miércoles, mayo 13, 2009

"Historia del hombre", de Cyril Aydon


Lo compré por la tapa, por el título, y porque el autor es inglés. Lo leí, o me lo comí, mejor dicho, porque está muy bien hecho y el tema es atrapante.

Tener una visión de conjunto de la historia humana no sólo aporta información valiosa si no un marco para comprender muchas cosas.

La constante, dentro de la historia del hombre y dentro de la naturaleza, es la lucha por el poder. La belicosidad no es un desvío del eje, sino el eje mismo.

Altamente recomendable.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

"La belicosidad no es un desvío del eje, sino el eje mismo."

Si, a la gente le cuesta aceptar
que siempre que avanzamos muchos, fue gracias a las guerras.
Pero es algo que no se puede decir.
Claro, a nadie le gusta que se mueran los seres queridos.

BenP

Mai dijo...

Me parece genial esto de que la belicosidad no es un desvío del eje sino el eje mismo. Comprender el mundo no es conformarse ni avalar todo lo que pasa, sino aprender a vivir en realidad y amarla, aprehenderla, sin sentir que todo es una mierda, que todo está podrido o perdido.
Y en cuanto al poder, recuerdo a Foucault diciendo que es una relación entre dominador y dominado en la que la resistencia es interior a ella, y que lo único que no puede hacer el primero con el segundo es eliminarlo, porque eliminaría su propio poder. "Una relación mutable e histórica... que explica que el poder no se exprese en actos de pura negatividad" (en La Opacidad del Derecho, de Carlos M. Cárcova)
Pero tengamos cuidado, porque seguro alguien nos dice que estamos a favor de la guerra o que quisiéramos gobernar o ser gobernados autoritariamente...
Saludos!

Jole dijo...

Alguna vez te comiste un libro, literalmente!
Creo que eran los 3 chiflados que se comian los libros le ponian crema o algo asi!

flavio g dijo...

No creo que avanzamos mucho gracias a las guerras. En todo caso vemos en lo que avanzamos gracias a la guerra, pero no en lo que retrocedemos. "Lo que se ve y lo que no se ve" diría Bastiat.

http://bastiat.org/es/lqsvylqnsv.html

Brian dijo...

BenP , veo que las guerras siempre pasaron lejos tuyo.

Que afortunado.

Ricardo dijo...

Montesquieu decía "La tendencia del Poder es volverse despótico, sólo el Poder puede frenar al Poder".
De allí nación nada menos que la teoría de la División de Poderes. La idea no era dividir al Poder sino fraccionarlo para que se controle y compita en sí mismo.

La idea de "belicosidad como eje en si mísmo" no la comparto porque se retroalimente en sí misma y luego resulta imparable. Es la negación de lo anterior, es una vuelta al estado anterior al Leviatán de Thomas Hobbes, de hecho, nosotros cada tanto la repetimos y nos manchamos de sangre, hecho que no pasa tan seguido al menos en los países que ya superaron esta postura.

Pato dijo...

Cómo me gusta la historia! Es mi gran pasión. Voy a comprarlo.

Liluka dijo...

Ricardo, no sabía ese origen de la división de poderes... Aprendiendo cosas! gracias. Lili

Ricardo dijo...

De nada Liluka. La idea de Montesquieu no era debilitar el Poder, sino dividirlo para que se controle.

Fue un gran avance porque primero Hobbes pensó en un gran mounstruo, El Leviatán, para poner límite al hombre como lobo del hombre, pero luego el Estado se convirtió en un nuevo lobo, y de allí que tuvieron que empezar a ponerle límites para garantizar la libertad individual.

La teoría de Montesquieu fue básica para el sistema republicano, como así también, la teoría ministerial de Richeleu fundamental para que los ministro funcionen de fusibles del Ejecutivo y este no se caiga con cada crisis.

Lamentablemente, no hemos logrado aún la división real de Poderes, y mucho menos que los Ministros sean fusibles del Ejecutivo porque hay una gran concentración de Poder en la forma presidencial.

Pero de estos temas nadie habla, no convocan, no se conocen, y hablamos de todo como si fuera un partido de fútbol.

Me alegro que te haya interesado el tema.

Related Posts with Thumbnails