viernes, diciembre 05, 2008

Buenas noticias para los alcoholistas


La cerveza no aumenta la panza, la disminuye. El vino también. ¿Me volví loco? Lean:

Link: La cerveza no engorda

13 comentarios:

otrodiá dijo...

Necesitas justificar tu vicio? Me parece que este tipo de cosas son argumentos para defenderse de los quines no vale la pena defenderse. Moralista contra moralistas?

Max dijo...

Otrodiá, es un poco violento como lo pones. Me parece que no tiene nada de malo informarse, más cuando la corrección política lleva prolijamente a que toda la investigación se haga para obtener resultados predefinidos (como los de calentamiento global). De todas maneras me parece que el artículo no es claro en que no es lo mismo decir que existe una correlacion estadística entre dos sucesos que decir que existe un link causal real. Un alcoholico que periodicamente se va a dormir habiendo ingerido solo alcohol, que los hay y muchos, es flaco, pero porque está desnutrido y probablemente en ese ritmo está yendo hacia una hermosa cirrosis.
Que se yo, las estadísticas sueltas se pueden maniobrar para dorar cualquier pildora si no se las muestra con juicio y buena leche.
La interpretación dudosa de datos sueltos me hace acordar de una frase muy graciosa de Dr House: "Un dia te despertas, ves que el empapelado se cae de las paredes, las cortinas no están más y el agua está hirviendo, que arreglas primero? - NADA, EL EDIFICIO SE ESTÁ INCENDIANDO!!!"

Paul Maril dijo...

Si juntamos este post con los de la marihuana, el vino y el chocolate, creo que Alejandro pretende que la ciencia lo avale y le dé permiso para seguir pasándola bomba... permiso que ya tiene, claro está, porque se lo ha otorgado el mismo, como corresponde.

Alejandro Rozitchner dijo...

Chocolate apenas como, aunque me gusta, claro...

Raul Kraps dijo...

Jajaja! Genial tu aclaración en cuanto al chocolate Alejandro!

Estela dijo...

demoliendo mitos, esta bueno, diria eso de estos post ultimos, la cerveza, el chocolate y la marihuana son un buen trio para pasarla bomba

Cé dijo...

engordar , sera q no engorda...ahora digo yo, en mi humilde sentido comun, observadora del mundo...como se explica el hinchazon de todos lo s tomadores de cerveza???

Ricardo dijo...

Ale, creo que no te entendieron. Tu preocupación es por la panza. Mala leche que la tengamos grande sin que ni siquiera nos guste el alcohol... esperemos que pronto alguna empresa patrocine un estudio donde diga que el chocolate tampoco engorda, y menos aún, pensar... sino, estamos fritos! y panzones...jaja.

Raúl Soria dijo...

...pero que poco respeto por la divulgación de una investigación cientifica...
Mas respeto, que nuestras panzas no vienen de la cerveza, ni del vino... sino de lo que comemos mientras los degustamos.
Ale que vino estas tomando ultimamente...?

Alejandro Rozitchner dijo...

Carrascal tinto.

Anónimo dijo...

osea, en sintesis
el porro todo bien, dale nomas...el vino y la cerveza...dale tambien que no engorda...? falta que digas q el chocolate no saca granos, y que papa noel existe!

Dexter dijo...

Haciendo memoria, no recuerdo que a finales de los años 70 todo los 80, la cerveza fuera la bebida dominante que es hoy. Por supuesto que existía y se consumía, pero su promoción y su mercadeo era mas humilde. Si vi en Sta Fé y Cordoba, por esos años, una cultura cervecera bien arraigada, cuya ingesta tenía casi la misma popularidad del mate. De los 90 en adelante, me parece que la cerveza tiene una nueva inserción en los hábitos de consumo y su promoción comenzó a adquirir la típica imagen de fiesta, sensualidad y buenos ratos.
Hoy es además una especie de ritual urbano. Toda barra de amigos que se precie, degustara una "birra" de manera colectiva, sin importar lo embebida de saliva que esté su pico. Por las mañanas temprano, las botellas vacías, se amontonan en las esquinas y su ingesta, a la hora donde reina la medialuna y el café con leche, marca la diferencia entre los quemados y los normales.
La cerveza es hoy, la bebida mas democrática de todas. Reina tanto en el bistro del Palermo cool, como en la bailanta de Valentin Alsina. Todo un fenómeno sociológico que debe tener algún secreto que no responde solo al éxito de su mercadeo. Sospecho que es una especie de pseudo-porro. Su rápido y potente efecto embriagador, es una "mini-colocación" de venta libre y a bajo costo. Justo lo inverso de la bebida energizante.

Sugar Sixx dijo...

Excelente noticia, mañana comienzo mi dieta en base a cerveza y vino...

Related Posts with Thumbnails