lunes, mayo 18, 2009

No todo es política



Esta idea de que “todo es política” tenía mucho poder años atrás y hoy por suerte tiene menos. Es una idea falsa. Lo político, tanto como lo biológico, lo humorístico, lo matemático, lo religioso, lo cultural, lo educativo, etc, son meros criterios de observación del mundo, pero ninguno de ellos representa un criterio de explicación final. Puede decirse, por ejemplo, todo es psicológico, porque se cree que la observación psicológica de la realidad es la que da con la clave. O todo es económico, porque se cree que la determinación fundamental es el movimiento del dinero (sin aceptar que incluso el movimiento de éste puede depender de otros factores). Son miradas, y no es cierto que la mirada política / social sea la más relevante en términos generales y mucho menos en el campo de la vida individual. Siempre hay una sociedad y una política alrededor del individuo, pero el horizonte de este individuo es su propia vida, y las cosas que lo tocan en lo más íntimo: la vida y la muerte, el amor y la soledad, sus gustos personales, su cuerpo, sus afectos, sus deseos y todo esto no depende del lugar que ocupa en la formación del fenómeno social por más que argumentos sofisticados pretendan convencernos de que es así.

de mi libro Ideas Falsas

6 comentarios:

Julián Rodriguez Orihuela dijo...

¿Se podría decir que todo es naturaleza, y que arriba de eso hay diferentes análisis?

MarianCh dijo...

que linda vision! y la comparto, miradas, perspectivas, todas aportan, ninguna puede capturar ningun fenomeno en su totalidad, la realidad del hombre....
sin embargo no cejamos en la idea de un paradigma que explique todo... que dificil es aceptar esas caracteristicas del hombre que son la incertidumbre, la falta de respuesta para tantas cuestiones...
:)

delivery post-crucifixión dijo...

El problema lo tienen aquellos que en su momento pensaban que todo pensamiento y actividad humanas se reducía a la política. El mismo problema lo tuvieron quienes (peor que los anteriores) sostuvieron nuestra realidad se reduce a la economía, etc.

Lo cierto es que gracias a falta de una reflexión más profunda, el discurso político-económico parece haber copado todos los medios.

El tema es que no hay que creerselá. Un sentido crítico sobre esa clase de reduccionismos, sumado a una educación que aliente a la autorrealización de cada individuo, puede empezar a paliar ese tipo de banalidades.

Saludos

R.P.

Omar dijo...

si éstas líneas se leyeran en determinados lugares de mi país, venezuela; como por ejemplo el Palacio de Miraflores, saldría un vozarrón, gritando: ¡delirios de la burguesía, individualismo capitalista!

y así por el estilo.

estoy de acuerdo con ud. Rozitchner.

saludos,

Anónimo dijo...

Teniendo en cuenta lo dicho por Alejandro hago mi aporte:

MAS POETICA MENOS POLITICA

ElClaudio

Nicolás Ferraiolo dijo...

Qué alegría leer esto, y los comentarios. Qué alegría. El "Todo es política" tiene un fuerte componente de prepotencia y es un ad hominem feroz: "tu contraargumento también es política, y -el ad hominem- si te querés alejar de eso te estás haciendo el distinto, el individualista". Molesta que la mediocridad tenga tanta fuerza prepotera.

Related Posts with Thumbnails