miércoles, noviembre 11, 2009

Ineco


El otro día fui a este evento. Me pareció sensacional. Lo que se está sabiendo de la vida humana a partir de las investigaciones del cerebro es impresionante.

En la discusión posterior no encontré mucha comprensión de lo que significan las terapias, que no se oponen a estos conocimientos. Sólo Torrente me pareció inspirado en ese sentido.

INECO es una gran obra de Facundo Manes.

3 comentarios:

delivery post-crucifixión dijo...

Lástima, me lo perdí.

Estos eventos deberían filmarlos y pasarlos luego por algún medio.

Saludos
R.P.

Victor dijo...

La neurofisiología es aterradoramente apasionante. Es asombroso como muchos rasgos atribuidos al espíritu son mas físicos que una esguince de tobillo. Yo leo con una curiosidad casi morbosa cosas referidas a eso (al alcance de peatones ignorantes, obvio) Desde los libros de Carl Sagan en adelante (que era originalmente astrónomo pero terminó siendo un divulgador renacentista de conocimiento).

Habían visto el relato de la neuróloga Jill Bolte Taylor de su propio ACV ?

Dexter dijo...

La neurociencia es muy concreta, de alguna manera se trata de una ciencia que cuenta con una gran tecnología para llevarla a cabo. No nos olvidemos que a traves de ellos, el cerebro esta comenzando a develar el secreto de su mecánica interna.
No obstante, me parece, esa información si está convirtiendose en terapias muy interesantes y sorprende ver que muchos de ellos están muy interesados en las practicas meditativas orientales. Ya hay unos cuantos cerebros de monjes, scaneados para la investigación.
La inteligencia emocional, podría definirse como una suerte de terapia neurocientifica, ya que la clave radica en comprender el funcionamiento del mecanismo disparador de las emociones.
Para todo aquel interesado en las cuestiones mentales, la neurociencia debe ser una materia a investigar con exactitud.
Es un terreno virgen. Quien dijo que ya estaba todo descubierto??..

Related Posts with Thumbnails