viernes, junio 12, 2009

Diagnóstico: futbolismo


¿Cuál es la función del deporte en la sociedad moderna? No “ejercitar el cuerpo”, sino impedir que las almas crezcan, evitar que las dificultades de hacerse una vida tengan espacio en la conciencia. Evitar los problemas que trae tener que pensar en otra cosa.

Dos hombres se encuentran en un ascensor, ¿de qué hablan? De fútbol. Dos hombres se encuentran a almorzar, son amigos, ¿de qué hablan? De fútbol. Tres hombres se reúnen para tomar una cerveza, eran compañeros del colegio, hace 4 años que no se ven, ¿de qué hablan? De fútbol. Un padre sale con su hijo a pasear, a caminar por el barrio, ¿de qué hablan? De fútbol.

¿Por qué muchos hombres se sienten más cómodos con sus amigos que con sus mujeres? Porque con ellos es más fácil hablar de fútbol. ¿Por qué muchos hombres no quieren hacer terapia? Porque no se puede hablar todo el tiempo de fútbol. ¿Por qué muchos hombres rechazan a los homosexuales? Porque a muchos homosexuales no les interesa el fútbol.

Tengo un amigo que me contó la siguiente anécdota. Sube a un taxi. El conductor le dice: “Bien Boca ayer, ¿no?” Mi amigo le dice, para evitar el tema, que lo harta: “Señor, soy gay”. El taxista responde: “Disculpe”. Es gracioso también por el hecho de que por ser gay es lógico que no le guste el fútbol, lo cual es por supuesto falso.

Después estos mismos apasionados por el fútbol se quejan de que el país no funciona, pero ¿quién se va a ocupar de hacer el país si tantos se la pasan hablando de deporte como si fuera la única cosa que existiera en sus vidas? No es que no haya nada más en sus vidas, seguro que lo hay, pero el deporte es el tema perfecto para poder hablar sin hablar en realidad de nada. Ni de lo que sienten, ni de lo que quieren, ni de sus problemas, ni de lo que les pasa, ni de lo que piensan. El deporte es el rey del diálogo, y todos los hombres que cultivan el tema son sus súbditos.

El fútbol es sensacional, a todos nos gusta. Pero de allí a que ocupe el lugar que ocupa en muchas mentes masculinas me parece que hay una distancia. La enfermedad existe, y se llama futbolismo.

40 comentarios:

goolian dijo...

clap clap clap

laura dijo...

me coparía ser re fana, loquita por un cuadro de fútbol, seguir los campeonatos, enojarme, discutir con vehemencia, leer la parte de deportes del diario, esperar novedades para el próximo campeonato. sabés las cosas que me evitaría de pensar. envidio a los hinchas de futbol.

Ramiro dijo...

no se si te interesa saberlo pero esto no es unico de Argentina, esta en EEUU tambien. En general hay 2 o 3 deportes que acaparan la atencion masculina en todo momento. Incluso aca hay radios que son deportivas solamente. Por ejemplo, esta la AM 1000 (ESPN), la AM 670 The Score en Chicago, y otras mas. Que son solo de deportes.
Ojo tambien que hay un virus nuevo que se llama la videojuego-mania, muy similar al futbolismo, y sirve para escaparle a la realidad...
Muy buen post...
Gracias
Ramiro

maldoror dijo...

El futbol es tema que anula la reflexión sobre la propia vida, pero ¿qué pensar de la política? de la política partidista cercana al poder. El compañero, el camarada, todos al verse hablan del líder (con nombre concreto en Venezuela), de las cosas que dijeron él o sus profetas en los medios oficiales, repitiendo las opiniones "...o muerte, etc". No sé si en Argentina se viva de ese modo loco, pero no sería de extrañar, porque hay cosas en que nos parecemos todos los paises de américa, algunas para bien, otras para mal y otras para peor, para el desastre, como las señaladas aquí.

maldoror dijo...

Por cierto, laura, disfrutaba tu blog, pero ya no pude entrar más a leerlo

Victor dijo...

A mi me encanta jugar al futbol y ver buen futbol. Entiendo al hincha de futbol. El futbolismo me enferma, coincido.

TicTac dijo...

Que se está sublimando con tanto fútbol..?

Desdeel3a dijo...

¿Será por eso que ya no me interesa tanto como antes?, y que para ir a la cancha pongo mil peros, cuando antes dejaba hasta el día de la madre para ir...

Me aburrió...o ¿En realidad me di cuenta que padecía tal enfermedad?...

igual con River hasta la muerte...ja

un abrazo...

Ricardo dijo...

Ale, totalmente de acuerdo. Creo que es el post con el que me he sentido más identificado.
Yo siento siempre pobre la relación entre hombres. Todo lo contrario de lo que sostiene el folclore... de que la veradera amistad es entre nosotros, error!

Puede ser buena porque no hablamos de cosas del sentir, de nuestras debilidades, de nuestras impotencias. Contrariamente a lo que muchos creen, especialmente mujeres, hemos sido postergados en la posibilidad de sentir, de expresarnos, de conectarnos con nuestro cuerpo, con nuestro placer ó bienestar.

Yo por eso tengo muchas amigas mujeres, que lejos de querlas coger como afirman muchos, la super valoro porque puedo relacionarme desde mi sensibilidad, desde mi sentir, y no hablar sólo de fútbol, mujeres ó autos, que también me encantan pero me dejan insatisfechos como ser humano.

Incluso he participado de talleres en Casa XI donde las mujeres han aprendido a cultivar este tipo de relaciones entre ellas. Nosotros estamos en 0. Tenemos mucho que aprender de ellas, y también, de rechazar cuando demandan machismo bajo formas muy sutiles.

Cuando quieras, empezamos talleres para hombres, donde empecemos a hablar de nuestra sensibilidad, de nuestro cuerpo, de nuestros deseos, de qué manera queremos relacionarnos entre nosotros y con las mujeres y la sociedad.

Más te diría, escribamos un "Hombre que corren con lobos", va ser una verdadera revolución social!

Abrazo

Tomas dijo...

Como dice Calamaro: la futboludez.

delivery post-crucifixión dijo...

El futbolismo mata al fútbol. Ni en pedo llevo a mis hijos a la cancha y prefiero que tengan diversas actividades. Trato de motivarlos también en otras expresiones corporales, con el tiempo eligirán.

Saludos!

R.P.

Anónimo dijo...

Hay gente que solo quiere interrelacionarse hablando de temas banales por un rato, y la mejor forma de hacerlo es donde el otro pueda participar en igual medida (el futbol es un ejemplo, aunque no el mío). Creo que casi todos tenemos cuestiones que nos apasionan, pero no podemos conversarlo con cualquiera, ni en cualquier momento.
Mi diagnóstico: gregarismo.
Saludos
Ma. Alejandra

Horneado dijo...

Rozichtner lo hizo otra vez: esclarecedor post. Estoy tentado de mostrarlo a todos los pibes del laburo, pero por ahora solo lo voy a charlar con mi vieja.
Es asi, por eso cuando me di cuenta que al hablar de fubol no ponia nada de mi, casi lo saque de mi vida. AHora me interesa simplemente jugarlo, y estar atento pero por las apuestas y el gran dt de clarin. nada mas.

Natanael dijo...

Que bueno que escribas sobre este tema.
Me da gracia cuando alguien dice: Le ganamo, le ganamo! Como si él también hubiera estado jugando. Lo unico que hizo fue sentarse a mirar el partido. Parece que se mete tanto dentro del futbol que se cree parte de él anulando su propia personalidad.
También es curioso que gran parte de los fanáticos del deporte sean paradógicamente barrigones y abandonados.
A mi nunca me gustó el futbol ni cuando era chico (aclaro que me gustan las mujeres), las discuciones sobre futbol son muy aburridas y me hacen perder la paciencia.
Será por eso que ya casi no tengo amigos.

Matías dijo...

Comparto lo que escribiste Alejandro.

Además aprovecho está oportunidad para felicitarte por la carta abierta por el voto al PRO.
Me sentí identificado con lo que vos pusiste, no solo en el porque hay que votar al PRO, sino en porque es importante la política.

Saludos!.

Maxi Galin dijo...

Esta vez me permito disentir.
Coincido en que algunos practican el futbolismo -buen término- pero qué tiene de malo si realmente es del interés de quienes lo hacen? Como todo, creo que pasa por el absolutismo que uno le aplique.

Amo el fútbol, me gusta verlo, charlarlo, desmenuzarlo, y también me encanta hablar de otros temas.

Ojo, entiendo que tuve que pasar por un período de repelerlo -post fanatismo adolescente- para luego entrar en este estado de aceptación. Es maravilloso que se tenga un tema en común fácil de sacar, es un entre, y después está en uno y el interlocutor que tengamos el poder cambiar de tema.

Es una IDENTIDAD el fútbol, Ale. En mi caso, un momento de unión tremendo con mi viejo, sabemos que cada finde que llega nos tomamos el momento de ir a la cancha, y eso no es sólo fútbol. Pensá que el partido dura 90 minutos, y la salida es casi el día entero. Gran espacio de charla, de la vida de cada uno, el fútbol pasa a otro plano.

Dios bendiga el balompié y a la muchachada que le gusta analizarlo!

Para ponerlo en términos que te competen, es como si alguien te limitara el poder hablar de Nietzsche cuando te pinta, lo amás, te saca el entusiasmo de adentro, y es un tema para dar pie a otros. Bueno, los futbolismistas con buena conciencia así lo entendemos, como un espacio común donde poder reposar y sacar a relucir otras cosas. Sabés que bueno está tener ese pretexto para entablar diálogo.

Y para concluir, si te metés en un estadio en la tribuna misma a observar, ayuda a comprender un poco más a esa masa de gente que se dicen pueblo, a ese amasijo de personas que mal no viene entender e interpretar para saber por donde van. Es un divertimento espectacular.

Maxi Galin dijo...

Perdón, pero seguí carburando.
Te agrego más, aportes del fútbol e ir a la cancha a la vida mesma:

1) Ayuda a saber tratar con las grandes masas. Se convierte en algo intuitivo saber para donde rajar cuando hay quilombo, reaccionar a tiempo, preveer lo que ocurrirá. Sentido común aplicado a la multitud.

2) Hablar e interpretar el fútbol es un arte también. Preguntale a Valdano si no supo hacer de eso una virtud, es filosofía misma. Después, como en todo, cada cual le aplica su calidad y capacidad de análisis. Es malo cuando, como la mayoría de los tacheros, es algo que determina tu ánimo (y lo digo tras haber visto con mi viejo, hace escasos minutos, perder a mi equipo 5-0. Quimporta?

3) Da la posibilidad de tener tema de conversación, por ejemplo, cuando le pedís al portero que venga a cambiarte el cuerito de la canilla. ¿Le vas a hablar de arte contemporáneo acaso?

4) Es un relajo mental, ante tanto planteo existencial que uno se hace. Cuando la pelotita empieza a rodar, el hombre se convierte en el animal más simple y llano que conozco. ¿Hiciste el ejercicio de ver las caras de las personas cuando están viendo un partido? Es la naturaleza animal expresándose, lo más monos que hay (sea en la cancha o en un bar, vale colgarse mirando eso y no el juego).

5) Y finalmente, es como si criticaras el arte callejero por ser ilegal. Es bonito, alcanza y sobra. Todo es arte, expresándose en forma popular. Quizás ese es el punto, lo popular, por como sos, no te va mucho. Pero no sabés lo lindo que es sentir la alegría general por un gol sobre la hora. Viva todo lo que le haga manifestar felicidad y alegría a la gente! Fuera de joda, deberias hacer la prueba de ir un día a la cancha, fumarte uno y observar. Me ofrezco para ser el partenaire, no te lo olvidás más. Es la Argentina, con sus cosas buenas y malas, sintetizada en en 50mil almas que vibran.

He dicho.

Superchic dijo...

por suerte no tengo alrededor mio tantos fanas del futbol.
serian muy monotemáticos.

Estela dijo...

a mi me encanta escuchar programas en la radio que hablan de futbol,:)
es un juego, los hombres me parece que se creen niños y les gusta el juego por eso hablan de futbol siempre y a mi me gusta escucharlos, me encanta, me enamora. ¿sera que estare por enloquecer?, no se. pensar por pensar es un embole,pensar y creer que uno es inteligente porque piensa es una tontera, pensar ¿qué es pensar? pensar pensamos todos y mas veces digo la palabra pensar mas se vuelve inconsistente, pensar en que se piensa, soñar en que se sueña.

Esteban Polcaro dijo...

Si.

Santiago Slaby dijo...

Lo de "soy gay" lo hice en una pizzería bien de barrio con mi viejo y mi hermano cuando tenía 14/15 años. Ellos casi se infartaron. Me putearon fuleramente. La respuesta del mozo en cuanto a correr el televisor para que yo no le de la espalda, fue idéntica a la del taxista.


Un abrazo,

Santiago-

Anónimo dijo...

Te gusta el futbo? No lo creo. Ser fana de futbol no es mejor ni peor que ser fana de terapias, psicoanalisis, de la ecologia, de la politica, etc. El problema no es el futbol ni otras actividades o pasiones, sino el fanatismo.
Saludos, Juan

gemeloscocteau dijo...

Tu hipotesis es que no se puede construir pais debido al excesivo fanatismo de los hombres por el futbol? El problema es que hay contraejemplos para dicha hipótesis: Inglaterra, por ejemplo. Un gran país con grandes fanáticos del soccer.

Ver al fútbol como "el" opio me parece un cliché a esta altura.
Hay opiaceos mas dañinos, hoy por hoy, que condenan u obstruyen un proyecto de país. Comenzando por los sujetos políticos que se lo disputan.

MAXIMOON dijo...

Hablar de fútbol a veces llena el vacío entre dos personas, otras veces tiende puentes de comunicación, otras veces violencia, motivos por los cuales discutir. Y si no la política. Y si no... Este es un país fútbolero, porque el fútbol además es estrategia, pero también negocio, es maña, es habilidad. Creo que exagerás un poco cuando decís que los hombres se sienten más cómodos con sus amigos porque con sus mujeres no pueden hablar de fútbol, creo que con sus amigos hablan más de las mujeres que de fútbol. Es un tema más, es discutir tácticas y estrategias. Otra cosa es lo que hacen los gobiernos, todavía recuerdo a Menem. Estaba la carpa docente frente al congreso y al mismo tiempo hubo un paro de los futbolistas porque no se solucionaba una situación contractual de dos jugadores. ¿No te acordás que el presidente los mandó llamar para ver cuál era el problema? A los docentes no les dio ni bola. Cristina usa como bandera de la nueva ley de radiodifusión el fútbol gratis para todos. ¿Y el gran DT? Ese juego parece ser el soma de nuestro tiempo ¿Entonces? Puede haber futbolismo, pero también hay musiquismo, librotismo, gatismo, vouyerismo,y la lista sigue. Incluso puedo afirmar que el porno en la internet le gana al futbolismo y es mucho más preocupante.

Pablo dijo...

Ale, vos te estás refiriendo al deporte practicados por otras personas.

No sabés lo bien que hace practicar deportes, especialmente de conjunto. Y si es amateur mejor!

A mí me repara el alma hacerlo, enseñarlo, "fundar" una actividad en un club, en un barrio , en una ciudad.

El deporte alimenta la autoconfianza, incrementa la competitividad, ayuda a desplegar potencialidades, sociabiliza espíritus solitarios, fortalece grupos desde el esfuerzo, etc. etc.

El futbolismo es parte del negocio, estoy de acuerdo.
Pero hacer deportes, en algún sentido, es como hacer música con el cuerpo.

Belleza!

Gracias por el post.

M dijo...

Muy bueno el post, y me pareció oportunisimo el comentario de Ricardo. Puede ser que el tema sea el futbol, pero para otros, si no es el futbol, es el jueguito de la play (y no te digo un teenager, te hablo de un treinta y algo), las ventajas del telefono nuevisimo ultima generación, el auto... Digo: el futbol es más universal, pero me da la impresión de que a los hombres, cuando quieren hablar de nada, no involucrarse de ninguna manera en la charla más que desde el fanatismo, encuentran tema enseguida. Tengo muchos amigos varones, con los cuales mantengo charlas "de final de la copa del mundo", pero sabés cuál es la diferencia? Tienen ganas de exponerse... que sea el futbol el camino de escape no habla mal del futbol, habla de la falta de compromiso y de evadir lo que pasa. Besos

Danolo dijo...

yo no vería como reemplazar mi sesión mensual de peluquería charlando de fulbo con mi peluquero Coco...

la peluquería es un muy buen lugar para disfrutar de estas cosas absolutamente banales, un ámbito para hojear la revista gente y charlar un rato de fútbol...

Santiago Javier dijo...

En una època bastante remota de mi vida, padecí de futbolismo. Por suerte crecí y me di cuenta que había cosas mucho mejores que mirar partidos por tv y ir a la cancha. Conozco gente que le gusta el fútbol, algunos hablan todo el día de eso, otros no, hay de todo..

A mi viejo le gusta el fútbol, ve partidos, de joven iba a la cancha, pero no tiene esta enfermedad porque le interesan muchas otras cosas aparte del fútbol.

Estoy de acuerdo con vos, esa gente que no hace terapìa y habla todo el día de fútbol algo está evitando...


Conozco un caso patologico: un amigo de otra etapa de mi vida, cuya familia entera es fanatica de huracan, ha llegado al extremo de no permitir el acceso a su casa, a nadie que tenga puesta la camiseta de San Lorenzo, su archi rival. Me acuerdo que cuando lo veía los fines de semana, si llegaba a preguntarle como había salido huracan, y había perdido, eso lo ponía muy mal... Su estado ánimico estaba o lo sige estando, no lo sé, no lo veo hace mucho, condicionado por el resultado de su equipo.... Fui compañero de él en primer de la secundario, me acuerdo que a veces salía antes porque tenía que irse a ver a huracan con su padre y hermanos..

Ximena Ianantuoni dijo...

hombres hablando de futol: qué embole total!, salgo corriendo para el lado contrario,

siendo jovencita una vez le pregunté a un muchacho "decime cuál es para vos una buena sensación", su respuesta fue: "un gol", no nos vimos nunca más

kejosé dijo...

En general, los argentinos, a lo único que nos comprometemos, es a ser hinchas de un club de fútbol. Lo seguimos en las buenas y en las malas y le damos más importancia que un voto matrimonial.

Hasta ahí. Vuelo cortito. Así nos va.

Anónimo dijo...

no Ale no estoy de acuerdo me parece que exageras los ejemplos para que tu teoria tenga sustento.
yo no creo que los hombres siempre estemos hablando de futbol.
yo creo que hay cierta clase de gente cuyo unico tema es el futbol pero porque tienen mierda en el bocho y son una minoria por suerte a la mayoria del resto nos gusta el futbol y lo disfrutamos como se disfrutan todas las cosas buenas de la vida.
Laura, no te hagas la intelectual cool que anhela ser un poco mas populachera, el fubtol o te gusta o no te gusta, pero no existe que desees que te guste para no pensar.

Bueno con toda la onda un abrazo a todos

Jorge Siutti

Natanael dijo...

No se dan cuenta lo anti erótico que es para las mujeres los tipos que se la pasan hablando de fulbito. Debe haber mas de uno que cuando se va a ver el fulbito la mujer aprovecha para estar con el vecino que siempre habla de cosas mas interesantes.

Anacrónico dijo...

¿quién se va a ocupar de hacer el país si tantos se la pasan HABLANDO DE DEPORTE como si fuera la única cosa que existiera en sus vidas? (las mayusculas son mias)...

Le pregunto lo mismo al escritor que le dedico un post al fútbol.

"No importa si la gente habla mal o bien de nosotros, lo importante es que se hable"...

PERRO dijo...

Lo que me da mucha "cosa rara" es que la mayoria de los que critican el futbol,a sus hacedores,a sus seguidores lo hacen con la idea de haber encontrado o resuelto los misterios del universo y en realidad solo se expresan un poquito mejor que carlos tevez,en algunos casos, y aun asi creen que son una raza superior.¿tilingos?

Anónimo dijo...

Interesante reflexión Alejandro. El fùtbol cansa cuando es un tema obligado, y se deja disfrutar cuando se toma como un vino, observando los detalles, las pasiones y los buenos partidos y jugadores. Cuando es un tema obligado cansa, creo que todas las sociedades tienen un tema tapón, como el futbol en argentina. Justo escribí algo del fútbol en mi blog:
www.aguafuertesbostonianas.blogspot.com
J.S.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Lo que yo me pregunto -entre otras cosas, claro- es de que tema banal hablaba la gente cuando el fútbol no existía.

Y miren que la humanidad tuvo mucho más tiempo sin fútbol que con fútbol!

Hablarían de la existencia? De los astros del cielo? De la divinidad? Del poder? Hablarían de la guerra?

Me inclino a pensar que esta última hipótesis, la de narrar historias, hazañas, y anécdotas de guerra, ocupaba buena parte del imaginario antiguo.

No sólo eso: Tampoco tenemos muchas noticias de que la gente practicara demasiados deportes en aquella época. Basicamente, los hombres se preparaban... si, para la guerra!

Me inclino a pensar, por ende (aunque obviamente podría estar equivocado), que la irrupción de los deportes en la vida social -y en la imaginación- de la gente, que se vivió en el siglo XX, no necesariamente es una mala noticia.

Es posible, en efecto, que los deportes hayan venido a ocupar el lugar que la violencia ocupaba en el alma de mucha gente, sobre todo hombres, y hayan servido para "canalizar" toda esa "energía" (por llamarla de alguna manera) en algo menos nocivo que la destrucción mutua.

La masificación (y estupidización) que producen los medios masivos de comunicación -otra novedad del siglo XX- no es culpa del deporte, sino en todo caso, de la propia televisión. Si no fuera fútbol, hablaríamos de cualquier otra cosa que nos propusiera la televisión, pero que hablaríamos pavadas, hablaríamos pavadas.

En lugar de centrar nuestra atención en el fútbolismo -y aún cuando coincido en lo vacía que se encuentra una persona que sólo sabe hablar de fútbol-, me parece que nuestro foco debería orientarse más a la televisión, fenómeno realmente increible, cuyo monumental impacto en la vida del hombre, todavía no hemos terminado de asimilar ni de comprender.

Finalmente, a aquellos vivillos que me retruquen que el deporte no "canalizó" en verdad ninguna violencia, ya que durante el siglo XX tuvimos las guerras mundiales, les retruco yo que una cosa no tiene nada que ver con la otra. La violencia inaudita que se vivió en la primera y en la segunda guerra mundial, obedeció al salto tecnológico que el hombre había realizado cuando éstas comenzaron. Si pusiéramos esos mismos armamentos en manos de los hunos, los hititas, los persas, los cartagineses, o los romanos, probablemente se hubieran aniquilado en una forma mucho peor a la que conocimos.

S.E.U.O.

Lic.

Posdata para Ximena: Cuando conviertas un gol en cancha grande, de once contra once, restando pocos pocos minutos para concluir un match importante, podrás entender lo que quiso decirte aquel muchacho. Además, no te quejes: si te hubiera hablado de filosofía, quizás no lo hubieras conocido nunca a don Rozitchner!

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Luego de esta perorata, un poco de auto-marketing gratuito: Con el permiso del propietario, anuncio por este medio a mis discípulos y fanáticos, que luego de nueve meses de silencio en mi blog, en el día de la fecha, he vuelto a postear.

Fernando dijo...

reconozco que no soy muy afecto al futbol, mas que nada porque de chico fui un queso y siempre me elegian anteultimo cuando habia pan y queso.

pero me hiciste acordar de un dia en la primaria, habia llevado una revista de asterix al cole, venia recopado con la historieta y entusiasmado se la mostre a un compañero mio; vio en la tapa a obelix y me pregunto: y ese? es hincha de racing?

Federico dijo...

el futbol es el más importante de entre lo temas de conversación no-importantes. y por mucho.

Anónimo dijo...

demasiado pesimista y extremista,
cualquiera, aparte pareciera que pensar es un sufrimiento para algunos que escriben por aqui y tambien todo un merito, muy soberbio, o mejor dicho falso soberbio, el soberbio se la cree y me gusta esa gente, el que se hace el soberbio me parece un boludo.

Angel

Related Posts with Thumbnails