viernes, octubre 24, 2008

¿Qué es el machismo?


No lo tengo muy claro. Lo primero que diría es que es un invento de las mujeres para justificar algunas incapacidades propias. Creo que hoy en día, la mayor parte de las veces (no todas) es así. Pero también es cierto que años atrás había actitudes de los varones de combate en contra del mundo femenino. Tal vez lo que terminó pasando es que las mujeres aprendieron a ganar esa batalla.

No creo que se tratara de un tema de inferioridad, es decir, de que los hombres se creyeran superiores a las mujeres. Creo que era un mundo mucho más precario en donde esos hombres no eran capaces de intimidad significativa, o eran capaces de una muy limitada y entorpecida por mil cosas duras de la vida. En ese universo, la mujer era otro demasiado lejano e incomprensible, más débil en un estilo que entonces era todo: la fuerza bruta.

El bruto se aprovechaba de su potencia y era tan bruto que no se daba cuenta de que tenía más por ganar con otras estrategias. En vez de ponerla a trabajar en las tareas de la casa, era posible tener un igual para vivir la aventura de estar juntos. ¿Pero querían estar junto a alguien? ¿Sabían querer? ¿Sabían querer esas mismas mujeres toscas lo que era tener intimidad y confianza, hablar, compartir sentimientos, tener proyectos, querer algo más de la mera supervivencia?

Sólo podemos hacer suposiciones, imaginar dinámicas. Pero creo que el machismo no es un tema del hombre, sino de una incapacidad de ambos sexos. Y hoy en día… La mujer ya no está postergada sino por su propia incapacidad. Pero eso corre también para los hombres. Es increíble recordar que el voto femenino todavía no tiene un siglo, ¡qué evolución reciente! Qué suerte que nos haya tocado este mundo y no aquel.

8 comentarios:

Laura Echaniz dijo...

No estoy de acuerdo. El machismo está instaladísimo en la sociedad, tanto en hombres como en mujeres (lo cual es más grave); en este sentido prefiero la actitud machista de los hombres. Las madres malcrían y privilegian a sus hijos varones y así perpetúan el modelo. Ellos en realidad no tienen la culpa, actúan por lo que conocen, por lo que mamaron. Hay que re-educar, entonces, a las mujeres que hacen diferencias en favor de los hijos varones y a los machos que ya fueron contaminados. Ojo, no tengo hermanos varones, por si parece que hablo desde la experiencia.

Anónimo dijo...

"Lo primero que diría es que es un invento de las mujeres para justificar algunas incapacidades propias. Creo que hoy en día, la mayor parte de las veces (no todas) es así."

No creo. Creo que la mujer en la sociedad de hoy mayormente esta subordinada al hombre. Mas aun en sociedades como la Argentina. Hay mucha ignorancia al respecto. Sino fijarse las estadisticas de sueldos de una mujer y un hombre en Argentina. No voy a hablar de Tinelli y el baile del canio, sino que habria que hablar de estadisticas a nivel nacional de niveles de salario de mujer versus hombre, y indicadores asi.

Anónimo dijo...

Discrepo.
Creo que, TAL VEZ, tu descripción se aplique (solo tal vez) a ciertos círculos sociales, digamos, "liberales" o "modernos" o, perdón por la palabra, "progres".
Pero en el resto de la sociedad, que es el 90%, el machismo no es incapacidad de las mujeres (o no es SOLO eso) si no que es abuso, maltrato doméstico, desestimazión, estigmatización, etc, de las mujeres.
Claro, como en todo, al chancho hay que darle de comer, pero me extraña de vos que lo digas como si fuera una decisión (la de las mujeres de no-liberarse) totalmente libre y sin ningún tipo de entorno que los "explica" (con muchas comillas).
Esta vez, Alejandro, no estoy para nada de acuerdo con vos.
Un saludo.
MARTÍN ARANGUREN.-
BsAs.

Dexter dijo...

¿Será que las madres malcrían a sus hijos varones, porque con las mujeres es imperativo trasmitirles la experiencia de ser mujer?.
Discúlpenme si me cuelgo de la rama, pero veo cierta lógica en este comportamiento. No se trata de violar un derecho que nació parejo, todo lo contrario, se trata de instruir de un cuidado necesario, pues el gran poder masculino, es su tamaño, su fuerza y su agresividad.
Por suerte para la mujer, estas tendencias instintivas están muy inhibidas en los hombres, creo que el mayor triunfo del genero femenino es haber puesto en cuestión, lo que la testosterona segrega diariamente en el cuerpo masculino. Pero el mandato evolutivo es grosso, a los hombres hay que temerles, porque con sus manos te pueden matar o tomarte prisionera. De hecho, algunos lo hacen.
Fíjense en la alta importancia del fútbol en casi todas las sociedades del mundo. Ir a la cancha, es ir y toparse con lo peor del genero masculino. Es un ritual de guerra, que tras la simplona consigna del amor por el clú esta el sitio donde se puede liberar la necesidad de ir y enfrentar a la horda rival. Los mas zarpados, no se contentan con el simulacro, van y se enfrentan en batallas donde incluso, mueren algunos.¿Imbeciles?,¿desadaptados sociales?,¿psicópatas?. Tal vez, pero cuando en el cuerpo algo hace arder la sangre, comienza a generarse el tsunami. Lo que la testosterona provoca, tiene que ir a alguna parte.
Así que chicas, compren acciones en clubes de fútbol o de fabricas de pelotas de modo que a los machos nunca les falte deporte. De ese modo van a poder seguir dirigiendo empresas, gobernando países e influyendo en la cultura. Por supuesto, su valor como individuos,es indiscutible, pero según entiendo de la explicación de Alejandro, la fuerza bruta, es el peor enemigo de la mujer y del vínculo amoroso.Siento que tiene razón.

•María Laura• dijo...

Lo peor del machismo son las mujeres machistas...si el hombre se queda cuidando los hijos es un vago, pero si lo hace la mujer es "ama de casa".

Aunque uno de los mas ridiculos extremos es el de nuestra "compañera" presidenta, que ya no sabe que más hacer para cambiar el género de las palabras en sus discursos.
Lo de ella ya se convirtió en una batalla gramatical.

Saludos

Max dijo...

Yo diría que coincido con vos en general Alejandro, y la mayoría de la gente que habla de esos comportamientos negativos está extrapolando una vivencia personal negativa al mundo. Si la mujer se queda en la casa y es feliz, y ese es el pacto que estableció con su pareja, donde está el "ismo" a juzgar?
Es mucho más miserable la gente que cree que ahora las mujeres tienen que laburar y que sino son unas desgraciadas y se viven obligando a ser acordes a esas normas, en vez de simplemente ver libremente que quieren hacer de su vida y hacerlo y ser felices.
Una nota graciosa, yo me considero un tipo machista pero las mujeres en general no me ven así.

BELÉN dijo...

entonces, el feminismo vendria a ser un invento de los hombres donde esconder o justificar sus imposibilidades propias?

a raiz de una investigacion que hice para un libro que compila la primera poesia argentina (entre 1600 y 1900), comente entre amigos de la facultad que era significativo (por escaso)el numero de mujeres que escribian en ese periodo poesia, si habia 30 varones, habia con toda la furia a la par 8 mujeres. por supuesto, provenientes de las clases altas de la ciudad y de las provincias ricas. el mayor honor que les han hecho es etiquetarlas como calles de puerto madero (josefina pelliza, juana manuela gorri, juana manso, etc.). esta bien, era otra epoca. cuando vamos a la poesia contemporanea y comento: "como me gusta pizarnik", uno de los varones contesta "obvio, pero esa era casi un varon".
podriamos pensar que no se trata de machismo sino de estupidez, claro. pero creo que el machismo esta aun inserto en la sociedad pero con otras formas: la prostitucion legitimada es una de ellas, las tapas de las revistas otra, la imposibilidad de que una mujer elija o no tener un hijo hacen que la mujer, como en el imperio romano pero digitalizado, sea una "cosa" sobre la que otros todavia siguen decidiendo.

Marcela Vanina dijo...

Adhiero a Martín, me cuesta estar de acuerdo con vos esta vez. Me pongo a pensar por qué y creo que no me gusta darme cuenta de que todavía obedecemos los instintos de la sabana (fuerza bruta vs debilidad) pero vivimos en una sociedad que mediante procesos históricos o de la razón modificó en la superficie los papeles biológicos de género. Es una suerte de ezquizofrenia que nos tiene a todos un poco desorientados. Algunos ven las ventajas del nuevo orden a fuerza de terapia y lectura pero otros ni siquiera se lo cuestionan, viven en piloto automático. Está claro que no hace falta ser pobre y sin educación formal para que no poder ver. Al final, como todo, cada uno hace lo que puede.

Related Posts with Thumbnails