sábado, junio 27, 2009

Formaciones fisiológicas involuntarias


Hay cuatro hechos fisiológicos que tienen una especie de raíz comun, que son bastante llamativos y que merecen ser observados. Me refiero al bostezo, al estornudo, al escalofrio y al orgasmo.

Los cuatro son involuntarios, si bien pueden ser inducidos. Los cuatro son como una puerta del cuerpo, una bisagra, un movimiento de relojería interno, un proceso con etapas, un círculo de la sensibilidad.

Me dí cuenta porque se dice que el estornudo es lo más parecido al orgasmo. Como un orgasmo de la nariz. Se ve venir, se desata y sacude a todo el cuerpo.

El escalofrío es más poético, una especie de energía eléctrica que pasa en un segundo por toda la piel. ¿Será un ajuste de voltajes internos, un reseteo micromolecular de la percepción voltaica?

Es gracioso ver que también otros animales tienen bostezo, escalofrío y estornudo. Los perros, los gatos, pero también si uno va al zoológico otros animales mayores.

En relación con los orgasmos de los otros animales, un amigo biólogo me dijo una vez que las únicas hembras que tenían orgasmo eran las hembras humanas, las mujeres, lo que si es cierto plantea una superioridad de la mujer abismal en el reino natural. Cosa que ya sabíamos.

3 comentarios:

Esteban Polcaro dijo...

Mi perra cuando estaba en celo se dejaba oler el traste por el perro de enfrente hasta que se escapó un dia y en la esquina los agarré a los dos con una cara de ORGASMO o DELEITE MAYUSCULO...

Marcos Gaser dijo...

No estoy de acuerdo con la aseveración de que los animales mayores estornudan sólo si vas al zoológico. Sospecho que auqnue no vayas a visitarlos, estornudan igual.

Anónimo dijo...

en el orgasmo y en la carcajada, se unen los dos hemisferios cerebrales

Related Posts with Thumbnails