viernes, marzo 12, 2010

Teoría de la escritura


Como parte de la difusión de mi Taller de Proyectos de Escritura que empieza el martes que viene, aquí van unos fragmentos de mi Teoría de la Escritura, del libro Conciencia Rockera:

Teoría de la escritura
de Alejandro Rozitchner

No importa qué escribo, importa que escriba. La escritura es una búsqueda constante, de un tono, del desarrollo de la propia mirada, de ideas, de nuevas perspectivas de las cosas que pasan, de aclaraciones y de problemas. Una práctica constante con la que me esfuerzo por expresar lo que se envuelve en nebulosas, las formas del caos. Un trabajo, una militancia, un sacerdocio, un esfuerzo, un placer, un desarrollo con el cual hay que convivir y al que hay que abordar de distintas maneras.

La escritura arma una experiencia que tiene un cierto carácter místico, ya que se trata de captar algo que está en nosotros pero que nos resulta inaccesible. Qué mezcla particular de participación y lejanía simultáneas debe darse para que la experiencia se produzca es difícil de determinar, y también difícil de vivir. Poner las palabras, pero no intervenir demasiado, estar y no estar, aceptar lo que viene como si fuera de otro pero saber que ese otro es también uno mismo. Es algo que tiene que ver con el fluir automático de la escritura y con la conciencia, y con el punto en el cual ese fluir deja paso a lo necesario sin que la consciencia se retire.

Tengo la certeza de que las dificultades que presenta la escritura se resuelven en la abundancia del ejercicio de la escritura. ¿Abundancia? ¿No se trataría más bien de escribir en el momento justo, de aceptar ese "a veces" que señala la necesidad del texto a través de las ganas de escribirlo? Creo más bien que en ese forzarse a sí mismo al ejercicio de la escritura hay una ganancia, que en ella se propone un medio para la elaboración y que su aceptación decidida y abundante, más allá de las ganas, es parte importante de esa elaboración.

Sigue aquí

7 comentarios:

Ale Simón dijo...

Muy bueno, Alejandro.
Casualmente estoy leyendo un librito llamado "Si quieres escribir..." de Brenda Ueland, que conseguí en una librería de saldos. Originalmente escrito en la década del '30 (creo) es un libro muy motivador y mantiene su vigencia. Es prácticamente un manual de autoayuda. Muy entretenido. ¿Lo conocés?

Addax dijo...

No sé. Sos como un extraño ser que tiene la amabilidad de responderme unas preguntas.

¡Muchas gracias! Pregunta respondida.
=)

Alejandro Rozitchner dijo...

No, no lo conozco. Suena bien. Gracias

esteban dijo...

Asimov dijo alguna vez que el oficio de escribir requiere al menos un millon de palabras para adquirirlo. Yo voy por las cuatrocientas mil...y obviamente sigo aprendiendo. Comparto la idea de que la palabra justa fluye, aparece, no sabe bien cómo, en el momento justo, se impone a otras, compite y gana: es la que uno escribe, pero no como punto de partida sino como resolución de un conflicto interno que sucede vaya a saber uno dónde. Es un proceso maravilloso, que es la esencia del placer de escribir.

Maxi dijo...

Escribir es un placer, que nos puede suceder...

Para inscribirse al taller de proyectos de escritura que empieza este martes: cursos@bienvenidosami.com.ar ó 4381 8616

Saludos!

chavnnel dijo...

Ale, escribi mi traumatica infancia a modo de catarsis, siempre escribi cuentos y ahora estoy escribiendo entrevistas entre seres imaginarios mostrando vivencias verdaderas propias o ajenas. Lo tomo como la mejor medicina. Alguna vez he asistido a talleres de escritura pero no funciono o la vida y las obligaciones no me permitieron continuarlas.

Dave dijo...

Excelente texto!!

De manera Sinestésica me transportó a la experiencia de la acuarela! ojalá pudiera hacer un video, con una narración inspirada en tu texto, adaptada a la experiencia del pintar con manchas.

Bravo! :)

Related Posts with Thumbnails