sábado, mayo 02, 2009

Educar en los valores: mal formulado, un objetivo plomo e improbable


Se hace un enorme énfasis en la necesidad de dar educación ética en los colegios, pero ¿acaso diciendo “hay que ser buenos” es como se logra formar a personas dispuestas a participar de manera activa y útil en el universo social? ¿No es una creencia errada la que sostiene que la moral puede ser transmitida como un contenido?

Son casos de exasperación. La educación ha demostrado estar dispuesta a cachetear a los que no se deciden a ejercer la bondad, con lo cual se hace reinar una falta de relajación notoriamente contraproducente. El mandato del bien no produce bien alguno, así como el desencanto frente a todo, que hoy luce como la máxima inteligencia, tampoco es capaz de dar lugar a creatividad social ninguna.

La exasperación es sentir que hace falta algo nuevo pero estar tan absorbido por el juego de denigrar lo que no sirve que se lo termina respetando como algo sagrado. Hay actualmente una sacralización del fracaso, de lo que no va, de la instancia destructiva de la crítica, al punto de que cualquiera que no siga ese rumbo parece haber quedado en un off side político denunciado como candor, inegnuidad o hasta colaboración con lo peor.

20 comentarios:

Ramiro dijo...

una lectura a tu post deja en evidencia que no estas de acuerdo en formar eticamente a los chicos. Me parece totalmente errado. Si algo hay que enseniar es etica en las escuelas Argentinas. Lo vemos hoy en el periodismo, en la politica, en nuestros lideres: carecen de etica. Si hay algo que enseniar es etica. No se trata simplemente a enseniar a ser buenos. Eso es una simplificacion tremenda del tema. Se trata de darles a los chicos los elementos para que puedan elegir ellos un sistema etico y de valores. Pero si no los expones a los problemas eticos y de valores, si dejas que eso lo resuelvan nuestros actuales lideres en todos los campos...me parece que no es ni suficiente ni optimo.
Saludos,
Ramiro

Ariel dijo...

El mandato del bien no produce bien alguno
Esto me parece bastante errado,asi como todo tu rollo de la etica.
Estoy de acuerdo con Ramiro me parece medular en la educacion de grandes y chicos.
La etica existe en todos los ambitos.Hay una etica familiar,hay una etica en el deporte,hay una etica empresariall y siguen...
Que circule la palabra etica hace que exista mas respeto en las sociedades.
Ser etico es mucho mas que ser bueno.

G. Max dijo...

Alejandro, aplausos de pie!

La moral se aprende en casa, de los padres y los seres queridos, no por lo que te dicen que hay que hacer, sino por lo que ves que hicieron y vos valorás. Se absorbe del ejemplo, no desde una racionalización prematura.

Jamás puede ser transmitida desde un adoctrinamiento estatal que es lo que propone la educación publica cuando intenta enseñar ética en el colegio. A lo sumo puede despertar el debate interno, pero la posición ya esta predeterminada.

Es mi opinión: o tenes una moral sólida basada en ejemplos de seres queridos, o vas por la vida aceptando éticas politicamente correctas por temor a ser marcado como diferente. La de la escuela, es una más.

Max dijo...

Muy groso tema. Hay un montond e cosas para decir. Me parece que stas en lo correcto y te digo por que:
La moral entra concargas afectivas. Vos necesitas ver a alguien bien, feliz, y copiarlo. La moral entra por el ejemplo o por el cariño. Por eso tiene razón G Max en que la gran oportunidad está en la casa, porque el deseo de seguir el ejemplo que siente el hijo por los padres es un nexo que dificilmente se repetirá por otra persona con esa intensidad en la vida.
Despues, cuando crecemos, solo nos cambia en lo etico la gente o las cosas que nos importan mucho. Es como que hay algo que se petrifica dentro nuestro y se vuelve maleable a traves d elos sentimientos.
Pero una persona para llegar a tener esa influencia sobre nosotros debe obtener nuestro respeto, en cierto modo nuestro amor. Tiene que ser ante todo un vehículo vivo de loq ues e nos quiere enseñar.
En ese sentido la enseñanza declamatoria, utilitaria, que es la que se puede dar por default en la educación formal ya no logra modificar nuestro codigo etico interno. Un gran profesor, una persona ejemplar, puede ser, pero me parece que no podemos depender de ese tipo de ocurrencias fortuitas para definir un sistema educativo. El sistema formal debería demostrar la existencia de esa etica dentro de sus operarios, y despreciar al que carezca de ella. Si, suena duro despreciar, pero como dije, para mi la modificacion profunda de la etica pasa por los afectos, lejos del "todo da igual".
Ni hablar de que alguien que dice A y hace B es un destructor de la etica en primer grado, publicita claramente que no es necesario actuar honestamente, y a partir de ahi ya su ejemplo no es más efectivo.
Pienso en los maestros que no tienen problema en dejar indefinitivamente a chicos sin clases por huelga, o nuestro gobierno que habla de caridad y de ayudar a los pobres mientras se tira fortunas encima y grita odios. Solo porque hasta un chico de cualquier eded se da cuenta cuando su viejo esta diciendo cosas vacias.
In short, la incoherencia entre el mensaje y la acción aniquila cualquier posibilidad de enseñar etica, y aún teniendo esa coherencia es un largo camino hasta tener el respeto que permita modificar las conductas eticas de otros.

fierro dijo...

La Etica tiene que ver con la libertad, ésta con la razón y, finalmente, ésta última, con la realidad.

La libertad en sentido estricto es una ilusión. La realidad se ajusta a sus propias leyes y no podemos escapar a élla sin pagar el precio de caer en la locura o la mentira (psicopatía).

Esto, que es aceptado por muchos como válido en el campo de las ciencias "duras", sigue siendo mayormente descartado para las llamadas "humanidades". En este terreno, seguimos sometidos al subjetivismo y la psicopatocracia de la místicas religiosas, entre ellas, el marxismo/fascismo/populismo.

Todas estas místicas tienen sus sacerdotes, gurúes, iluminados (psicópatas?), dispuestos a indicarnos el "buen camino", siempre a cambio de entregarles nuestro propio juicio como cordero de sacrificio y con la promesa de ciertas certezas, casi todas a concretarse en un "más allá". Pensemos en la "dictadura del proletariado" como paso previo hacia el comunismo; ¿no resultó ser otra metáfora bíblica? Pensemos en los extremistas islámicos que se inmolan -y asesinan- a cambio de un cielo repleto de vírgenes dispuestos a satisfacerlos. Lo mismo puede aplicarse a otros fundamentalismos; Nuevo Orden Mundial, Gobierno mundial, etc.

La razón (humana) es limitada, sólo nos proporciona interpretaciones de la realidad, no certezas acerca de la misma y luego de un proceso de aprendizaje. Allí es dónde nace la ilusión de la libertad. En ese sentido cuantas más miradas distintas y validadas -más conocimiento- consideremos al hacer nuestro juicio, mayor será la respons(h)abilidad -la habilidad para responder- a los desafíos de la realidad.

Siendo la libertad una ilusión, no deja de ser una ilusión eficaz, ya que sólo actuando podemos validar las hipótesis que nos hacemos en nuestro "diálogo" con la realidad; si nuestro "juicio" es acertado, la realidad nos responderá, en menor o mayor medida, de acuerdo a lo que esperábamos. Este proceso constituye el aprendizaje.

En la medida que la "educación" no se manifieste individualmente en el placer asociado al "aprendizaje", que incluye aceptar al mal llamado "fracaso" como un resultado posible y no definitivo, nos llevará, como hasta ahora, a terribles cataclismos; miseria, decepción, muerte prematura, infelicidad...

A partir del estallido de la crisis global volvió a instalarse como best seller en USA "La rebelión de Atlas". Creo que es un buen comienzo si es que queremos asumirnos como seres humanos. Caso contrario...

fierro dijo...

Para quitarle solemnidad al comentario anterior, te mando este link a una reflexión de Pat Condell, un feroz comediante inglés contrario a las patrañas místicas.

Barullo dijo...

De acuerdo con G.Max.
Hace poco tuve una reunión de padres de mi nena de primer grado. El maestro dijo que era importante "educar en valores". En ese momento, me pareció bien, pero ahora que la pienso un poquito me parece que es parte de lo "políticamente correcto".
También en esa reunión dijo que para que los chicos le tomaran el gusto a la lectura, era importante que en sus hogares los padres los estimularan.
Viendo las cosas en retrospectiva, no sé por qué para que les guste leer son importantes los padres, pero no para las cuestiones de valores.
Además, los valores que les enseñan son -para la mayoría de los casos- los valores que les baja el gremio docente. No sé si estoy de acuerdo con ellos.
Nota al margen: de acuerdo con el libro Freakonomics, los chicos que más leen no son los que sus padres más los estimulan, sino ¡aquellos cuyos padres tienen bibliotecas! No sé si será tan así, pero es interesante. Bah, creo.

fierro dijo...

Otro video de Pat

Barullo dijo...

Esto no es un comentario, así que borralo nomás. Es para avisarte que se ha deslizado un "typo" en el último renglón, donde dice "inegnuidad". Te lo aviso por si querés corregirlo. Saludos.

Ariel dijo...

¿A ver si entendí el Post?
Tu propuesta es que hace falta algo nuevo y los que inician ese camino con las mejores intenciones son apedreados por los centinelas del fracaso. ¿La pregunta que me nace es quien es tan nuevo y con tan buenas intenciones? La Argentina adolece hace muchos años de espacios libres de mafias políticas para proponer cambios realmente estructurales, eso es verdad pero no alcanzo a distinguir a las nuevas figuras que se le animen al toro. Como esta planteado el esquema de poder en nuestro país hay muchos escalones que sólo se suben con transas, y nuestra clase política a su vez no nació de un repollo, salió de ésta sociedad, la misma que se escandaliza con los accidentes de transito pero que luego es la primera en intentar coimear a los canas para zafar. ¿Como sociedad estamos preparados para producir éstas figuras nuevas?

Barullo dijo...

"Educar en valores" me parece una proposición hueca si no aclaramos previamente a los valores de quién nos referimos: ¿a los valores que propone el gobierno? ¿a los de la "comunidad educativa" (sic)? ¿a los de los padres? ¿a los de los maestros? ¿a los del sindicato docente?
Creo que el tema está claro si mandamos a los chicos a escuelas católicas, por ejemplo. Ahí es claro que queremos que eduquen a nuestros hijos en valores tal como los entienden los católicos.
Pero en una escuela laica y estatal: ¿cómo nos ponemos de acuerdo con los valores que se enseñan? Creer que no existen valores en conflicto es de una ingenuidad pasmosa.

PERRO dijo...

No esta mal el orientar en el respeto,la solidaridad,el escuchar,el dar la opinion sin ir a menos como tampoco el recagar bien a trompadas a los que,con guantes blancos, se quieren quedar con tus cosas o bienen con versos armados a querer imponer sus caprichos,intelectuales, malisiosamente.

Barullo dijo...

Sí, Perro, todo bien.
Ahora: ¿cuál es el respeto? ¿el de hace 50 años atrás o el moderno? Cuando el maestro haga paro: ¿va a debatir el conflicto de valores entre su reclamo de sueldo y el respeto a las clases que debe a sus alumnos?
Con la solidaridad todo bien, siempre que se evite castigar al que sobresale.
En cuanto al "recagar bien a trompadas a los que con guantes blancos se quieren quedar con tus cosas", no sé por qué discriminás así. A mí no me importa ni el color de los guantes ni siquiera si llevan guantes. Si alguien se quiere quedar con mis cosas, lo recagaría bien a trompadas sin mirarle las manos. Aún a riesgo de que en las manos lleve una pistola.

Esteban Polcaro dijo...

Necesitamos lideres en donde se reflejen esos valores. Nada mas, ni nada menos. Coincido con Ale.
Quizas si los lideres fueran Platon, Nietszche, Alberdi, otros... Si no existen ahora quizás podemos rescatar los que han existido.

ADELAIDA SLEEPS dijo...

Alejandro, anoche mi hija Elisa, de 5 años, dijo algo muy "rozitchneriano"
y veo que tiene mucho que ver con este post.
Después de comer, estaba jugando con su hermanita y de golpe dice: Saben una cosa? A veces siento que no sé quién soy... Yo pensé: cómo puede ser tan lúcida de decir esto y me puse a charlar con ella. Y le dije que a todos nos pasa por momentos, y que a veces también a uno se le ocurre preguntarse sobre cómo será ser otro: la mamá, el papá, el hermanito... y me dijo que sí, que eso también lo pensaba. Y después me dijo que una maestra les había dicho que el cerebro era como una computadora y...acá viene lo interesante: que ella piensa eso y piensa que entonces le gustaría poder portarse siempre bien, pero que "el cuerpo no me lo dice, no me obliga a portarme siempre bien, y entonces yo a veces no me porto tan bien..." No es increíble? El cuerpo no me obliga a ser buena siempre, dijo mi hija de 5.
Saludos!

Ricardo dijo...

Yo creo que estás exagerando un poco, algo bueno cuando se trata de motivar a pensar. Pero una cosa es educar con valores y otra qué valores educás.
Creo que hacés una ensalada cuando ponés como sinónimo de valores a educar el culto al fracaso, el discurso crítico paralizante, etc.
Creo en todo caso que podemos debatir qué valores queremos infundir y cuál es la mejor manera....
La solidaridad, la tolerancia hacia la diferencia, el respeto, el entusiasmo, la mirada estimulante, la comprensión, el afecto, la sensibilidad, etc. son buenos valores, y se que empezamos a enseñar practicándolos.

PERRO dijo...

Discrimino de esta forma porque se me canta y creo que no tengo que pedir permiso a ningun nene de mama que en vez de decirle al profe lo que piensa en el momento lo expone en un foro que tal vez el tipo no conozca.En lo que hace  al respeto me refiero al respeto por el otro/otra respeto no sometimiento,respeto y sobre todo respeto por uno mismo como para no guardarse lo que se siente en el momento y dejar que salga.Me parece ademas una actitud totalmente cobarde el andar en los foros diciendo si esta bien o no que los docentes hagan paro,es un derecho y punto te guste o no te guste.Tambien creo que lo tuyo es un fiel reflejo de una actitud de muchos argentinos que se creen con derecho a opinar sobre el trabajo de los docentes y de muy mala manera solo porque la mayoria de las personas que hacen ese trabajo son mujeres porque de ser hombres mas de uno/una no diria nada (como vos con el profe).Si el profe te dijo que la lectura en la casa ayuda te esta diciendo que agarres un libro de vez en cuando asi sea para colocar a la pata corta de la cama, y... eso de que cagas a trompadas a cualquier tipo que quiera quitarte algo lo dudo me parece que sos un triste amenazador,de esos que hacen "barullo".

Anónimo dijo...

La Ley de Educación está llena de palabras q hablan de educar en valores, sin embargo no habla de contenidos. Los valores, como dijeron muchos, se aprenden en casa, la escuela puede reforzarlos, pero si en tu casa nadie te enseña a ser buena gente, no lo vas a ser...

Betty 49 dijo...

Los valores morales se maman desde la cuna y se suman a la herencia de uno mismo. La calle enseña muchisimo, mas que la escuela formal. Hay que cambiar la forma de enseñar, de inculcar ideas. No sé del tema pedagógico pero habria que estudiar como los subversivos se metieron en las universidades y fueron moldeando a varias generaciones que se llenaron de odio. Como enseñaron odio pueden enseñar amor, y respecto al OTRO.

susanah dijo...

Creo que es imposible no educar en valores. Desde la selección de lo enseñamos hasta la forma de enseñarlos y evaluarlos involucran valores. El tema es hasta donde somos concientes de eso. Hasta donde como adultos y como sociedad hemos revisados nuestro sistema de valores. El problema con los valores es que se cuelan en todo lo que hacemos, tambien que muchos se disfrazan de moral. Ej: La responsabilidad (que sin dudas es un valor) muchas veces esconde la propia incapacidad de conectarnos con los propios deseos, entonces disfrazamos de "responsable" una vida pobre en satisfacciones legítimas. Para mejorarla está instalada socialmente la nefasta alianza sacrifio=virtud. UNa porquería que atenta contra una vida plena y expandida. Pero claro nunca es fácil revisarnos a nosotros mismos y es mucho más fácil "predicar" un recetario de lo que está bien o mal, en lugar de pensar junto a nuestros chicos cómo nos conectamos (ellos y nosotros) con nuestros deseos y desde allí proponer juntos lo que es valioso. ¡Saludos!

Related Posts with Thumbnails