miércoles, diciembre 03, 2008

Barcos abandonados


Pocas cosas creo que me dan más miedo que los barcos abandonados. No podría ni acercarme sin sentir un rechazo espantoso. ¿Habré sido hundido en otra vida? No creo en otras vidas. Es decir, creo en las vidas de los demás, ni siquiera creo, sé que hay otras personas (un iluminado, soy), pero no que tengamos memorias de vidas que vivimos antes.

Pensar en esos recovecos oscuros de metal llenos de agua me da una repugnancia completa. Pero las fotos están buenísimas, vean el link...

Link: Una breve historia. Barcos Abandonados.

8 comentarios:

Raúl Soria dijo...

Hay que iluminarse mucho para darse cuenta que se le tiene miedo a un barco abandonado...
A mi me despiertan mucha curiosidad... seré un iluminado? No lo creo para nada...
En San Pedro prov. de Bs. As hay un par de ellos y me comí (boludo grande) una tremenda cagada a pedos de un prefecto por entrar en uno con un amigo. Ale de todos modos te comento que tu miedo puede tener que ver mas con un sentido de autopretección, según este prefecto... es muy peligroso entrar en ellos por la estructura, deteriorada...

Ricardo dijo...

A mi me encantan los barcos hundidos. Me parece que guardan historias, que pasan a formar parte del mar, que en su interior viven y procrean miles de peces teniéndolo como sus propias casas. Forman parte del paisaje marítimo y de la historia de los navegantes. No le tengas miedo Ale, son buenísimos!! jaja.
Abrazo.

Mare dijo...

Yo hice una salida de buceo a un naufragio, aunque no son para nada (los barcos hundidos) mis buceos favoritos, me gustó, bajar como un grupo exploradores (que en definitiva lo éramos), descender hasta encontrarlo enorme y muerto sobre el amplísimo suelo del mar y recorrerlo. Tiene mucho de fantasmagórico, fue raro, movilizante.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Excelentes las fotos, y el nuevo blog que me permitiste descubrir.

Sugar Sixx dijo...

Comparto ese miedo por los barcos abandonados y hundidos... mezcla de miedo y angustia.
Aún así, excelentes fotos.

Leonardo dijo...

Un barco hundido siempre nos dice que podríamos haber estado ahi.
También las crónicas nos dicen que todo barco hundido tiene una historia legal por resolver, muchas mas ilegales que no conviene resolver.
Nunca es negocio mover un barco hundido y asi acumulamos chatarra por por todos lados. Si algo que costó millones queda así, mejor no pensar en las personas.
Los barcos hundido sin abrago están llenos de romanticismo y aventuras. Llenos de imagenes que se disparan al verlos. Miedos para algunos, deseos para otros, un futuro no deseado.
Amo navegar, espero no naufragar, Sin embargo los barcos hundidos tienen una atracción particular y siempre que estoy cerca de uno no puedo evitar acercarme todo lo que pueda.
Los saquean, y los abandonan.

sin embargo verlos navegar sin duda es hermoso. Si no navegan, se los recomiendo.
Besos y abrazos

pao dijo...

hola soy Paola estudio artes visuales y estoy haciendo un trabajo para la facu, este es acerca del rio. y yo me interese por los barcos abandonados que tenemos en el río papaná ya que estos me producen un gran rechazo al verlos ahi queriendo ser parte del paisaje pero sin ser jamas parte de la naturaleza. me gustaron tus fotos, y puse en mi blog la que tenes en la portada, porque es impresionante. gracias por compartir conmigo el mismo miedo....

Frannnswa dijo...

Hola :O tenemos el mismo miedo xD yo siento feo al ver fotos de barcos abandonados, en el fondo del mar esos cuartos sin luz en soledad enorme .__. y a veces me imagino en ver uno en vivo y me da cosa D: Que bueno encontrar a alguien que tenga el mismo miedo C:

Related Posts with Thumbnails