (y por lo tanto la libación incesante), como la interrupción de ese círculo mágico o la escasa satisfacción. "Que sea, pero poquito". Dios nos libre de esa equivocación.

Javier: dijo...

Muy buen post
Adicción al eterno placer, la eterna juventud, la eterna diversión,a la demagogia política...El hedonismo es autoengaño por excelencia. Estancamiento, la persona o termina aislada, o en permanente busqueda de otros hedonistas, que desaparecen con la misma rapidez que aparecieron.
Fortunas dilapidadas, una persona destruida mental y fisicamente,familias hechas pedazos, gente sin estabilidad laboral y se meten en cosas impagables, etc. y para qué?

Cuando uno huye de uno mismo no hay lugar donde
esconderse.
El dolor es parte de la vida, es como un duelo, mejor enfrentarlo.. y a tiempo.
Pedir ayuda, si uno quiere siempre, hay solución, que no es mágica pero está.

Si dice hedonismo...raje!

Saludos

Facundo dijo...

Personalmente creo que los momentos de mayor felicidad y vitalidad son aquellos momentos de maximo placer. El sexo, las drogas, el amor,la literatura, la musica, el arte en general son fracciones de intensa felicidad porque son muy placenteros. A partir de aqui creo que la decision mas natural es vivir esos momentos la mayor cantidad de veces que sean posibles sin que dejen de ser placenteros. Un verdadero problema. Tal vez el secreto este en dosificarlos en su justa medidad para que no sean estimulos permanentes. Experimentar un sensacion de forma continua tarde o temprano la vuelve inexistente. Asi que mi lema, hermanos mios, es: Dosifica y viviras feliz. Resultado no garantizado.

PD: Que extraordinaria es la cocaina. No probarla es, a mi juicio, un error. Se trata de un instante de belleza tan sensual, un empuje de energia vital tan audaz, una mezcla de placer sexual y soberbia intelectual tan arrolladora que a uno le dan ganas de creerla magica.

Barackus Obama dijo...

Facundooooo, locooooo...

marce dijo...

PERDON ALE,
FACUNDO...asemejar cocaìna con placer sexual!!!???
o vos no probaste nunca cocaìna o nunca supiste del placer sexual...
o yo estoy chapa mal...

un beso
gracias Ale

Anónimo dijo...

creo que el que necesita falopa para pasarla bien es en general poco inteligente. tener que alterar la realidad para que sea mas amena es de cagon. no hay nada mas lindo como levantarse una mina sobrio, o disfrutar de musica sobrio. por otro lado, el efecto de la droga, ademas de ser artificial y por ende irreal, tampoco es sustentable. cuanta coca te podes meter sin que se te quemen las neuronas? creo que igual le estoy respondiendo a alguien que se merece perder las neuronas. esta bien.

Facundo dijo...

Marce: No se a vos que efectos te produce, pero la que de vez en cuando tomo yo me excita sexualmente muchisimo. Cocaina, champagne, mujeres, sexo... dios mio. Perdon si les molesta, pero yo me quedo con esa forma mediocre de vivir.
Y repito, creo que el secreto esta en usar esos placeres con moderacion, administrandolos para que no pierdan su encanto. Pero privarse de ellos por sujeciones morales, analisis filosoficos o simplemente miedo, es, segun mi opinion, un desperdicio imperdonable.

Mai dijo...

Epa... qué oportuno para mí leer esta idea.
Buenísima! Gracias!

Facundo dijo...

Anonimo: ¿Alguna vez cogiste despues de un par de rayas? ¿Alguna vez escuchaste Pink Floyd fumado? ¿Alguna vez fuiste a alguna fiesta pepeado? Hacerlo sobrio es fantastico, es verdad. Pero drogado te juro que es otra cosa. Te lo juro, eh.
Y si, es de poco inteligente, de cagon y quema neuronas. Ademas es artifial e irreal. Mejor nunca lo hagas.

Related Posts with Thumbnails