martes, mayo 12, 2009

Hijos


Sacarle algo a la vida que sea tan impresionante que en tu sensibilidad compita con el miedo a la muerte y lo supere.

16 comentarios:

G. Max dijo...

Por ahora sólo puedo imaginar lo que significa.
Me falta poco para vivir y entender esto Ale, 4 meses y llega Lucía.

delivery post-crucifixión dijo...

Te cambian la vida 100 X 100%. Esestar pendiente de ellos, es estar atento con lo que se dice, se hace, se piensa..., te generan una constante auto-introspección y evaluación. Te desafían a conocer nuevos discursos, te vuelven más jóven. Obviamente que requieren un gran gasto de energía, muchísima; que tenés que relegar muchas otras cosas. ¡Pero vale la pena!

Sobre todo, si fueron esperados, anhelados..., te das cuenta que en ellos prosigue la evolución (no utilizo creación, que sería un ejemplo análogo, aunque religioso). Una evolución que se recrea y de la cual somos -más que nunca- responsables.

Tengo 3 chicos.

Un abrazo!

R.P.

Anónimo dijo...

En un planeta superpoblado y ultracastigado por nuestra especie, se sigue trayendo hijos.
Què instinto.
Que irracional.
Que curioso.
Que, que, que...

Saludos,

Anònimo Juan

Laura dijo...

Adhiero al pensamiento de Juan. Cuánto instinto, cuánto mandato. Y cuánto ego´ísmo: "que mi sangre se proyecte", "se parece a mi familia, lleva mi sangre. Dios mío. ¿Lo hacemos por ellos o por nosotros?

Anónimo dijo...

Laura, los hijos parten del ego de satisfacernos, pienso.
Luego el amor "nos vence" sin duda.
Les damos cuasi prioridad, nuestra total energìa para su bien.
Pero en mucha gente, como vos decìs egoìsta, priva el "adueñamiento" de los hijos.
Me repugna el sentido de pertenencia de esa gente primitiva.
Me quedo con aquella bien conocida frase de Kahlil Gibràn que decìa que Dios es el arquero, nosotros el arco y nuestros hijos la flecha.
Mi otra inquietud se dirigìa màs a que màs gente y màs gente pisa èste planeta y creo que el mismo no nos necesita en tal abrumadora cantidad y haciendo tanto estropicio.
A què mundo los traemos?

Abrazos,

Annònimo Juan

delivery post-crucifixión dijo...

Los que no quieran (por lo que fuere), no tengan hijos y listo. ¿O ahora viene la cruzada anti-hijos, anti-familia?

Con respecto a la superpoblación mundial, el peligro de la misma está ligada a la miseria (económica, ante todo, pero socio-cultural también: el famoso "mandato").

Es muy difícil que hoy en día que gente que labure, con proyectos e inquietudes quiera tener un montón de hijos. El tema es tenerlos, pero BIEN. Sino uno quiere verdaderamente se apacigua el egoísmo...

Por último: el que es egoísta lo será con su pareja (hetero u homo), con sus amigos o con su perro. No pasa por una cuestión de hijos. El egoísmo es previo y se puede plasmar de muchos modos.

Saludos a Juán y un besito a Laura.

R.P.

Laura dijo...

No es una cruzada anti hijos, anti familia. Tampoco una mirada apocalíptica. Es que mucha (pero mucha) gente tiene hijos por default, como dice una amiga. No está ni bien ni mal, no es un juicio de valor y quizás no sea tu caso, delivery. Es una opinión, nada más.

delivery post-crucifixión dijo...

Estoy de acuerdo contigo Laura. De eso se trata: no tener hijos por default (como decís vos).

Hay que SABER tenerlos, hay que aprender tener hijos. En el hombre (varón y mujer) se da ese entrecruzamiento entre lo natural y lo cultural. La tenecia, crianza, educación de los hijos es netamente cultural. De allí la necesidad de aprendizaje.

Lamentablemente estamos lejos de eso..., pero por algo se empieza.

Besito

R.P.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Ser padre es elegir el primer pan lactal de la bolsa (o el último).

Anónimo dijo...

Es puro egoismo Juan, el tema de los hijos es el mayor egoismo justificado en un acto de supuesto desprendimiento, pero nunca lo aceptarán y ganarás muchos enemigos porque hay gente que sólo le encontró el sentido a la vida en sus hijos...
Pensá que si los hijos fueran realmente fruto del amor, del deseo, el resultado final de un encuentro y crecimiento personal, seríamos muy pocos... je

delivery post-crucifixión dijo...

Anónim; si por vos fuera no habría nadie en la tierra. Te recomiendo "El inconveniente de haber nacido" de Cioran, seguro que va con tu modo de ver la realidad...

R.P.

chavnnel dijo...

COINCIDO con delivery. Ser padres es una eleccion, el que no este preparado para semejante compromiso DE POR VIDA que no lo haga. Los que tienen hijos como dice Laura por default, son irresponsables que generalmente terminan utilizando en beneficio propio a sus hijos.

Kunza dijo...

La llegada de mi primer hijo, la cual no fue planificada significó reestructurar mis sueños y proyectos, cuando nació me di cuenta que la responsabilidad de ser padre duraría hasta mi muerte, sentí un gran peso, fue duro en un comienzo.
Han pasado 22 años, los temores iniciales pasaron, hoy tengo tres hijos, he aprendido a través de ellos (y de mi mujer) a ver la simpleza de la vida.

Superchic dijo...

Creo que lo mas importante hoy por hoy es no dar por sentado que es necesario tener un hijo. No es un derecho que todos tenemos que tener, o sea, se puede vivir sin hijos y ser feliz también. Ya hay mucha gente en el mundo. A lo sumo cada pareja ( gay o no) deberia tener 1 solo, nada mas,
porque cuando ya tenes 3 o mas nunca le vas a poder dar la bola que se merece.

ray dijo...

Todo bién,pero cuando tenés un hijo adolescente y te dice:"para que me trajiste al mundo",o "yo no pedí nacer",sentís una culpa muy amarga.Los hijos en mi caso nos traen felicidad,sentido de responsabilidad,nos sensibilizan;pero también nos traen tristezas(tengo una hija que se fué del país),desconcierto,y como dije antes culpa.

Ramiro dijo...

Que linda frase, lo mejor que lei hoy.

Related Posts with Thumbnails