domingo, junio 28, 2009

Decálogo para pensar la cultura actual

No me acuerdo para qué evento fue que escribí este decálogo justiciero y provocativo, pero lo encontré hace poco y me pareció valioso. Aquí va:

Interpretar los índices de lectura como una decepción y trazar otra vez un cuadro de catástrofe es repetir una costumbre cultural argentina y esteril: paladear el abismo. Esta actitud es más la causa de nuestra pobreza cultural que un factor de avance. ¿Cómo comprender la cultura para desplegar su vitalidad? Sugiero estas ideas para la discusión:

1. La cultura es lo más valioso de una sociedad: lo que corona su existencia, lo que le permite formular sus estrategias de crecimiento, el refinamiento de su visión del mundo, la elaboración de la felicidad de sus miembros.

2. La pobreza material es creada por la pobreza cultural: nuestra producción de miseria es nuestro fracaso en la creación de una cultura vital. En vez de atarnos a una visión tradicional de la cultura se hace necesario reformularla para revertir la situación.

3. Cultura es creatividad, no respeto. Atrevimiento y osadía, no repetición y rigor (mortis). Cultura no es venerar siempre a los mismos. Más que venerar es respirar y querer, vivir la vida propia con autenticidad y empuje.

4. Internet es cultura: se lee menos, se escribe más, de otra forma, los índices para comprender la cultura de 50 años atrás no pueden aplicarse hoy. Hay un mundo nuevo.

5. El pensamiento crítico inhibe la producción de cultura: hemos idolatrado la objeción, la distancia objetiva, la sospecha y la interpretación cínica. Esto genera la caída; no nos salva, nos hunde.

6. Cultura es pensamiento: mirar las cosas de nuevo, no aferrarse a las mismas ideas de siempre para salvarse del mundo sino buscar ideas nuevas para quererlo y producirlo.

7. Cultura es mercado. Productos, consumo, inversión, ambición, ganancia, deseo de más hecho arte. Pelearse con la sociedad de consumo es ignorancia, cortedad, debilidad mental.

8. Cultura es arte de vivir. Lo que los españoles demuestran, el placer de pasearse y de ser, de quererse y destrabar los conflictos. No distanciarse de las cosas y sentirse superior, ser por el contrario capaz de quererlas más.

9. Cultura es crecimiento político. Reformas -si reformas son necesarias-, oposición inteligente y no sólo partido hegemónico. Aceptación de los límites del mundo político y trabajo para sostener y mejorar las instituciones humanas.

10. Actualizar los valores es fortalecer la cultura. Darse cuenta de que los valores no mueren sino que se transforman, aprender a ver que hay valores nuevos que son superiores a muchos de los valores perdidos. Debemos ponernos a la altura de la situación.

5 comentarios:

polkban dijo...

En relación con el punto 2)
Cuando pienso en la cultura Argentina, encuentro mucha copia , mucho ver que pasa "afuera" para luego "argentinearlo".
La cultura del tango : vieja... Pero donde encuentro cultura argentina es en el futbol,( nadie juega como Nosotros)... El folclore es de algun lugar de argentina y ... predecible, me hace acordar a Guemes, mi escuela primaria, y los hombres con bombacha y alpargatas... claro, despues de la escuela en la tele veia "Bonanza".
Hay que pensar la Cultura. Es un término muy abarcativo.
Pero por favor no nos comparemos con ningún otro lugar del planeta. Hemos rumiado durante el pasado siglo, cultura nórdica occidental y eso es un hecho. Ahora comencemos a Crear (Desde) este lado del Mundo nueva cultura para mostrar al Resto del mundo.
Fuerza ALE.
Salud Os.

Lisandro FT dijo...

En relación al punto 5, pensamiento crítico, kritikos es quien tiene la habilidad de discenir lo que puede ser útil, de mirar y evaluar las evidencias, en definitiva, de comprender algo y es una de las herramientas más útiles que tenemos. Por qué descartarla? Por qué empobrecer nuestras facultades de pensamiento? Siempre habrá idiotas que creerán que el ejercicio del cinismo, la ignorancia activa y jactanciosa("no me consta") son "pensamiento crítico", pero qué le vamos a hacer, no creo que sea posible abollr la estupidez.
Saludos!
Lisandro

David Colina dijo...

Quiero recalcar la necesidad de entender a Internet como fuente creadora de cultura, como inagotable vínculo entre personas que procuran entender el mundo y contar a los demás las cosas que saben, que ignoran (que también es una forma de saber) y que opinan con ocasión de tamaña aventura. Descartar la Internet en nombre de los libros es tonto, ambos coexisten con tranquilidad, como se prueba en la vida de cualquier blogger, por solo decir un ejemplo genérico.
Para seguir con los ejemplos, hace unos días inicié la lectura de una novela uruguaya, Oso de Trapo, de Horacio Cavallo. Facebook me permitió referirle al autor este evento, quien estuvo contento y me pidió mi opinión al terminar la lectura. ¿Cómo se podía hacer esto antes? És una pequeña y significativa implicación del hecho cierto de que Internet es cultura.

delivery post-crucifixión dijo...

Escribí en Blog, la compatibilidad que es sostenible desde el uso de Internet y la lectura de textos.

De tu posteo. los puntos 2 y 3 me parecen impecables.

Saludos!

Eos dijo...

Sobre el simpático punto 4:
¿Cómo se puede escribir sin haber leído antes? ¿Acaso existe la cultura sin la formación?

Related Posts with Thumbnails