lunes, octubre 13, 2008

Ecología


En ecología no se trata de enfrentar la mala fe de nadie, ni la maldad del sistema, sino de estudiar y contrarrestar los efectos del deseado y necesario desarrollo.

La humanidad, que también es naturaleza, tiene que corregir algunos efectos del desarrollo para poder cumplir con su crecimiento.

Lo sagrado de la naturaleza está presente tanto en los bosques como en nuestro amor por internet.

Los bosques ahora no son ya naturales como eran antes, son artificiales. Pero la perspectiva más abarcativa es la que ve todos lo producido por el hombre como un factor natural puro como cualquier otro.

5 comentarios:

Jerry dijo...

Mi familia se dedica a crear bosques artificiales. Creo que es uno de los pocas actividades a las que se les puede aplicar el rótulo de "negocio" tal cual aparece en el diccionario: una actividad que genera riqueza y en la que todos salen ganando.

Juan Pablo Martínez dijo...

"contrarrestar los efectos del deseado y necesario desarrollo": brillante. A veces me da la impresión de que para algunos ecologistas lo único válido sería retornar a una vida precivilizada.

Acerca de los bosques no naturales: el libro "El Mundo Sin Nosotros", de Alan Weisman, aporta unas perspectivas muy interesantes sobre algunos de estos temas, entre otras, la desmitificación del ambiente natural. Decimos que ahora los bosques no son naturales: ¿cuándo lo fueron? Los nativos americanos los talaban y los incendiaban para facilitar la caza, la cría de animales y el cultivo, por cuanto desde hace diez mil años tampoco son naturales. El fuego y las herramientas, los desplazamientos migratorios junto con la intruducción de especies que nos acompañan ajenas al entorno: probablemente los bosques no sean naturales desde que el hombre es hombre.

Me llama la atención el oxímoron de jerry, "bosques artificiales".

Jerry dijo...

Más que un oxímoron es una convencionalidad para los que no son del rubro. Generalmente se habla de plantaciones, bosques o montes. Lo dije así porque mucha gente, cuando decís que estás en el rubro (que va desde la siembra hasta la tala), piensa que usufructuás bosques nativos, algo realmente detestable y prohibido en la mayoría de los países.

Y se dice que son artificiales porque son obra del ser humano, que diseña, selecciona especies, traza plantaciones, controla y estimula el crecimiento en lugares donde los bosques no están (desde médanos hasta campos de primera).

Los bosques naturales surgen sin intervención humana, más allá de que el hombre tale y caze en ellos.

Tomás dijo...

Juan Pablo: coincido con vos. Ecología para algunos significaría volver a vivir en zonas selváticas, haciendo fuego con piedras y palitos.

Creo que la palabra clave actualmente en este tema es "sustentable": hacer que las cosas sean sustentables, que no se derroche al divino botón, pero sin impedir que las cosas se hagan, sean.

Juan Pablo Martínez dijo...

Lo del oxímoron lo decía porque me llamó la atención la expresión, "bosque artificial". Era sólo un comentario sobre mi impresión.

Otra anécdota al paso: en el también altamente recomendable "El Economista Encubierto", de Tim Harford, el autor comenta que fue a una reunión de ecologistas. Al llegar, el organizador le pregunta cómo había llegado a la reunión. Él, un tanto extrañado, les pregunta que para qué querían saber. El organizador de la reunión le explica que después de la reunión iban a plantar árboles para contrarrestar las emisiones de carbón del desplazamiento generado y ser "neutrales al carbón", a lo que él responde: "Entonces vine en un viejo barco con motor de carbón desde Australia, en un viaje de tres días". Termina preguntándose (y son muy buenas preguntas): ¿para qué ser "neutrales al carbón"? ¿Por qué no ser "positivos al carbón"?

Related Posts with Thumbnails