lunes, junio 29, 2009

Diccionario: Envidia

Envidia: emoción que corroe a la personalidad, que expresa el ardiente deseo de ser o tener algo que otro es o tiene, y que nos transforma en espectadores involuntarios de la supuesta fiesta ajena, sumergiéndonos en una especie de pasividad que agrava aun más la situación, retroalimentando la sensación de que uno no es como debería o podría ser; sentimiento venenoso, cuya versión sana es de dudosa existencia, dependiente de un excesivo apego a ver las cosas desde afuera, permitiendo hacer una comparación en verdad imposible entre las vidas distintas de las personas también distintas; deseo expresado en forma atravesada e ineficaz, que apela a la referencia resentida a la buena situación de otro, que desactiva las capacidades propias y empantana la necesaria fluidez de los sentimientos, de manera que en vez de dedicarse uno a la construcción de lo propio cae en la variable de intentar obtener lo que otro ha obtenido; emoción natural, presente en todos en grado diverso, que asusta por lo miserable, y preocupa por lo angustiante, que se supera también naturalmente en la medida en que uno despliega su propia vida, sus necesidades y sus caminos de logro.


La obra es de Noah Serrano.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace unos años, escuché a decir a alguien que la envidia, vista de un modo positivo, es un valor imprescindible para el fortalecimiento del capitalismo y el crecimiento económico individual. En su momento me pareció una idea bastante polémica pero interesante.

Saludos
Dani L.

Mare dijo...

Acompañado con esa imágen queda genial, la envidia te vuelve cualquier cosa, menos lo que querías ser!

Jean Pierre Frederick dijo...

La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual.

Soy egoísta con mis envidias, no las cuento.


Jean Pierre Frederick

Anónimo dijo...

http://www.eumed.net/cursecon/4/envi-cari.htm
vea que interesante.besos.Jorge.

Florencia dijo...

Está bueno lo que decís del apego excesivo de ver las cosas desde afuera y lo de la "supuesta" fiesta ajena, porque cuando uno envidia, envidia algo que el otro tiene, pero también habría que pensar en los precios que el otro pagó, el camino que tuvo que recorrer, para tener lo que tiene o ser lo que es. El que envidia me parece que quiere regalado lo que otro consiguió con esfuerzo o con dedicación.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=cbcaKPp3nVw&feature=player_embedded

Anónimo dijo...

Por suerte al que es muy envidioso se le distingue facilmente.
Nunca se lo ve contento. El envidioso es incapaz de ser feliz, todo lo que transmite es gris, todo es crítica, desaliento, descalificación y echar culpa a los de afuera. El envidioso es amargo y quiere beneficiarse y ganar a costa de manipular, descalificar, burlar y maltratar a los demás. Hace mucho daño. Se siente poca cosa y tiene razón porque lo es.
Y ahora que perdió, que es lo que va a hacer ????????

Sibila dijo...

eso de deseo expresado en forma atravesada e ineficaz.......QUE ENVIDIA como se expresa este barrrrrbaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!

Betty 49 dijo...

Sentí 2 veces en forma clara envidia y me hizo mal. Es horrible. Te transforma en un ser rabioso y resentido. Apelé a todo mi arsenal de recursos y aprendizajes para salir rápidamente de esa situación, pero fue como si me hubiesen dado una paliza y me costó recuperarme.
No hay nada mejor que amarse a uno mismo como es y reconocer que lo que tenemos es lo que elegimos. Si no nos gusta estamos a tiempo para cambiar.
Saludos

May dijo...

Dentro de mis conceptos la envidia no es una sentimiento bueno . Querer ser como otro o tener lo que tiene el otro.....es no tener vida propia. Por lo tanto la vida de un envidioso es una vida que lleva a la frustración. Al no estar focalizado en sus verdaderas necesidades y metas se ve mpedido llegar con exito a sus logros. May B.

Ramiro dijo...

el que envidia evidencia que esta perdiendo en el juego de la vida.

el que envidia no esta aprendiendo nada como para mejorar.

por lo tanto, me parece que el que envidia necesita ayuda.

Ramiro

Lorena dijo...

Ya lo creo que el que envidia necesita ayuda; pero es terriblemente difícil que la pida porque eso implica hacerse cargo de sí mismo, y es lo que justamente no quiere/puede. El envidioso elige cursar sus frustraciones y anhelos a través de los otros. Es un sentimiento complicado, improductivo y demoledor, que en general viene acompañado de obstinación. En combo explosivo para el que siente envidia, para el envidiado y para aquellos que el envidioso busca tener de aliados y que en general no son muy concientes del lugar donde están siendo llevados a través de esa ferocidad.

Fernando Hunth dijo...

Segun Bierce:
Emulacion adaptada a la capacidad mas ruin

chavnnel dijo...

LA ENVIDIA ES EL REFLEJO DE LA INSEGURIDAD DE QUIEN LA PADECE.

Related Posts with Thumbnails