lunes, junio 29, 2009

Deleuze y la filosofía

Estas citas del libro "Conversaciones", de Gilles Deleuze son imperdibles. Dice cosas parecidas en "Dialogos", escrito con Claire Parnet. Más fragmentos del libro en el site Aula de Filosofía, más precisamente aquí.

Pertenezco a una generación, a una de las últimas generaciones que han sido más o menos asesinadas por la historia de la filosofía. La historia de la filosofía ejerce, en el seno de la filosofía, una evidente función represiva, es el Edipo propiamente filosófico: “No osarás hablar en tu propio nombre hasta que no hayas leído esto y aquello, y esto sobre aquello y aquello sobre esto.” De mi generación, algunos no consiguieron liberarse, otros sí: inventaron sus propios métodos y reglas nuevas, un tono diferente. Pero yo, durante mucho tiempo, “hice” historia de la filosofía, me dediqué a leer sobre tal o cual autor. ... Pero, ante todo, el modo de liberarme que utilizaba en aquella época consistía, según creo, en concebir la historia de la filosofía como una especie de sodomía o, dicho de otra manera, de inmaculada concepción. Me imaginaba acercándome a un autor por la espalda y dejándole embarazado de una criatura que, siendo suya, sería sin embargo monstruosa. Era muy importante que el hijo fuera suyo, pues era preciso que el autor dijese efectivamente todo aquello que yo le hacía decir; pero era igualmente necesario que se tratase de una criatura monstruosa, pues había que pasar por toda clase de descentramientos, deslizamientos, quebrantamientos y emisiones secretas, que me causaron gran placer. ... Fue Nietzsche, a quien leí tarde, el que me sacó de todo aquello. Porque es imposible intentar con él semejante tratamiento. Es él quien te hace hijos a tus espaldas. Despierta un placer perverso (placer que nunca Marx ni Freud han inspirado a nadie, antes bien todo lo contrario): el placer que cada uno puede experimentar diciendo cosas simples en su propio nombre, hablando de afectos, intensidades, experiencias, experimentaciones.

Cuando leí por primera vez esta imagen negativa de la historia de la filosofía como camino que mata el pensamiento sentí un alivio físico, la confirmación de algo que sentía y no lograba pensar. Tiene una tremenda libertad de pensamiento y su prosa (cuando se entiende) es muy agradable. Pero como incluso esa incomprensión no tiene, según su visión, que constituir un obstáculo (puede ser más bien, o debe ser, una superficie de proyección), hay salvaciones posibles.

La imagen es de un ilustrador llamado Jorge González, al que puede verse en el site Drawn, más exactamente aquí.

10 comentarios:

ignasite@hotmail.com dijo...

Ojo Alejandro; mientras el rechazo de una "historia de la filosofía", o mejor dicho, mientras el negarse a hacer historiografía no esconda ignorancia o una debilidad, me parece que la opción puede considerarse. Hay, de todas formas, el historiador, y el filósofo, ciertamente; y ninguno es más ni menos, y con frecuencia coinciden. Me parecen igualmente necesarios los dos. Sería, sin embargo, de una ingenuidad bárbara creer que el filósofo es capaz de sustraerse a una historia como de dejar de remontar la misma historia. Estoy convencido de que, filosóficamente hablando, si uno ignora la historia de las ideas, está "condenado" a repetirla en alguna medida; en parte porque el que filosofa es el mismo siempre. Sin embargo, si consideramos la filosofía en términos más nietzscheanos, o incluso wittgensteinianos, en tanto que un ejercicio o hábito casi de supervivencia, la "condenación" no es tal, por supuesto. Se trata de maneras distintas de entender la filosofía. En este sentido, te recuerdo la legenadria discusión entre el susodicho austríaco y el filósofo del liberalismo: Popper, sobre si hay o no verdaderos "problemas filosóficos"..., en fin, una filosofía como método, una filosofía como experiencia y práctica personal y vital...
Salud.

Santiago dijo...

Creo que de lo que nos habla Deleuze es de usar la creatividad aplicada al pensamiento. Desde ya que la historia de la filosofía no se puede dejar de lado, pero vivir atado a ella tampoco es bueno.

ignasite@hotmail.com dijo...

La creatividad se supone siempre.
Saludos

Anónimo dijo...

Para mi lo destacable de esto,a demás de la mirada crítica respecto de hacer historia de la filosofia,es hacer filosofia con algo de aventura,filosofia- cotidiana, y sin más. Hacer decir a otros lo que interpretamos es un ejercicio bastante pueril despues de todo.Pero hay algo de inevitable oh la academia.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=cbcaKPp3nVw&feature=player_embedded

delivery post-crucifixión dijo...

Qué tema. Por una lado, és imposible prescindir de la "historia de la filosofía". Conozco muchos eruditos que se dedican a ciertos autores y lo hacen muy bien.

Por otra parte, si toda la vida solamente nos quedamos en el estudio de algunos autores no estamos generando grandes aportes a nuestro tiempo.

Esto me genera un dilema; hay que estudiar las "historia de la filosofía", pero sabiendo que luego es menester bajar los contenidos para pensar nuestra época.

Deleuze no solamente escribió muy bien sobre Nietzsche, sino que también lo hizo sobre Spinoza. A su vez, incursionó en Freud, Hume, Bergson y otros. Y escribió cosas muy copadas sobre los mismos.

Nietzsche vivió su época plagada por el derrumbe del "idealismo alemán". Por un lado, es menester entenderlo en ese contexto, por otro; supera el mismo y eso hace que este genial autor sea tan genialmente vigente.

Mi humilde conclusión es: cualquier autor es bueno si "sirve" para pensar (y obrar) según los desafíos de los tiempos que nos tocan vivir.

Obviamente que esto da para más...

Saludos!

R.P.

Ramiro dijo...

de lo que se de filosofia, me parece que la lectura de David Hume es bastante practica, es de la corriente que se llama "common sense" philosophy (sentido comun), y viene un poco a enfocar mejor el analisis filosofico para superar el problema que tuvo Descartes cuando arribo a un bloqueo de su pensamiento porque no podia probar afirmativamente la verdad de nada. A esto, la corriente escocesa encabezada por David Hume viene a decir "muchachos, si bien no podemos en este momento comprobar que nada sea cierto por medio del racionalismo logico, hay que seguir la vida" y le dio una vuelta de sentido comun.
Saludos,
Ramiro
PD: Nietzche me gusta de a ratos, me gustaria saber como abordo los problemas filosoficos mas candentes (vg. personalidad, como se accede al conocimiento, etc) si es que lo hizo.

fedetipito dijo...

wow

Qué lástima que haya que pasar por tanta, por demasiada "Historia de la Filosofía" para poder decir lo que dice Deleuze. Eso que dice de Nietzsche es increible. Y el alivio físico de la que hablás, también es increible; tus talleres hacen sentír esos alivios físocos.

Saludos

Anónimo dijo...

Me parece que el problema es más general. Siempre que se pretende estudiar algo con alguna seriedad (sea un problema filosófico o de ingeniería electrónica) parece saludable estudiar qué se dijo previamente al respecto. La filosofía, en este sentido, no tiene nada particular.
Sí lo tiene, en cambio, en el respeto a las autoridades. Pero se trata más bien de un efecto de la educación francesa (que reproduce la argentina) que de una característica del objeto de estudio.

Anónimo dijo...

que lindo! que buena onda! al final esta es la mejor epoca del mundo

Related Posts with Thumbnails