domingo, junio 28, 2009

Retomando el tema de la mujer


Simplemente quería recordar un par de citas de Nietzsche en el capítulo llamado “De las mujeres viejas y jóvenes”.

a. Todo en la mujer es un enigma y tiene una única solución: se llama embarazo.

La reacción de ciertas mujeres a esta frase es: yo soy mucho más que una máquina para tener hijos. ¿Alguien dijo lo contrario? Pero lo que ellas quieren decir es que no todo se resuelve en ellas con la maternidad, que el enigma que son no tiene esa única solución, es decir, que la maternidad no es un hecho tan central en sus vidas. Importante, sí, pero no central. Sin embargo, una observación biológica, fisiológica, debe dar cuenta del hecho de que todos los meses su cuerpo se prepara para ser fecundado, de una manera especial, lenta, profunda (en comparación con el cuerpo del hombre) y que ese proceso determina una forma de vivir el sexo, el amor, y la vida en general. Ninguna mujer puede hacerse la que no se entera de que su cuerpo le pide a gritos hijo, hijo, hijo, hijo, por más que por supuesto, además, pueda ser gerenta o escritora de grandes novelas.

b. La felicidad del hombre dice “yo quiero”, la felicidad de la mujer dice “él quiere”.

Otra frase destinada a despertar irritación en las mujeres modernas. ¿Cómo se justifica? Lo que la mujer quiere es encontrar un hombre que quiera, que quiera algo, que tenga un sentido para vivir, un sentido que a ella le guste y que sea lo suficientemente fuerte como para estructurar una vida en torno suyo. Buscando el nido en el cual tener el hijo que ella quiere (no con cualquiera ni de cualquier manera) el querer del hombre, definido y fuerte, es lo que le da a ella felicidad. Ese querer masculino, además, debe dirigirse hacia ella, quererla a ella, y ser fuerte para no decaer.

c. “Mira, justo ahora se ha vuelto perfecto el mundo”: así habla la mujer cuando obedece desde la plenitud de su amor.

Parecida a la frase anterior: la perfección del mundo para la mujer, según esta frase de Nietzsche, estar enamorada. Desde ese amor de un hombre que la quiere y le aporta un orden a su existencia (completa el orden que su cuerpo le pide) ella puede encontrar la perfección de todo. Irrita la palabra “obedecer”. Yo diría simplemente que la mujer enamorada se pliega a algunas cosas de la visión del hombre, como una forma de hacer más redondo ese mundo en la que se siente cobijada y busca dar a luz.

Lo último que quiero recordar, como para atenuar estas visiones, es que para este autor el amor es una guerra y que esa guerra la gana el sexo más fuerte, la mujer. Dicho esto, ¿cabe la posibilidad de llamarlo machista?

14 comentarios:

Julián Rodriguez Orihuela dijo...

Por mucha hermenéutica que le quieras aplicar, Nietzsche era un misógino...

Igual, todo bien, sus frases machistas son hasta casi divertidas, y concuerdan con las actitudes de muchas mujeres.

Pero bueno, a los poetas hay que juzgarlos por sus mejores versos, y en el caso de Nietzsche, creo que no son estos.

No mires sin ver dijo...

"Todo en la mujer es un enigma y tiene una única solución: se llama embarazo".

creo que tiene mucho que ver con lo que pensaba Freud, Lacan, la salida del edipo de la mujer termina con la maternidad...(a grandes rasgos y "brutalmente" explicado)...


y no lo veo machista, va no sé, será que me encantá Nietzsche...y creo que algunas ideas las justifica muy bien..

saludos
Andrea

Ricardo dijo...

Estas cosas que dice Niet son buenísimas, pero acá la escribiste con mucha precaución... muy atento a que las mujeres no la tomen a mal, cuando ellas y nosotros sabemos perfectamente que además de tener hijos, pueden ser presidentas y pagarnos el sueldo a vos y a mí...

Ok, tenés otra oportunidad, ahora decí cómo resuelve el hombre que el enigma de la mujer se resuelva con la maternidad...

Anónimo dijo...

Mucho de verdad...aunque mucho de pedo mental.
Nietszche, el tipo que me pateò el cràneo a los 22-23 años, tenìa un escalpelo, un hacha y una escopeta con Brenneke en lugar de pluma.
A veces usaba uno u otro.
De cualquier manera, sus idas "al carajo", tenìan fundamentos de hormigòn, ò al menos eran catapultadas de tal manera que te las pensabas dos veces. Mientras tanto, querìas patear a todo el mundo.
Es tan al caracù, que resulta siempre contundente y te hace pensar.
De algùn moco, chiflado, misògino o nò, era un superhombre del pensamiento.
Para mì un revoluconario, al menos en un mundo creado a su medida, donde èl era protagonista y juez.
Nietszche, ùnico.
"Dì tu palabra y ròmpete".

Saludos y a votar bien

Anònimo Juan

Juan dijo...

Siento que a algunas mujeres les molesta ser "una maquina de hacer hijos". Incluso hablan de la sexualidad como si fueran hombres; un tanto falsas. Viste que hay mujeres que no le dan la teta a sus hijos por una cuestión estetica? Absurdo total.

delivery post-crucifixión dijo...

Muy bien Ale. Muy frontal, pero aclarando conceptos para que las mujeres no lo malinterpreten.

Nietzsche; "camino y demora", un pensador que desafía en muchos aspectos a nuestra época.

Saludos!

R.P.

ALtazor dijo...

¿Vas a condenar el golpe de Estado en Honduras?. Digo...como es Domingo...igual lo haces el Lunes o igual no...

Jole dijo...

GGGGOOOOOOOOOOOOOOOOOOLLLLL!!!! Vamos caraaaajooo... la concha de tu hermaaannaaa!!!! GOOOOOOLLLLLLLLLLLL vaaamoooooooooooo

Jime dijo...

cuando dice estas cosas -sobre todo por el modo que tiene- diría que al menos, no es un no machista

la mujer no es un enigma, ese es un mito!,

si bien es cierto que tiene un periodo fértil mas acotado que el hombre, y a partir de allí se hacen mil interpretaciones, lindo sería saber cómo serían esas interpretaciones si no existiera esa limitación

la "necesidad de procreación" es inherente a todos los seres humanos, eso dicen algunos investigadores del paleocerebro

no es excluyente tener hijos, enamorarse y/o vivir enamorado... para vivir, muchas mujeres en la historia han encontrado distintos formatos, posiblemente menos ortodoxos, pero parece ser que no por eso, se han sentido menos felices o realizadas

Mai dijo...

Sobre todo "el punto b)" me parece muy cierto, (MUY CIERTO!!!), claro que se relaciona con los otros dos, pero me parece el que mejor explica que las mujeres DESEAMOS A LOS HOMBRES, no sólo al "embarazo" en el sentido más amplio del término.
Creo que a las mujeres nos molesta si los hombres nos ponen en un lugar de acusadas, señalándonos con el dedo porque (sólo en teoría) "no deseamos a un hombre, sino a lo que él nos brinda como medio".
Se entiende...?

Mai dijo...

Dos cosas más:
1) Estoy de acuerdo y me parece muy bueno el comentario de Andrea en relación a que la salida del Edipo termina con la maternidad, pues allí nos corremos del centro/hija; y
2) Leyendo el de Ricardo, pienso que los hombres no tienen nada que resolver, porque no veo a la solución del enigma femenino como un problema para ellos, sino más bien como una cuestión de la naturaleza de la mujer y de su posibilidad de relacionarse con ellos. Digo, no creo que sea una amenaza...

SANDRA dijo...

Hola Ale, recien llego del bunker de Costa Salguero, y estoy refeliz,GANAMOS!!!!!!!!!!!!!!!,ayer comenzo una nueva Argentina el PRO es presente y un gran futuro.MAURICIO PRESIDENTE 2011.(perdon comentario recolgado, para el tema, pero algo tiene que ver soy una mujer feliz y no tengo hijos)

Laura dijo...

Nietzsche es grandioso y también misógino, menos con Lou Salomé y mujeres del estilo.

Anónimo dijo...

Sería interesante recordar que seguimos siendo mujeres cuando ya el cuerpo no pide a gritos "hijo" cada mes, cuando diste la teta varios años si tuviste varios hijos, etc,etc....qué dice niet al respecto, o luego de ese período ya no cuenta? fantasmas de la misoginia que están muy presentes!!!
sonia

Related Posts with Thumbnails