martes, octubre 07, 2008

Fiaca

La fiaca no es en realidad fiaca. Esa pereza es una forma de salvarse de un obstáculo, de algo que no queremos enfrentar. No nos decimos: no quiero o no puedo hacer eso, nos decimos no tengo ganas, tengo fiaca, dejame de joder. La fiaca es una coartada salvadora para no meternos en zonas que nos traerían problemas. Muchas veces, si comenzamos a hacer lo que tanta fiaca nos daba, resultamos entusiasmados y metidos en el asunto. Suele pasar que el temor sobredimensiona el obstáculo.

No, mejor no.

Después, en una de esas.

Esperá que acomodo mejor los almohadones.

4 comentarios:

Sophie dijo...

Y si, suena mejor decir tengo fiaca que decir: soy perezoso. ;-)

Dionisio Onfray dijo...

¿Hay parentezco entre fiaca y ocio?
Fiaca remite a desgano cobarde. Ocio suena más como un paréntesis entre etapas activas.
A mí el ocio me encanta.

Anónimo dijo...

¡¡BUENÍSIMO!!
mamisaurius

Geo dijo...

ese temor del que hablas tambien tiene que ver con una idea que la fiaca u el ocio, visto como pereza, tiene una carga muy fuerte en un contexto religioso y capitalista. Si no tenes ganas de hacer algo no lo haces y punto, cada cosa tiene su momento y su lugar, y si no se lo pudiste crear, entre el ocio y la fiaca se toma impulso para ello. te fumas un pucho te bajas un fernando, miras una peli, o pensas o haces la nada misma. Talvez hacerce cargo que no queres hacer un joraca es mas sano que cuestionar tanto el ocio o la fiaca o la pereza, y la creatividad o las energias vienen solitas o no.

Related Posts with Thumbnails