miércoles, diciembre 24, 2008

Sabiduría 10


Para poder ver hay que sentirse menos visto.

3 comentarios:

Lola dijo...

me gusta eso. me hizo acordar a esta parte de rayuela:

“En el fondo podríamos ser como en la superficie” pensó Oliveira, “pero habría que vivir de otra manera. ¿Y qué quiere decir vivir de otra manera? Quizá vivir absurdamente para acabar con el absurdo, tirarse en sí mismo con una tal violencia que el salto acabara en los brazos de otro. Sí, quizá el amor, pero la otherness no dura lo que dura una mujer, y además solamente en lo que toca a esa mujer. En el fondo no hay otherness, apenas la agradable togetherness. Cierto que ya es algo”... Amor, ceremonia ontologizante, dadora de ser. Y por eso se le ocurría ahora lo que a lo mejor debería habérsele ocurrido al principio: sin poseerse no había posesión de la otredad, ¿y quién se poseía de veras? ¿Quién estaba de vuelta en sí mismo, de la soledad absoluta que representa no contar siquiera con la compañía propia, tener que meterse en el cine o en el prostíbulo o en la casa de los amigos o en una profesión absorbente o en el matrimonio para estar por lo menos solo-entre-los-demás? Así, paradójicamente, el colmo de soledad conducía al colmo de gregarismo, a la gran ilusión de la compañía ajena, al hombre solo en la sala de los espejos y los ecos. Pero gentes como él y tantos otros, que se aceptaban a sí mismos (o que se rechazaban pero conociéndose de cerca) entraban en la peor paradoja, la de estar quizá al borde de la otredad y no poder franquearlo. La verdadera otredad hecha de delicados contactos, de maravillosos ajustes con el mundo, no podía cumplirse desde un solo término, a la mano tendida debía responder otra mano desde el afuera, desde lo otro."

y a la idea del awareness, que para mí no es más que abandonarse un poco y dejarse llevar hacia una percepción (por falta de otra palabra) maravillada y romántica de la vida, de los demás, y de uno mismo.

Anónimo dijo...

Cierto por completo. Cuando uno se siente visto, se siente juzgado y actúa en consecuencia. Aveces para bien o para mal, pero siempre con una carga subjetiva, negativa y paralizante. Se tiende a deformar la visión y la comprensión del mundo. Para poder ver hay que sentirse menos visto.

SALUDOS!!
NAHUEL

PD: EL MEJOR DE SABIDURIA SIGUE SIENDO EL DE QUE NO AVECES NO HAY QUE PENSAR TANTO Y HAY QUE ACTUAR, AVECES NO HAY VERDADES PREEXISTENTES.
SABIDURIA PURA...

pasabaxaca dijo...

A mí me hizo acordar a Castaneda: "Cuando te sientes lo más importante del mundo, sólo te ves a ti mismo".

Related Posts with Thumbnails