martes, noviembre 10, 2009

Creer en dios

En la frase "Yo creo en dios", la parte más significativa no es "dios", sino "yo creo". A quienes somos ateos los creyentes nos dicen: "bueno, pero en algo debés creer, en la naturaleza, en el hombre, en vos". La respuesta es: no creo, no tengo la estructura de sentido de la fe. Existo, quiero, vivo, siento la vida, mi vida tiene sentido, pero no interviene la "fe". El creyente supone que la estructura de la fe es universal, y ahí es donde más se equivoca.

Otro equívoco tiene lugar cuando un no creyente dice: "yo no creo en nada". Los creyentes piensan: "pobre, qué escepticismo, qué vacío", pero no se dan cuenta que en la frase "yo no creo en nada" no se está diciendo que uno no tiene sentido, sino que el sentido no se expresa con las formas de la creencia.

46 comentarios:

G. Max dijo...

Excelente síntesis de lo que yo también siento.
Que bueno encontrar las palabras para expresarlo. Me las quedo!

Pato dijo...

Más claro imposible. A mi lo que me pasa es que me harta estar dando explicaciones. La mayoría de la gente que me rodea es católica, entonces empecé a limitarme a contestar: "No soy católica". Y no se porqué extraño motivo, la gente deja el tema ahí. No se animan a preguntar: "Sos judía? Musulmana? Protestante?" No. Dejan el tema ahí. Ahora, si digo "Soy atea", empiezan los debates, como queriendo convencerme. Sinceramente me embola.

Lucas Sallovitz dijo...

No estoy del todo seguro, pero me da la impresión de que ambos casos (y también el comentario de Pato) se pueden analizar como originados por un mismo asunto, y es que como sociedad, tanto creyentes como ateos, y por motivos históricos, le hemos dado un respeto a la posición de que dios existe que no se merece en mayor medida que la de que existe el chupacabras.

Ese fenómeno que es más bien político, y defendido con un énfasis que no aplican en otros aspectos de su vida tanto por creyentes como ateos, impide en mis experiencia cualquier discusión productiva sobre el tema.

Por supuesto este argumento no es mío y está ampliamente documentado, pero me pareció interesante para la charla.

fantasiero dijo...

no creo, che.

yo creo que vos estas equivocado y tengo fe en mi creencia, enconces logicamente estas errado.

uno no esta equivocado o acertado solamente confia su fe a algo diferente. en el fondo pienso que son solo palabras a las que un cerebro les dio un significado.

bellisimo cuadro de basquiat.

Sergio Muzzio dijo...

Ale, el 24 se cumplen 150 años de la publicación de "El origen de las especies". ¿Sabés si la ciudad tiene algo programado? ¿Se puede proponer? ¿100 volando se paga una cena para los lectores, algo???

Nota: Una misa no da, ¿no?

Jacques dijo...

Creo que este es un primer paso para profundizar en la desmitificación de la palabra creer. No sé si es necesario despojar de todo sentido a la palabra; sí es necesario despojarla del sentido místico al que la gran mayoría la asocia, sacarle ese barniz religioso (en el más amplio sentido) que muchos dan por hecho indisociable.

Se puede mirar a la creencia como una consideración y una expresión de deseo. Es una consideración en el sentido de opinar y vivir sobre una base potencialmente falible al tiempo, al espacio y al método científico: el futuro siempre será terreno de consideraciones/creencias, siempre sujetas a comprobación pero no por ello siempre susceptibles de descarte, sino mejor de análisis. También es una expresión de deseo, algo más primario e individual, menos atado a las lógicas y más a los gustos, la imaginación, lo que construimos en la cabeza. Aquí tenemos que considerar que nuestra cabeza no es la cabeza de todos, y que nuestros deseos son eso: nuestros. Sacarle la mística a la creencia/deseo es asumirse uno mismo y dejar de ver el deseo propio como si debiera ser el mismo que el ajeno. Desmitificar el deseo/creencia es ser más claro con uno mismo y menos forro con los demás.

Laura dijo...

Es la más precisa esplicación que haya escuchado jamás.
No tener estructura de creencia es imposible de comprender por quien sí la tiene. Si contestás "no soy católica" como cuenta Pato, contraatacan con "yo tampoco soy practicante, pero serás creyente", y nunca se acaba. Yo suelo decir "soy de otra religión", y le doy mi propio sentido a "religión".

delivery post-crucifixión dijo...

En lo personal creo en Dios, o mejor dicho; creo que creo en Dios..., o algo así.

Me gusta asistir sobre los debates filosóficos en torno a la existencia (o in-existencia) de un ser supremo, me apasionan. Me encanta refutar a los ateos con sus pruebas tan endebles y contradictorias, pero también ironizo mucho con creyentes que intentan demostrar lo indemostrable y repiten (casi) de memoria supuestas pruebas de la existencia divina que sólo los convencen (?) a ellos.

Es fascinante participar en estos debates. Me gusta mucho que se hable sobre estas cuestiones en lugar de temas más cotidianos harto repetitivos y aburridos.

Bueno, esto en los ámbitos filosóficos.

En mi vida privada me llevo bien con gente que tenga inquietudes, que escucha buena música, que tenga buena sintonía. No le ando preguntando si cree o no cree en Dios. Su vida tiene un sentido que empatiza en parte con la mía, y eso me basta para conversar y tener buena onda con ellos.

Un abrazo!
R.P.

Hugo Landolfi dijo...

El asunto no es tanto si yo creo en Dios, sino, más bien, si Dios existe o no. Yo creo que, al menos, la pregunta por la existencia de Dios es válida más allá de que se sea ateo o no. A veces la postura "atea" impide que la pregunta por Dios se encuentre viva en la persona.

Y en esto no hay mucha opción. O Dios existe o no. Si existe, se impone la santidad, como pide Jesús. Si no existe, se impone el suicidio, como pide Albert Camus y el existencialismo en general. Estas son las dos consecuencias coherentes de ambos caminos. Otras posturas son realmente más difíciles de sostener con cierta coherencia. De hecho Nietszche dice que muerto Dios, lo único importante es con qué mentiras podemos vivir mejor.

Saludos, Hugo

Anónimo dijo...

Que calaridad para tan pocas lineas, de lo mas lindo que leí en tu blog.
Angel

Victor dijo...

Yo soy creyente y NO supongo que la estructura de la fe sea universal. Sin embargo no me deja de asombrar la gente supersticiosa que cree que alguien pueda traer mala suerte por ejemplo. Soy creyente pero no militante, creo que esas cuestiones son muy personales, muy íntimas. Y trato de respetar al prójimo y su intimidad.

Siempre prefiero creer, si estoy equivocado no importa, va a ser irrelevante. ¿que es lo que me hace sospechar firmemente de la existencia de Dios? Por un lado la increíble cadena de coincidencias que hacen posible el Universo, y la vida como una de sus consecuencias. Y por otro lado el concepto de infinitud.

Anónimo dijo...

No entendí muy bien eso de creer por fuera de la fe (en cualquier cosa)

si podés ampliar, genial.
me interesa el tema, saludos.

Anónimo dijo...

Debo decir que yo me siento muy feliz teniendo fe, creyendo en Dios, etc., diría que soy mas que feliz. La sensación es tan maravillosa que siento estar en la plenitud de la eternidad. Todo es abundancia, alegria y amor. Es un regalo divino.

También me parece bien que el que no cree que no crea, cada uno a lo suyo.

delivery post-crucifixión dijo...

Muy bueno su comentario Victor; filosóficamente relevante.

Un saludo para todos
R.P.

perogrullo dijo...

¡Ahí está! ¡Eso es!

Creer es Crear desde la NADA.

La Fe es jugar a una loteria en la cual ni siquiera se saben las probabilidades.

Más aún, de sacar el premio, se lo considera un "milagro", esto es, algo por fuera del curso natural de las cosas.

Se crea así, una entidad a la que se atribuye la voluntad y el poder de realizarlo y a la que se ofrendan sacrificios humanos. El primero: LA RAZÓN, principal herramienta provista por la naturaleza para preservar el bien supremo, la VIDA.

Ramiro dijo...

landolfi tiene razon. el tema de no creer no soluciona el problema de el origen y razon de la existencia humana. por eso para muchos la solucion del ateismo no es satisfactoria. mucha gente necesita una explicacion mas abarcadora de la existencia, y el ateismo no la ofrece.

Ricardo dijo...

Yo creo en muchas cosas. En temas religiosos simplemente acepto que no sé. Cómo puedo saber? Antes hablabla y escribía igual que vos, y hasta me afirmaba en esos conceptos. Hoy día digo no sé... y hasta tal vez me gustaría que existiese algo superior que tienda al bien más allá de lo que yo pueda hacer. Si te pasa algo muy grosso algunas concepciones cambian. Una vez escuché a un disertante ateo sotener a toda costa el ateísmo, hasta que un asistente le habló de la enfermedad terminal de un hijo... Al que le pasa algo así y sostiene su ateísmo, entiendo que es realmente ateo. El resto me parece mejor aceptar la duda y el deseo.

Lucas Sallovitz dijo...

Ramiro, el ateismo es una postura con respecto a la existencia de dios, no con respecto al origen y razón de la humanidad, por eso no está bien considerarlo una opción entre otras religiones, las religiones por otro lado, si prometen ser una explicación sobre esos asuntos, una que no se que tipo de satisfacción puede traer, pero evidentemente alguna trae y ese es el centro del comentario de Alejandro (como yo lo entiendo).

PD: si te interesa conocer el origen de la humanidad, hay una disciplina abarcada a groso modo bajo el nombre de ciencia que te puede resultar más satisfactoria (pero no esperes tanto tampoco). Con respecto a la razón, primero habría que analizar si una razón es necesaria para la existencia, a lo cual diría que no pero es una discusión un poco más larga.

Cimero dijo...

Tengo curiosidad por conocer cuales son esas pruebas tan endelebles y contradictorias de los ateos que post-crucifixión afirma. Hasta donde entiendo los ateos no tenemos nada que probar. Por ejemplo, si yo afirmo que los unicornios existen, es mi responsabilidad proporcionar la evidencia de su existencia.
En cuanto a la "estructura de la fe" como se le llamo aqui, si creo que es mas o menos universal y con profunda raigambre biologica.

perogrullo dijo...

Muy distinto a creer y crear desde la NADA, es creer y crear desde la experiencia.

Cuando se construye desde la experiencia, se pueden imaginar futuros posibles y realizables -visiones-, no utopías y seres fantásticos y providenciales, sólo existentes en la fantasía del más acá o del más allá. Se acaban los tiranos.

Anónimo dijo...

Algo existe o no existe independientemente de lo que yo crea. Tanto la existencia como la inexistencia de Dios son indemostrables. El creyente tiene la fe de que Dios existe; el ateo tiene la fe de que no existe. Y Santas Pascuas. Lo irritante es la militancia, tanto del uno como del otro. Yo los dejo en paz y quiero que me dejen paz. Y claro: soy agnóstico.

Victor dijo...

Perogrullo: coincido que la razón es la principal herramienta que nos acerca a la realidad, pero es imperfecta, lenta y con resultados provisorios. ¿Eso la invalida? Creo que de ninguna manera. Es la característica distintiva del hombre, lo que nos permite discernir.

Decía un texto que nos recomendó Rozitchner que el pensamiento racional es lento, tiene mas o menos la velocidad del lenguaje hablado. El pensamiento inconsciente o emocional sin embargo es rapidísimo y multitasking. Procesa varias cosas en simultáneo. Le lleva una ventaja de millones de años de evolución a la corteza cerebral donde se procesa el pensamiento racional. Éste, apenas tiene recursos para procesar el mar de información que genera la parte mas primitiva del cerebro: las emociones. (sospecho que por ese motivo hoy es tan común las crisis de ansiedad, ataques de pánico, etc... antes había mas tiempo para acomodar las ideas)

No menospreciemos al instinto, ni a la emociones. Es lo que finalmente nos mueve a la acción. Me parece.

Nelson dijo...

este mismo post lo leí hace un año. meses más, meses menos. supongo que lo reposteás porque es importante. a mí me ayudó a explicarme ante otros.
De todas maneras si algún forista ateo quiere más letra para complementar su sentimiento de que no hay dios (menos aún el dios judeocristiano, el dios del apóstol Pablo), puede encontrarla en el manifiesto ateo de Sam Harris.
http://argatea.com.ar/content/view/23/52/

varios de los posts que acabo de leer son muy buenos, ateos y creyentes, me queda flotando un tema: para mí la diferencia entre si existe dios o no, no es semántica. ("ah, vos lo llamarás de otra manera") No señor. O Elvis Presley está vivo, o no lo está. No hay tercera opción.Pero con respecto a la existencia de la fe, no sé qué decir. Existe? por qué no la siento?
Ahí quizás admito una diferencia semántica- y los demás estarán diciendo Fe cuando yo me refiero a otra cosa, sentimientos, intuiciones.
--Leí por ahí "santificación o suicidio" ..qué horror, por eso me atrae tanto Nietzsche.

perogrullo dijo...

Victor
Es lo que hay y créame, no es poco.
Hasta hace 200 años la mortalidad infantil era del 50%. Lo mismo puede decirse de los demás "progresos" del ser humano en ese tiempo.

Cuando la humanidad recuperó los valores clásicos señalados, entre otros por Aristóteles, le fue bien. Cada vez que los rechazó entró en la oscuridad.

A la razón se le puede ayudar con los inventos/herramientas que mejoran su performance.

Existe el peligro "posmoderno" que niega las cualidades de la razón y el realismo con la posibilidad cierta de llevarnos a otra edad oscura. Si somos conscientes (razonantes), no lo permitiremos.

Victor dijo...

Perogrullo: coincido, es lo que hay. Coincido tambén que el cualquiercosismo posmoderno es una amenaza cierta de enterrarnos en una nueva era oscura, cosa que en parte ya lo lograron.

Patbreath dijo...

mmmm... Creer o no creer, "creo y considero" que cada cual tiene la libertad de elegir yo soy católica y jamás le pregunté a un ateo porque no cree lo respeto y no sinto que haya algo que me separe de la otra persona salvo que sea por sí sólo mala gente, ahora mi duda existencial va a ser siempre la misma cuando estan en un problema límite o casi cerca de la muerte...no se les escapará un Dios nío no me lleves ahora !!!
Cuestiomes no más, somos libres de elegir y eso es lo más lindp dela vida...

Alejandro Rozitchner dijo...

Sí, cuando tengo semanas tremendas en las que no puedo postear muchas cosas nuevas recurro a textos de tiempo atrás, como en este caso. Pero hay muchas personas que, como se ve, no lo habían leído. Saludos

Sergio Muzzio dijo...

Patbreath: Cuando recurren a esa simpática pregunta (a veces el ejemplo es con un hijo, algo que dé mucho miedo), siempre me acuerdo de ésto:

"...al miedo a reventar, a eso le llaman Dios..."

(Julio Cortázar - "El perseguidor")

Miguel dijo...

Bueno..."creer" puede ser un vibrar pleno de sentido. Da la impresión de que "creer" así como lo dice Alejandro es más...¿ideológico?, algo rígido, como un esqueleto sin carne ni pulso y con la única virtud de la congruencia denro de sí misma pero extranjera respecto de la vitalidad de la existencia. Pero no: en un lugar, si liberamos la palabra "creer" de ese embole y la abrimos a su significado pleno ("liberar" palabras plenificando su significado es un interesante deporte), encontramos similitudes maravillosas entre lo que dice Alejandro y lo que viven muchos "creyentes" o, si se quiere, "sintientes" o contentos por participar entusiastas del sentido (inventado o no) de la vida.

Sigfrido dijo...

370578El misticismo es parte del ser "humano" y el que más ata a la colectividad. Tal vez sea porque el niño nace indefenso y ve a sus padres como todopoderosos y no puede renunciar a su protección. La descripción de Alejandro es muy buena. Quiero agregar que la política es de hecho una religión, de modo que los ateos son también religiosos.

Aldous Lape dijo...

- su señoría, puedo hacer una última pregunta al hereje ?

- claro, claro

- cree ud. en el amor ?


(por lo que ví en el post de arriba, me atrevería a decir que sí)

LOVE IS MY RELIGION Ziggy Marley

Anónimo dijo...

Hola, primero aclaro que soy fervientemente católica.
Leyendo tantas posturas y todas respetables, me pregunto qué respuesta tienen los que no creen a los milagros comprobados médicamente, a la existencia de los cuerpos inocrruptos de muchos santos, a la danza del sol ! y tantos más.

En estos días y hasta el 26/11, está en Argentina el corazón, en perfecto estado, del Santo Cura de Ars, que murió hace 150 años.
Aquí les dejo el itinerario, para los que quieran ver de que hablo: http://www.aica.org/index2.php?pag=ItinerarioCorazonArs

Qué explicación hay para el movimiento del sol, cuando la Virgen se hace presente en un lugar, visto por miles de personas.
En Lanús, desde hace 10 años, todos los días 7, la gente se presenta en una plaza, a rezar, quien quiera, los invito a experimentar lo que allí se vive. (La Plaza queda en Salta y Arias, el próximo encuentro es el 7/12 a las 16)
Hay miles de lugares, cito este porque es el más cerca de quienes vivimos en Buenos Aires.

A veces negar la existencia de Dios, es una postura cómoda. Dios nos exige compromisos. No todos, incluso los fervientemente católicos, estamos dispuestos a seguirlo.

Los estigmas del Santo Padre Pío (además de la incorruptibilidad de su cuerpo). No sé, me pregunto qué explicación, desde la lógica, puede dar un médico a esto. O un científico viendo la danza del sol, cuando la Virgen se hace presente entre quienes le rezan.

En lo personal, no me hace falta ver para creer, pero tuve la "gracia" (o "suerte", para ustedes) de haber visto varias veces.
Por otro lado, si la existencia de Dios fuese mentira, no existirían las religiones. Ninguna mentira resiste 2009 años.

Vuelvo a aclarar que respeto las posturas de todos.
Un abrazo,

Ana D.

Gustavo dijo...

Sergio, El perseguidor es uno de los cuentos que más me gustan de Cortázar. Precisamente en el texto que citás Johnny Carter -o Charlie Parker- le reprocha a Bruno el hacer de Dios esa caricatura. Si la fe es cobardía encubierta, no me interesa. Sin embargo, tanto en ese cuento como en otros, Cortázar deja ver su interés por "algo más", que por supuesto no puede reducirse a la expresión de una religión.

delivery post-crucifixión dijo...

Cimero; la hago corta ya que el tema da para mucho.

Los creyentes tenemos la ventaja de saber que el universo existe, que hay "algo". Ese algo me remite a la pregunta por su sentido. De ahí; Dios.

El problema lo tienen los ateos que tienen que negar constantemente esa existencia o realidad de lo que hay.

Y si se quedan solamente con lo que "hay" tienen que dar pruebas de cómo ello es posible.

Otra cosa; afirmar que la fe tiene una "raigambre biológica" ya es un supuesto (¿qué es lo bio-lógico para vos?, ¿estás seguro que todos los epistemólogos piensan así?, ¿hay un consenso universal sobre este punto?, etc) que vos utilizás como prueba de la verdad del ateísmo.

Pero repito, el tema no se agota.

Por suerte!!

Un abrazo
R.P.

Nelson dijo...

a ver, PostCru: cómo que para un ateo no hay Universo? es lo único que hay, digamos. Yo como ateo no siento ningún problema en concebir lo creado sin un creador. Me basta, me encanta lo creado. No necesito más, no veo más. El milagro, lo divino, es lo existente. Lo terrible y lo tierno. La guerra y la paz. Todo es fatalmente lo único que hay. Hay que amarlo así.
No es válida la pregunta del por qué o para qué existe lo que existe. Cada uno tendrá respuesta, y se generarán maravillosas charlas sobre eso, pero es mero juego, producto de que tengamos cerebro.
Lo de los 2009 años de la mentira, y bueno, es un cuento genial. Un cuento de hadas. Que en Oriente quizás hasta peine más canas todavía.
cimero, sería bárbaro que te explayes sobre eso de la raigambre biológica de la fe. Me atrajo eso.

delivery post-crucifixión dijo...

Estimado Nelson: ¿vos considerás que el Universo surgió por sí mismo? Ya que no apelás a Dios, lo justificás como un proceso autoevolutivo. Supongo.

¿Y eso cómo lo sabés?
¿Es eterno? Y si no es eterno...¿Cómo surgió?

Son preguntas básicas, para empezar el diálogo.

Y lo de la "raigambre biológica", etc. lo dejo para otro momento. Sencillamente te digo que cuando la biología, la física, o cualquier otra ciencia comienzan a plantear cuestiones "últimas", salen de su ámbito, se convierten en filosofía.

Bueno, un abrazo!
R.P.

Sergio Muzzio dijo...

Gustavo: "Bruno, toda mi vida he buscado en mi música que esa puerta se abriera al fin. Una nada, una rajita...

Sí, Cortázar era un intersticial, qué duda cabe.
Saludos!

Gustavo dijo...

Exacto, Sergio, linda definición.

Julio dijo...

Soy creyente practicante. Solamente lamento que no lo seas. No ando haciendo proselitismo. Ahora bien, me gustaría que quede clara una parte de la postura del creyente que no se suele tener en cuenta: yo creo en Dios, por lo que estoy convencido de su existencia, y por lo tanto, cuando lamento que alguien no sea creyente, lo que lamento es que no pueda tener una de las experiencias más profundas (a mi ver) de la vida. No es poco, creo.

Nelson dijo...

PostCrucifixion (qué gran tema del flaco, a ese sí lo llamo dios ;), gracias por responder. Sí, concibo al universo como una serie de infinitos BigBangs, una contracción y expansión de la materia/energía, cual sístole y diástole, un latido eterno.

Lo de la bio-raigambre de la fe se lo preguntaba a Cimero, porque él trajo el tema creo.

Seguimos.
N.

perogrullo dijo...

Delivery

A vos te interesa responder los POR QUÉS. Es válido, aunque para algunos no resulta práctico.

Sólo te puedo decir que los POR QUÉS te remiten al pasado y el pasado FUE.

Más interesante me resulta preguntarme PARA QUÉ (propósito) que me conecta con el presente y el futuro y el sentido que daré a ese camino a recorrer aquí, en la Tierra, con lo que hay.

Anónimo dijo...

Creer en Dios - Si. Yo creo en Dios , confio en Dios y espero en Dios.
Vivo , siento , amo y en todo encuentro la mano de Dios y al final del camino y despues de los afanes, penas y alegrias de la vida, espero encontrarme con el.

A los ATEOS , les diria , que si Dios NO existiera no pasaria nada al morir, todo se acabara y ya, pero si al final se dan cuenta de que SI existe, entonces viene la eternidad, con el juicio final y todas las promesas.

vapensiero dijo...

Ale, siempre el mismo jodón...

Santiago dijo...

“A quienes somos ateos los creyentes nos dicen: "bueno, pero en algo debés creer, en la naturaleza, en el hombre, en vos". La respuesta es: no creo, no tengo la estructura de sentido de la fe. Existo, quiero, vivo, siento la vida, mi vida tiene sentido, pero no interviene la "fe". El creyente supone que la estructura de la fe es universal, y ahí es donde más se equivoca.”

Creo que este párrafo contiene un error muy común hoy día. El hombre “CREE” hasta para ir al baño. Si el hombre no creyera no podría siquiera moverse. En el fondo, y bien en el fondo, el hombre mientras es hombre nunca puede librarse de la estructura de la creencia porque, exactamente, ella es la que lo hace libre. El problema es que el hombre tiende a formar dentro y fuera de si estructuras mentales del saber -que generalmente se denominan sistema- que lo hacen sentir seguro pensando que “sabe” cuando en realidad no sabe sino que simplemente “cree saber”. Voy a dar un ejemplo: voy a retiro y necesito tomar el colectivo 61 y para ello me encamino hacia la esquina de pacheco de melo y pueyrredon porque “SE” que por ahí va a pasar el 61 que me va a llevar al centro. Hago la distinción: Yo no “SE”, yo “CREO” que el 61 me va a llevar a retiro.
Primero llego a la parada y me entero que el 61 hoy esta de paro. Segunda posibilidad: libertador esta cortada así que el 61 no me lleva a retiro. Tercera: al subir al colectivo este se rompe y llego caminado desde la facultad de derecho, etc. Conclusión yo no se si el 61 me va a llevar a retiro, creo que si lo va a hacer, y confió, “creo” en el sistema, pero “saber” a ciencia cierta “no lo se”.

En una pregunta en formspring lei que te preguntaron sobre el sistema y vos contestaste que el sistema es la sociedad. Yo creo que es más o menos así.
Al sistema, los hombres, lo generan tratando de ocultar o mitigar los “no-saberes” incómodos para la conciencia del hombre. Los hombres generan un disfraz y luego buscan ocultarse con el como con miedo de darse cuenta quienes son, de lo responsables que son y para luego poder a ese manto echarles las culpas de lo que les pasa y llamarlo “sistema”. (la desnudez de Eva intentando ser tapada y Caín ¿acaso yo soy el guardián de mi hermano? Genesis 4, 9)

Otro ejemplo: yo voy a la facultad a aprender, no? Pero antes de dar este paso todos hacemos una elección consciente o inconsciente que consiste en CREER que lo que me van a enseñar es valido, vale la pena aprenderlo.
¿Como? Claro: lo que yo voy a aprender, lo que me van a enseñar para después yo “saber”, yo tengo primero que CREER que eso va a ser valido para mi, tengo que CREER que va a servir verdaderamente en la realidad, tengo que CREER que me va ayudar para desenvolver mi vida, tengo que CREER que lo que voy ahí a aprender va a ser algo útil en mi vida. En la realidad nosotros no nos planteamos todas estas posibilidades y todas estas cosas las CREEMOS implícitamente, inconscientemente y cuando aceptamos estudiar esta o aquella otra cosa, simplemente aceptamos que estudiar “esta bien” y confiamos, “CREEMOS”, en el sistema, dejamos que el mismo sistema -y nuestra inconsciente adaptación a el- adopte la decisión de si estudiar y que estudiar, de si esta bien o esta mal para nosotros. Por eso, CREO que si no nos animamos a CREER libremente conscientemente, el sistema entonces, de a poco, va tomando control sobre todo en nuestra vida y no nos va dando otra opción mas que la de adaptarnos a el.
Saludos Alejandro y perdón por el largo.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo en NADA, aunque reconozco el colorido de su discurso y lo convincente que suena, a lo que puedo refutar que toda existencia sin fe ni creencia se veria colmada de paranoia y desesperanza.

Me pregunto como puede una persona por ejemplo relacionarse sin fe ni creencia, pide un A.D.N a sus padres y a sus hijos?, le cree a su mujer que lo ama?, lleva una vida lidiando con T.O.C seriamos todos como Monk?.Si no se cree en uno mismo se estaria postrado como en estado vegetativo ya que la falta de fe llevaria a la inaccion.
Me gusta mucho su blog y espero no haber cometido ofensa con mi comentario.Saludos

Hernan dijo...

Decir que uno es ateo, tanto como afimar su existencia me parecen actos con cierta arrogancia en el sentido de que ninguna de las dos posturas pueden tener la certeza de dicha afirmacion. Por eso yo prefiero decir que soy agnostico. Sabemos que lo que vemos y percibimos es tan solo una representacion de la realidad, yo prefiero guardarme el derecho a la duda...

Related Posts with Thumbnails