martes, junio 30, 2009

Renovar filosofía: más allá de la inadecuada idea del "rigor"


Hay que renovar la idea de la filosofía. Hay que renombrar la materia y también la carrera. Deberían llamarse simplemente “Pensamiento”. O “Pensamiento Activo”, o “Pensamiento Poderoso". Sí, la tradición puede ser un incentivo, como muchas otras cosas. Suele por el contrario ser más bien un mecanismo para asegurar la esterilidad del pensamiento.

El mundo cambia y mucho. El país está en crisis. Los chicos necesitan la ayuda, el recurso del pensamiento. Aferrarnos al mortuorio rigor y a los valores absurdos de la filosofía tradicional es no querer pensar, preferir la emoción del vacío antes que la positiva dificultad del crecimiento. Es preferir simular que pensamos a pensar de verdad. Pensar de verdad no tiene que ver con la función racional ni con el rigor, tiene que ver con querer vivir y con querer ayudar a vivir. El pensamiento no está para papar moscas conceptuales, está para afirmar la vida posible, para expresar y elaborar contenidos, valores, perspectivas, planes, ideas, que hagan que nuestra experiencia de ser personas vivas florezca.

La filosofía no es la historia de la filosofía. La filosofía no es la racionalidad aplicada por encima de la vivencia de la realidad. La filosofía no es opuesta a la autoayuda. No hay que estar pendiente de qué es filosofía y qué no, el cuadro correcto para las clases es: tenemos el recurso de pensar y tenemos un grupo de adolescentes necesitados de ese recurso. No importan Platón, Aristóteles, Kant ni Hegel, importa la realidad, importa nuestras ganas de hacer cosas, importan los chicos que están todo el día pensando y necesitan desplegar ese pensamiento. Sirven todos los recursos. Si querés usar a Platón usá a Platón, si querés usar a Bucay usá a Bucay, si querés hacerlos escribir hacelos escribir.

Que tu pensamiento fluya y se anime a convocar al pensamiento de los demás. Estamos a cargo, si la clase fracasa es nuestra responsabilidad, no del gobierno ni de una supuesta estupidez ambiente. El profesor de filosofía inventa o se pudre. Es una buena coyuntura, tener que crear o crear. No hay tiempo ni excusa para ponerse esterilmente rigurosos, tratemos de limitar la depresión de la que suele nacer nuestro interés por la filosofía y demos vuelta nuestra historia: que nuestra patología se vuelva capacidad de querer y de hacer.

18 comentarios:

goolian dijo...

siempre pensé que un buen enfoque es;

a) primero enseñar a pensar relacionándolo con la experiencia cotidiana. Se puede hablar de problemática infantil o adolescente, o de realidad cotidiana. Pero se debe enfatizar la reflexión. También puede en esta etapa combatirse el anumerismo o ignorancia matemática.
b) luego empezar a plantear preguntas ya no tan cotidianas sino más abstractas como por ejemplo "porqué hay algo y no nada ?" o "qué es el tiempo?".
c) Luego comenzar a explorar la historia de la filosofía. Después de todo, antes de nosotros mucha gente muy inteligente pensó mucho.
d) Por último volver al punto a) y repensar la problemática cotidiana desde la doble perspectiva de la relfexión propia y de la lectura de los filósofos anteriores.

delivery post-crucifixión dijo...

Todo depende en el nivel en que se esté.

Hace ya varios años me tocó un grupo de alumnos de quinto año. El Colegio los había defraudado y estaban en una onda totalmente apática. Al margen del bolonqui que hacían, por momentos se mostraban agresivos.

Empezé a dar las clases hablando de los presocráticos..., di 3 o 4 clases y casi salen corriendo (sin previos insultos, claro).

A la quinta clase les dije; "Ahora para la próxima me leen la alegoría de la caverna" ya que les tomo prueba y la nota va para el boletín.

Les tomé examen y rindieron casi todos horrible. Estaban a las puteadas. Me decían que no les pusiera esa nota. Les dije; ok, la semana que viene en lugar de un escrito lo charlamos en clase.

Les pasé "The Matrix" (que recién había salido en video) y la captaron enseguida.

A partir de ahí charlamos sobre la peli, dieron otros examenes bastante más pasables.

Empezamos a ver pelis y leer cosas sueltas de autores que les gustaran (inclusive poetas).

Sin ser una maravilla, el grupo mejoró mucho y aprobaron todos. Lo más importante para mí fue que quedaron entusiasmados.

Saludos!

Ramiro dijo...

me parece que igual hay que entender las diferentes corrientes del pensamiento, es imprescindible eso. Muchos de los problemas filosoficos de la antiguedad siguen sin resolverse. Quizas lo que satisfaceria tu propuesta es una carrera en filosofia aplicada, desarrollo personal, o algo por el estilo, que tambien tiene su lugar, pero el pensamiento filosofico es por definicion riguroso.
Saludos
Ramiro

Mahnuel dijo...

Soy de los que no creen que el pueblo nunca se equivoca. Esta vez el pueblo se equivoco. Lo que ha sucedido es el suicidio mas grande una comunidad desde la masacra de Guyana. (perdón por el arcaísmo "pueblo....")

Anónimo dijo...

Visiòn y cretividad constante.
Tomàndolas como una disciplina diaria, como hacer abdominales (jeje...los que los hagan) para no creer que todo està hecho y la realidad es èsta (cual?).
La realidad es una semilla que està adentro nuestro y tenemos que descubrir, regarla, creer realmnte que somos minidioses de nuestro miniuniverso y divertirnos creando, modificando..
Ni Kant, ni Aristòteles ni Nietzsche estaban en nuestro momento.
"No hay otro tiempo que el que nos ha tocao" (J.M. Serrat).

Anònimo Juan

Juan Pablo Martínez dijo...

Nietzsche decía "hacer filosofía a martillazos"; yo creo que la filosofía debe ser como un martillo. Estudié un cacho de filosofía en la universidad, y también leí, tal vez lo suficiente como para opinar. Mi opinión es que la filosofía debería enseñarse sin nombres propios y sin fechas. Lo propuse hace unos años, de manera intrascendente. Si despojamos a la filosofía de nombres y fechas, nos quedan perspectivas ante los problemas y maneras de enfrentarlos, y unas cuantas veces también de resolverlos. Así como el martillo aumenta las capacidades físicas del ser humano, las herramientas de la filosofía aumentan la capacidad intelectual/emotiva/creativa del ser humano.

La filosofía despojada de nombres y fechas se parece mucho a la matemática: procesos, conceptos, estructuras de pensamiento. La filosofía como se enseña hoy se parece a querer enseñar a sumar y restar empezando por Pitágoras y siguiendo cronológicamente: no sirve cuando uno quiere hacer unas cuentas. La filosofía parece ajena y aburrida de la misma manera en que nos parecería ajena y aburrida la enseñanza cronológica de la matemática; no le encontraríamos utilidad. Está bien que haya gente que estudie la historia de la matemática o la historia de la filosofía, pero la historia de la matemática no es matemática, y la historia de la filosofía no es filosofía.

Desde mi experiencia puedo decir que el uso instrumental (esta perspectiva "herramientista") de la filosofía me resultó muy útil.

No entendí muy bien lo de Mahnuel. ¿Pertenece a otro post?

Saludos al Sr. Goolian, que leyó a Hofstadter, y a quien no le respondí oportunamente para continuar el tema.

Marcelo dijo...

off topic:

rochisner, encontré una nota tuya en crítica, diciendo q sos marihuanero.. jejje.. no sabía esa faceta suya... me sorprendió.
Lo de rockero ya se sabía.

Abrazo y Saludos! :)

pd: ahora confirmo q una de las reflexiones q hizo gabriela en el detalle tenían tu influencia. Te digo, por el modo de expresarse. Era muy similar.

Anónimo dijo...

saber = saber hacer + saber ser

mariano dijo...

Alejandro, muy acertada tu reflexión. Pensar no ha de consistir en asimilar antiguas tradiciones con el suficiente rigor de volverlas verdaderas. Pensar implica desarticular el flujo de sensaciones que impactan sobre uno a cada instante a fin de establecer alternativas válidas de movimiento nuevo. Pensar desde la crisis, desde el corrimiento y desplazamiento que supone tal instancia [crisis] como momento 0 de suspención de la creencia, de pensamiento sin certezas que evidencia una grieta, una apertura a la multiplicidad de planos sobre los que asentamos la realidad (propio-perosnal) Fijate qué interesante paralelismo se traza con cierto pensamiento de oriente (Krishnamurti) que liga esta idea con el concepto de meditación conciente, perceptiva, creativa. "Acallar la mente" no sugiere dejar de producir pensamiento. Supone, en cambio, paralizar el mecanismo racional de pensamiento por conceptos, para ofrecer un acercamiento libre de pre-juicios, de categorizaciones, de imposición. La revolución debe ser radical. La filosofía y la forma que ha asumido el pensamiento academicista actual exigen tal reconstitución. Lo exigen también el arte, y muchos de los planos que conforman el acontecer actual.

fedetipito dijo...

Estas cada día más perfecto, lo decís cada vez con mejor claridad. ¡Me encantó!
Saludos

Mahnuel dijo...

J.P.martinez: Me refería al triunfo de los amigos de Rozichner y los tuyos.

Juan dijo...

Creo que es lo más sincero que te leí en el blog, y debe ser porque no está condicionado por intereses partidarios. O precisamente porque lo está completamente!... Sin duda hay que renovar la carrera, creo que mi gran decepción en filo fué cuando descubrí que mucha gente le dedicó y le dedica su vida entera a resolver el problema de las vias del conociemiento de parménides. Completamente absurdo cuando delante hay un pais por hacer. REalmente absurdo. Por eso dejé filososfía, aparte de que wittgenstein me convenció que diah nomenclatura no es nada más que un enredo del lenguaje y sus problemas castillos en el aire. Bien alejandro, algo rescatable tenés más allá de tu gorilismo king kinoesco, tu identificación racial con el PRO y tu mercenarismo filosófico. Brindo por i y por tu camino a la redención. Fuego eterno, a macri, michetti francisco y a la clase media de este pais, que es ni más ni menos que un mono con una navaja enorme.

mauricio rey dijo...

Alejandro,la suta es una propuesta interesante.Generalmente las clases son solemnes,aunque no dejan de existir esos profesores que nos incitan a pensar.

Mauric10

Juan Pablo Martínez dijo...

Discúlpeme, Mahnuel. No es mala onda; en serio no entiendo. ¿Habla de las elecciones? Yo estaba tratando de enganchar lo que dice del pueblo, sus errores, Guyana, con el tema de la filosofía. Probablemente por eso me perdí. Pregunté con inocencia porque no entendía, porque pensé que el comentario pertenecería a otro post. Más allá, trate de evitar los prejuicios y los ataques, porque usted no me conoce, porque si me conociera sabría que no tengo amigos, por cuanto es poco probable que sean los mismos que los de Alejandro o que hayan triunfado en algo. Respetuosamente lo digo, tratando de mejorar el diálogo.

Mikeito dijo...

Se puede ser un obtuso pensador, justificando cualquier política en función de un sueldo y decirse filósofo cuando en realidad se es un bajador de slogans..? Si, claro que se puede. Mirate. Este lo vas a borrar, pero primero lo vas a leer.
Saludos a lo que queda de tu conciencia.

Tom dijo...

¿Yo me pregunto qué tiene que ver el post con la cantidad de "insultos" al macrismo? Cada uno se defiende solo, claro está, pero no entiendo, sinceramente. La propuesta es otra, ni de derecha, ni de izquierda, ni nada. Casi como que no nos animamos a discutir en serio. Sin banderas. Es insólito. Un abrazo

chavnnel dijo...

no se si me perdi algo...? pero no hablamos de filosofia? o se trata de filosofia de la politica?

Patus dijo...

La propuesta de Alejandro es la más adecuada para enseñar filosofía o física, pero es mucho más trabajo para el docente, implica cierto conocimiento personal y amor por lo que hace. ¿Cómo generalizas eso? ¿Cómo compite esa postura, con estar 40 minutos recitando algún libro o haciéndolos copiar un texto?

Related Posts with Thumbnails