miércoles, mayo 06, 2009

Felicidad

La felicidad no es instalarse en una línea de placer contínuo. Eso no existe. Es una visión demasiado infantil del tema, que expresa el ideal de la perfección. Que tal cosa no sea posible no quiere decir que no haya un estado muy placentero y deseable que puede distinguirse de otros. Pensémosla como una fluctuación de alto nivel. Es decir: siempre el ánimo es oscilante, pero en la felicidad la oscilación se produce en un importante nivel general de satisfacción, mientras que en la infelicidad, o en la vida normal, se da en niveles más bajos.

Más claramente: todos tenemos días buenos y días malos, momentos plenos y momentos difíciles, pero en una persona feliz estas variaciones suceden dentro de un plano de contento constante. El peor de los días es un día bastante bueno, y su experiencia promedio es mucho más plena y satisfactoria que la de quien oscila a bajo nivel, a quien se podría caracterizar como alguien que aun en sus días buenos la pasa bastante mal.

Imagen: Andrés Rozitchner

12 comentarios:

Jole dijo...

La felicidad es instalarse en una línea de placer contínuo.
A veces te podes salir, vale salirse. Pero las cosas van cambiando, la linea es recta no con respecto a las cosas, sino con respecto a nosotros.

Somos un punto en el centro de un circulo, en el circulo estan las cosas, si te queres alejar de una, te acercas a otra. Lo ideal es mantenerse en el centro, pero si estas pendiente de mantenerte en el centro estar perdido, es la peor opción. Tenes que dejarte y eso te deriva en el centro. What?

Laura dijo...

El estado de contento es en buena parte una característica de la personalidad. Hay personas alegres y felices casi todos los días de su vida y las hay de las otras. Estoy convencida de que existe una predisposición innata a la buena onda.

Laura dijo...

"Éramos felices porque sí".

Ariel dijo...

Felicidad es un sandwich de vacío con una cervecita fría mientras miro pasar una nube que se desplaza despacito. Asi es el momento de la felicidad, efímero y eterno.

Natalia, la capricorniana alegre dijo...

Yo suelo estar contenta (a pesar de ser capricorniana). Antes no.
Decidí consciente y voluntariamente ser feliz.
Es bastante sencillo en realidad. Basta con querer serlo, no autocompadecerse, buscarle el lado bueno a las cosas. Y si no lo tienen, bueno, pasar lo más rápido posible a otra cosa y listo.
Nada es para siempre. Ni lo bueno ni lo malo.

Anónimo dijo...

Me parece que es una decisión ser feliz o no serlo. Si preferimos quejarnos todo el día o si decidimos disfrutar cada día/momento. Esto solo depende de nosotros. Es maravilloso. Nosotros lo decidimos. UAU

Ramiro dijo...

uno aprende a ser feliz, es una busqueda tambien. Una clave para mi es la eliminacion o reduccion del melodrama. Mucha gente cae en el melodrama y arrastra a todo el que este alrededor. Leccion 1 es tratar de limitar el contacto con gente que se revuelca en su propia historia de vida frustrada. Para mi otra clave es reconocer lo que uno le puede dar al mundo, reconocer las habilidades de uno y abrazarlas, cuidarlas y desarrollarlas. No hay que estar tan pendiente de que es lo que otros, la tele o quien sea, diga que es lo que hay que hacer. Si uno reconoce en su piel lo que es que quiere hacer, entonces tiene que proteger ese deseo. La palabra proteccion es clave. Para mi, la naturaleza de la mayoria de las personas no es de bondad, sino que la mayoria de las personas buscan la destruccion del otro.
Ramiro

DudaDesnuda dijo...

En contento constante no raya en la locura???

Besos y preguntas

AnaRKistaS aL PodER dijo...

Personalmente, no creo que la perfección exista. En ningún ámbito. Y para ser sincero, me da miedo la idea.

De todos modos, está de más aclarar que es un concepto muuuy relativo. Yo paso mucho tiempo con "mala cara", no soy una persona carismática o simpática ni mucho menos, y reniego bastante por muchas cosas. Y soy muy feliz, y amo mi vida y todo lo que la rodea.

En fin, supongo que tiene que ver con el equilibrio. Con algún equilibrio.


saludoS. . .

laura dijo...

lo explicaste una vez en uno de tus talleres con un dibujo y nunca se me borró de la cabeza esta idea.

es más fácil explicar la idea con un dibujo, se entiende tan claro

Julián Rodriguez Orihuela dijo...

Lo único que sé es que si andás ostentando felicidad por ahí te ganás el odio de todo el mundo... y eso es genial!

flavio g dijo...

La felicidad es un estado de animo que se elige tener a pesar de las circunstancias.Es la actitud que se tiene hacia la vida. Desde el momento que depende de algo o de alguien, empieza la desdicha.

Related Posts with Thumbnails