jueves, julio 23, 2009

Vejez


El joven suele creer que los que son viejos lo son por gusto, como si fuera una elección personal, y además, una mala elección. La idea de viejo boludo tiene que ver aunque sea parcialmente con eso.

El joven cree que el tipo elige ser viejo, que es viejon por idiota. El joven parece creer que su juventud es un mérito, que es ágil porque es piola, porque se le ocurrió, digamos.

La juventud es una cualidad de los seres, no una esencia. Es algo transitorio. Es el inicio del camino de la vida, el extremo en el que se tiene la mayor cantidad de fuerza física y la menor cantidad de fuerza humana, diríamos.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo. Mi "novio" tiene 60, yo 30 años. Probablemente no elegiria al hombre que fue a los 30, seguramente el no estaria con mi version de los 60.
No nacemos siendo quienes vamos a ser. La curva: Deseo, Apogeo y Decadencia.
Hay que ocuparse de ganar, ya que estamos perdiendo todo el tiempo.

Jole dijo...

Hay una creencia que ser viejo es mejor que ser joven. Fuck that!

Uno de 60 dice yo no volveria a tener 18. (Y yo que tengo 27 no eligiría volver a tener 18.)
Pero uno de 18 elije tener 60?
Uno de 60 tiene mas poder, mas experiencia, mas plata.
Por que? Por que vivió mas años??? ESA ES TODA LA VENTAJA QUE TIENEN??
Cronológica???
Uno de 60 vale mas que uno de 20 porque los padres decidieron tener sexo 40 años antes?

Yo creo que la vida dura 500 años, por eso alguien de 75 para mi es un bebe!

Viejo o joven importa? Grande o chico si! Y a grande se llega usando el poder que tenes por casualidad y causalidad cronológica, para darle lugar a los jovenes.
Un nene no es un idiota, es una persona chica.
No es cucharita. Es cuchara chiquita!

Jose dijo...

Si el viejo puediese y
si el joven supiese

Anónimo dijo...

Fuè Bernard Shaw quien dijo "La juventud es algo que no se merecen los jòvenes"?

George Harrison dijo en una entrevista algo asì "Ahora que tengo 50, me doy cuenta lo que siente un tipo màs viejo, al ver que su espìritu sigue joven y el cuerpo nò".

Creo que le secreto (desde mi adolescencia soy un fanàtico) es entrenar. La calidad de vida en cuanto a las capacidades corporales, hay que sostenerla yà que la mente o el espìritu (son pseudoeufemismos creo) se mantiene generalemnte y lo que se fosiliza es el cuerpo.

A veces, cuando veo un tipo viejo, me imagino que en realidad es un pendejo de 25 con ese "auto arrumbado" y debe ser terrible. Lo que pasa es que nadie le cree si lo dice.

Un motor Ferrari Testarrosa con una Estanciera IKA hecha mierda.

No và, no?

Abrazo

Anònimo Juan

Ricardo dijo...

Qué bien captáste ese sentir juvenil que descalica lo viejo como si fuera elección.

También hay una realidad que perciben muchos jóvenes de que hay gente grande que no aprendió nada. En cuyo caso, la vejéz es un verdadero símbolo de boludéz.

La vejez deviene imperdonable cuando viene desprovista de sabiduría. Y la sabíduría, creo yo, nos hace casi eternos, atemporales...

Sergio Muzzio dijo...

"Hay que odiarse uno mismo, para empezar. Odiarse por haber envejecido, por encontrar chotos e insoportables a los de la misma edad, porque la pija no se te para más, porque a cada rato se suma una razón para volarte la cabeza.
Sentir un odio redoblado por cosas como ésta; esta me pasó a mí mismo, señores Viejos de Mierda que me escuchan: hacía un tiempo que todo olía mal, había un olor feo en el aire, flotando, y yo fruncía la nariz y me preguntaba cuándo iba a caer por fin el aerolito purificador, cuándo el Angel de la espada de fuego iba a terminar con esta porquería de mundo, si ya se percibía el hedor de la carroña.
Y era yo, señores. Era mi propio olor a rancio el que sentía, era mi propio halo podrido el que me envenenaba el aire. ¿Cómo no odiar con toda el alma, entonces? Con estas cosas, ¿cómo no salir a matar, señores? ¿Cómo no querer reventar al primer guacho que se cruce?
Ese es el Odio Primero, del que tenemos que partir: un odio sin más explicaciones que el habernos dado cuenta de que la vejez es una estafa, una tortura insoportable para los que ni siquiera tenemos el consuelo de habernos vuelto idiotas; un castigo innecesario y alevoso, desmedido, una burla, una justificación para el suicidio en masa apenas cobrada la primera jubilación. Hay que irse, señores.
Entender esto y no irse es prestarse para la joda, es hacerle el caldo gordo al que te quiere seguir humillando. Hay que irse, viejitos.
Pero hay que irse bien. Antes de irnos, hagamos lo que tengamos que hacer.
O mejor: hagamos lo que se nos cante.
¿Quién puede decirnos nada? Yo no voy a escuchar a nadie. A la mierda los audífonos, señores."

(Novela inconclusa de Muzzio, especie de Guerra del Cerdo al revés, donde los viejos quieren reventar pendejos)

Sergio Muzzio dijo...

"Cuando yo era muy chiquito miraba a las nenas y pensaba con horror que iban a crecer y se iban a deformar. Estaban tan lindas, yo en ese momento las hubiera dejado así para siempre, como muñequitas. Me gustaban las nenas de mi edad, más o menos hasta los 7 u 8 años.
A esa edad me empezaron a gustar más grandes que yo, de 13 o 14, ya con proyectos de tetas. Me parecían perfectas en ese estado larval, previo a la maduración definitiva. Pero ya intuía que las minas más grandes estaban mejor que las de mi edad, y me generaba cierta ansiedad. Siempre me apasionaron las mujeres, vos lo sabés bien.
A los 20 más o menos descubrí que las de mi edad estaban buenas, pero también me gustaban las de 40, o más. Y me sentí casi feliz, Bernardo, porque mirá la conclusión que sacaba: Cuanto más grandes, mejor.
Sostuve esa pelotudez un buen tiempo, porque a los 20 no existe la vejez, hay como la idea de una vida más o menos igual pero con más años, no se pueden imaginar todo el cansancio, todos los dolores...
A los 20 se es un ignorante completo de estas cosas, Bernardo. Y entonces yo andaba contento, casi tranquilo porque la principal razón de mi vida siempre fueron las minas, y creía que tenía el rubro asegurado hasta que me muriera. Un disparate absoluto, obviamente."

(misma cosa, la novela de Muzzio, disculpe la extensión...)

delivery post-crucifixión dijo...

Sí, qué buen tema. Es complejo.
Ahora hay una exaltación de la juventud (casi, adolesencia dría). Antes se creía que "cuanto más viejo más sabio".

Pero yo tengo mis dudas. No por viejo se llega a ser sabio. Me parece que la sabiduría (en cualquiera de sus formas) es una posibilidad que la vejez (si se llega) ofrece.

Me parecen rídiculos los que se creen "eternos adolescentes", pero también creo que hay que saber llegar a viejo, para poder disfrutar más planamente esa etapa de la vida.

Saludos

R.P.

Estela dijo...

el mientras tanto, que es la vida, va marcando las etapas, ser joven tiene sus privilegios y me encanta, ser joven, los privilegios no se. cuando era una joven no solo no pensaba en la vejez sino que pensaba o mejor todavia, sentia que nunca me iba a morir, que juventud, que derroche de fantasia ¿no?, ahora que aparte de ser no tan joven y saber que algun dia me voy a morir no me importa si soy vieja o medio vieja o joven, no me importa ¿es esto un signo de ancianidad?. la juvnetud es omnipotente no los jovenes que van a dejar de serlo cuando sea el momento.

Anónimo dijo...

estoy en un 100% de acuerdo con tu mirada. Ramiro

Anónimo dijo...

Buena idea. Recuerdo una nota tuya ALejandro donde no digo que te contradecías, pero de alguna manera te reproché que veías a los viejos como postes de impedir tu dinámica imparable. Supongo que ese post lo escribió un Alejandro joven, el mismo que ahora reconocé que los jóvenes (los otros) juzgan las cosas sin darse cuenta que están hablando de su propio futuro.

Anónimo dijo...

El tema que nos planteas me resulta interesante, confieso tener muy poca paciencia con cierta clase de viejos. Y me lleva a reflexionar, ¿Será que son un espejo en el cual no nos queremos ver nunca? Ni siquiera cuando ya lo seamos
De hecho muchos odios y rechazos ocurren de esa manera; rechazo al viejo, no quiero eso para mi; rechazo la idiota, no quiero eso para mi; rechazo al feo, no quiero ser el.
¿Nos asustan las diferencias que tenemos con ellos? ¿O mas bien, lo que encontramos de ellos en nosotros y no queremos aceptar?

Mauro

Anónimo dijo...

No entiendo...

Acaso no hay viejos que tienen una vitalidad tal que no parecen ser viejos???

Hay viejos que usan internet y no son para nada boludos...La juventud o vejez es un estado mental o como vos decis una esencia.

El envejecimieno tiene que ver con los estimulos que uno recibe del entorno. En otras palabras uno es viejo en la medida que niega aceptar estos estimulos.

Los jovenes consideramos "boludos" aquellos "viejos" que no aceptan la modernidad, los nuevos estimulos que dispara el progreso, el avance, el cambio de reglas, parametros, conceptos...

La vejez entonces es cansacio???Cansacio de entender y digerir el cambio, el progreso...

Los jovenes entonces consideramos "boludos" a los viejos por ignorancia. Por no entender lo que es el cansacio...

Porque el cansancio es algo que la juventud desconoce.

Tomás dijo...

Estos son los posteos frente a los que me saco el sombrero.
Clarísimo.

Jole dijo...

Si que importa ser viejo o ser joven.

Quien tiene un objetivo y al heredero, ese quiere la muerte a su debido tiempo para el objetivo y el heredero.

Vertebrada dijo...

los viejos boludos de hoy son los jovenes boludos de ayer.

Vertebrada dijo...

Rochisner salio a defender. Ahora juega para Former Young Boys de Belgrano.

Vertebrada dijo...

me mato lo de la cucharita y la cuchara chiquita.

eh? que? como? ah?

Vertebrada dijo...

ah si. totalmente de acuerdo con el post. yo era una de esas jovenes boludas que pensaba que los viejos habian nacido asi: viejos y boludos.

ahora soy madurita... jaja

a la vuelta de la esquina sere vieja.

todavia no salgo de mi asombro!!!!

chavnnel dijo...

LA JUVENTUD ES UNA ENFERMEDAD QUE SE CURA CON LOS AÑOS.

Related Posts with Thumbnails