jueves, junio 04, 2009

Dalí escritor 2


Cada mañana, al despertarme, experimento un placer supremo del que hasta hoy no me he dado del todo cuenta: el de ser Salvador Dalí, y me pregunto, maravillado, qué cosa maravillosa le reserva el día a Salvador Dalí. Y se me hace siempre más difícil comprender cómo los demás pueden vivir sin ser Gala o Salvador Dalí.

El genio, que ha sido y es motivo de todo tipo de preguntas (¿cómo se da o se produce un genio, de qué depende, de dónde viene, para qué sirve?) tiene que ver con una capacidad de ser y de auto afirmación especial. No se trata de buscar un método que a uno lo transforme en genio, genio se es o no se es. El genio es un sujeto especial, capaz de lograr de manera natural cosas que nadie más es capaz.

Muchos genios son perfectamente conscientes de su rol, de su capacidad especial, de su carácter superlativo. En esta cita Dalí se muestra como un genio completamente autoconsciente, que comienza el día orientándose a partir de un extraordinario gozo de ser quién es.

Desde nuestra moral semejante disfrute de ser uno mismo no es algo bueno. Corresponde mucho más adoptar una posición humilde y decirse poca cosa. La exaltación que Dalí se daba como una droga era un estimulante de su genio, una posición en la que se colocaba (como unos zapatos apretados) para luego poder trabajar su visión durante el día. Lo que no quiere decir que todo el que se exalte de la misma forma se transforma automáticamente en un genio. Ser genio es algo que no se elige ni se decide.

9 comentarios:

Lisandro FT dijo...

Cuestión de gustos, también, me imagino. Borges o Kafka, por ejemplo, no fueron menos geniales que Dalí y en ese "estilo" estaban en el extremo opuesto y no era por falta de conciencia de su propia genialidad.
También cierta limitación en ser incapaz de apreciar la genialidad de otros: "cómo los demás pueden vivir sin ser Gala o Salvador Dalí". Sería necesario, para producir su gran obra, vestirse ridículamente o escribir estas pelotudeces? Para otros genios, evidentemente, no. Para Dalí, quien sabe...

Saludos!

Julian dijo...

yo en cambio trabajo día a día con mi ego para no subirme al pony, pero claro, no soy ni gala ni dalí...

Natalia, la capricorniana alegre dijo...

No soy ninguna clase de genio, pero disfruto tanto de mí misma... Me encanto.

Saludos.

Max dijo...

Que foto exotica!. Un cactus y palmeras (quizas hasta dos variedades de palmeras) en la misma foto te habla de un ecosistema bastante especial. Chaco salteño/formoseño/Paraguayo/boliviano, si es por estos pagos. Si no, suena a centroamerica o una finisima franja de cordillera. (o un sertao brasilero?)

Natanael dijo...

Yo decidí ser un genio y lo logré.

pirula dijo...

me encanta dalí, la primera vez que fui al museo de figueras tenía unos 8 años y recuerdo que me impactó mucho.

algo que me da un poco de tristeza es que tanta gente le cuestione sus extravagancias, como si los artistas tuvieran que cumplir con un mandato de ser íconos inmaculados para ocupar no se qué espacio. para mí es lo contrario, el arte tiene que ser honesto, urgente, y lo que sea que eso representa para cada artista, sutil, extravagante, rompedor de estructuras, revulsivo, amable, etc.
es una sensación, algo irracional, aunque se valga de elementos concretos para expresarse.
los artistas son los que llevan la antorcha de la irreverencia, de la poesía, del juego, y por eso los queremos tanto.

Ricardo Armando dijo...

Natanael, que te hace sentir que conseguiste ser un genio?

Natanael dijo...

Ricardo Armando
Me lo dijo mi espejo.

KALO dijo...

la verdad coincido con pirula

vean esta entrevista y luego opinen

ribonucleicamente hablando claro .. jejejeje

monstruo!!!!

http://www.youtube.com/watch?v=L2WJu32WxAw

Related Posts with Thumbnails