martes, noviembre 24, 2009

El logro de tener una pareja feliz (parte 1)


Ridículo es creer que se trata de una cuestión de suerte, pensar que lo más importante es dar con la persona ideal, que tener una buena relación es algo que a uno le pasa o no le pasa. No, una pareja feliz es algo que uno hace. Por eso es correcto pensarla como un logro, y desde ciertos puntos de vista -el mío, por ejemplo, y los invito a compartirlo- del logro más importante que hay. La pareja feliz, completa, con hijos y mundo, y mucho crecimiento y desarrollo para todos sus miembros.

A mi, mi mujer me hizo madurar. Ella a mi y yo a ella, y el deseo de desplegar nuestro mundo a los dos. El logro más importante de una pareja lograda, me parece, es esa mutación existencial que estimula en cada uno, haciendo a partir de allí un mundo de intimidad. Si sale bien, como si fuera poco, que lleguen los hijos es una gloria santa de felicidad inenarrable.

Y sí, con hijos: para adelante, proyectándose hacia un después. Soy de los que creen que no hay pareja feliz sin hijos. En realidad, entiendo que habría que hablar de otro tipo de felicidad, claro, pero desde no hace mucho creo que esa recreación de la vida es parte central de una vivencia plena. Veo las parejas sin hijos teniendo que enfrentar con el tiempo graves problemas de estructura y debiendo inventar algo que sea lo suficientemente poderoso como para aportarle a su relación un nivel de vitalidad suficiente. De no ser así la pareja es igualmente posible, lo que no sé es si es posible la felicidad. Una pareja feliz es un viaje existencial creativo, que aporta el entusiasmo compartido en una línea evolutiva.

Porque –y esto a los hippies nos cuesta terminar de verlo- la familia no es un fenómeno normativo y burgués. Es así si en vez de armarla desde el querer se la arma desde el deber, es decir, tratando de cumplir con una exigencia más que de darse satisfacción y contento. Si uno hace esto último, es decir, si busca darse felicidad en la cercanía con el otro, la familia es la ultimate psychedelic experience, la más poderosa mutación, el amor que supera su forma de dos y genera una mini sociedad de crecimiento y complicidad. Y los hijos no destruyen la pareja, la desplazan, la engrandecen, la logran. Basta de pensar en contra del logro máximo del amor.

27 comentarios:

Cris M dijo...

GENIAL!
Me encanta tu lucidez!
Un beso,
Cris M
(todavia sin blog, pero con un cuaderno super activo! Gracias!!!)

Pato dijo...

Hermoso lo que escribiste. Tengo la suerte de tener una pareja feliz. Aunque, como bien decis, no se si es suerte. Suerte es habernos encontrado, el resto es lo que ponemos los dos. Y la felicidad la entiendo cuando veo a mi marido super feliz cuando me sale un proyecto personal, y entiendo como a él le gusta que me desarrolle personalmente (y viceversa) , además de hacerlo con él y con nuestros hijos. Y los hijos ... no tengo palabras, es lo mejor que nos pasó en nuestras vidas. Pero claro que es lo mejor porque son hijos nuestros, quiero decir son nuestro amor y deseo plasmados, proyectados, buscados y queridos.

Magah dijo...

Claro, nada es cuestión de suerte, uno es generador de lo bien o mal que puedan salir las cosas en una pareja.
Tal cual describís la tuya a modo de ejemplo, es lo ideal que pueda suceder.
De algún modo entiendo que los hijos, ademas de ser la máxima expresión de plenitud personal y familiar, son la estructura desde donde la pareja se sostiene para ser "mejor" o "peor" y crecer o no en el transcurso de los años, tal vez sea esta la razón por la cual muchas parejas se terminen cuando la cría está en edad de salir solos a la vida.
Todo un trabajo que ellos crezcan y nosotros como parejas irles a la par.

Cuchu dijo...

Como de costumbre, una visión revitalizante de un aspecto cotidiano que no siempre tenemos en cuenta.
Saludos

Anónimo dijo...

QUE EMOCION, pone´s en palabras lo que siento en cuanto a la flia. y los hijos, te felicito loco porque realmente tenes una capacidad para bajar ideas y pensamientos envidiable, lo copio y se lo mando a mi marido..jajaja!
Gracias. Saludos. LAuraT

delivery post-crucifixión dijo...

"Una pareja feliz es un viaje existencial creativo, que aporta el entusiasmo compartido en una línea evolutiva."

Impecable Ale, te felicito.

Coincido también contigo en el tema hijos.

Abrazo
R.P.

Nicolás Farina dijo...

A Nicolás Farina y 5 personas más, les gusta esto.

Anónimo dijo...

Que bueno que estes pasando por una etapa plena. Ahora "el no existe una pareja feliz sin hijos", un delirio!!!! Si fuera tan facil, no se divorciarion uno de cada dos matrimonios, la mayoria con hijos. Que se yo, suerte y tolerancia claro que a veces uno no sabe que hacer consigo mismo, no? Conoces a este grupo?http://www.youtube.com/watch?v=y9LlnLTH87U&feature=player_embedded
Saludos, Pancho

Laura dijo...

Con Manuel tenemos una pareja enormemente lograda sin hijos propios (él tiene dos hijos de matrimonios anteriores). Lo difícil es que ambos miembros de la pareja amen al otro simultáneamente. Amarse coincidentemente (en tiempo, espacio, cuerpo y alma) es algo extremadamente difícil y privilegio de unos pocos. Y por eso hay tantos fracasos. No basta con que uno ame y el otro se deje querer.

Anónimo dijo...

Claro, para los que estamos de tu lado de la cancha es como vos decís, lo que no quiere decir que ha sido fácil llegar hasta aquí, como nada en la vida. Es necesario decirlo, porque -y este comentario va para "Pancho"- no es equivalente "no hay pareja felíz sin hijos" que "todas las parejas con hijos son felices". De cualquier forma no estoy segura de que detrás de decisiones de no tener hijos y vivir en pareja, no exista la felicidad: tal vez se configure otro proyecto y el lugar de los hijos lo ocupen los perros, las plantas, vaya a saber qué o la nada misma. Pero siempre media en todo caso la convicción de que el desarrollo de la pareja va a tono del desarrollo personal. Más de cuatro deberían meditar acerca de lo que uno hace por satisfacción: tener hijos porque "es la regla" o "por convención" da como resultado justamente que los niños terminan siendo un obstáculo en la vida de esos padres, con los desenlaces de frustración que ya conocemos.
Admiro tu simplicidad y asertividad para pensar y decir. Y vos me dirás: no nací sabiendo, hace años que practico.
Saludos, Anémona Anónima.

Anónimo dijo...

Lo tuyo es tal idílico que no parece real.

No es necesario que para hablar de la pareja feliz, nos muestres tu felicidad, tu felicidad es privada.
Ni que tampoco propongas un modelo, el tuyo.
No hay una única forma de ser feliz

En 20 años volvemos a conversar

Juliàn dijo...

Suena un poco rara tu generalizaciòn y comparaciòn con los demàs. Pareciera que en este tema miràs mucho màs al costado que en otros. La necesidad de marcar diferencias con el que tiene ò no tiene. Con el que piensa que es suerte ò logro, a mi me suena raro. No hay recetas en este tema, la suerte del encuentro interviene junto con el logro, hay gente feliz con hijos y sin hijos. No hay tanta receta ni se puede generalizar. Se puede hablar desde uno sin comparar, tipo diario personal, la comparaciòn con otros estados, con los otros, a mi siempre me hace pensar en dudas de quien lo sostiene.

delivery post-crucifixión dijo...

"Anónimo"; vos criticás pero al mismo tiempo compartís tu fracaso.

Vení a conversar
conmigo "Anónimo", seguramente me vas a tirar la posta...

No estés resentido. Acordate del refrán; "Siempre hay un roto para un descosido."

Ánimo che!
R.P.

Miguel dijo...

Me sale de adentro ¡Grande Ale!. Coincido con vos en un 100%, y a mi también el tortskista de mi juventud me gritaba que toda familia era burguesa y por lo tanto una c... Pero el tiempo, además de hacerme comprender que la verdadera c... es el socialismo me convenció que una familia bien avenida es lo mejor que te puede pasar en la vida y la única fuente genuina de felicidad.

Leo dijo...

Creo que tenes razon. Pero tambien creo que, al igual que yo, buscas encontrarle una justificacion a tu mediocridad.

Liluka dijo...

Coincido con Pancho, con Anónimo, con Julián, no hay recetas.. me extraña que generalices, Ale. Detrás de cada persona hay un Universo de historias, de decisiones, de giros, de obstáculos. Si uno tiene bien masticado porqué no pudo, porqué no quiso, y se canta las verdades, se puede ser feliz, y no es válido que quienes no pudieron o quisieron, sean resentidos. Los hay, seguro. Pero hay muchas mujeres, como en mi caso, que no han podido, y son felices sin resentimiento.
Lili

Dexter dijo...

No importa que elementos existan alrededor de una pareja feliz. Lo que es inobjetablemente cierto es que se trata de una acción que no se puede dejar al azar.
El hecho de contar con un ser amado, es una tarea de tiempo completo. Hay que tener siempre cosas nuevas que dár. Entusiasmar al otro y que el otro te entusiasme a vós. Hay que renunciar al hecho ser monótono de una manera negativa, para serlo de forma positiva. Es elegír la fruta fresca y bien coloreada para compartirla en tu mesa junto a un él o ella que siempre regresa a casá. Es delizar un "que linda estás", en medio de la confección de una lista de supermercado. Es robar un beso en un encuentro casual y furtivo en la puerta del placard, sacando un par de medias,mientras ella ordena sus camisas.
Algunos dirán que esto es mediocridad. Otros dirémos; ellos se lo pierden.

Anónimo dijo...

me encantó y me conmovió! vivo y disfruto una pareja y una familia feliz. nos queremos mucho, nos divertimos y no solo nosotros, sino la gente que nos rodea, ve en nuestros hijos a chicos felices. es un gran logro de a dos, en un principio, y ahora de a cinco! el tema triste es que hay muy pocas parejas felices... por eso tenemos al mala onda anónimo. hace 20 años que amo al mismo hombre y él me ama y vivimos felices jaja! hay mucha gente que no lo entiende porq no tuvo el placer de vivirlo. y el tema de los hijos es tal cuál.
beso ale y beso a xime (coautora de esa familia hermosa!).
bruna.

Anónimo dijo...

Dexter, grosssso tu comentario! Laura T.

Sergio R. dijo...

Puaj, que relajo. Parece una competencia a ver quien es más feliz, y encima por mérito y trabajo propio. Ninguno tuvo abuelita, che...

Anónimo dijo...

dexter, siempre copado con tus comentarios!
bruna.

Julio dijo...

Hace mucho que no entro a tù blog y me encuentro con varios post buenìsimos! Con relaciòn a este tema te cuento que conocì a mi esposa estudiando en Harvard, y cuando teminamos un master tenìamos ofertas de trabajo, ganas de formar una flia. y nos decidimos por viajar y conocer el mundo. Fueron casi 10 años maravillosos, donde conocimos gran parte del mundo, trabajamos, aprendimos arte, vivimos y la verdad que fue genial. Creo que podrìa haber sido feliz toda la vida con ella siguiendo con diferentes proyectos que se nos iban abriendo en la medida que viajàbamos, y que teniendo chicos no lo hubieramos podido hacer. Hoy dìa estamos asentados aquì, tenemos dos chicos, una niña y un varòn y claro! estoy enamorado de mi hija de 4. No sabès el amor que me despierta esa niña, no hay nada para un padre como tener una niñita! Claro que la pareja es un logro, un trabajo cotidiano, y que es necesario tener siempre proyectos. Te recomiendo viajar en cuanto puedas! enriquece muchìsimo y te dà otra dimensiòn de la vida que dentro de la flia no la ves. Saludos.

-martin- dijo...

Ale va con onda pero parece que te estas queriendo convencer de algo.

Anónimo dijo...

El matrimonio con hijos es una desgracia en cuotas cuyo valor nominal aumenta progresivamente y que se comienza a pagar en el noviazgo y cuya amortización de capital llega con el divorcio.

Gabriel Zanotti dijo...

Excelente!

Anónimo dijo...

La pareja feliz sin hijos existe.

Veo que hay muchos del bando de Felices si casados con hijos.

Y que pasa con los casados sin hijos? te parece que la felicidad de ellos posee fallas estructurales..

Yo prefiero Childless by Choice, la Child Free Zone, la Double Income no Kids y la reduccion de impuestos para los que no tenemos hijos.

Nada de chicos corriendo por los restoranes y haciendo kilombo en los aviones y caminando por la calle para atrás como oligofrénicos.

Esta lleno de padres que no educan a sus hijos. Tanto se tenían que procear? tan increíbles se creen y no pueden ni les interesa educarlos? no digo darles de comer casa techo escuela y ropa, sino educarlos!

Hay demasiadas parejas con hijos al pepe. La pareja es un logro, si. Aunque para mi si sos casado y sos feliz pero tus hijos son unos maleducados tu felicidad para mi es de mala calidad.

viki dijo...

Bueno, esto está bueno, y responde un poco a mis cuestionamientos sobre la fidelidad. Entonces la fidelidad sería una desición que toma uno por su propia voluntad!!?

Related Posts with Thumbnails