martes, agosto 04, 2009

"Los comulgantes", fragmento de Bergman


Flavio G me mandó este link de un fragmento de una película de Bergman que no recuerdo haber visto pero que me encantaría ver. Pero qué vidas torturadas, qué zona del mundo difícil, que panorama de angustia insuperable. Uno se siente un frívolo boludo después de ver a estos torturados suicidándose. Qué peso que tiene esta sensibilidad enferma. Creo que si viera la película entera terminaría deprimido. O tal vez purificado, y con ganas de comer una pizza y retomar las más saludables ganas de vivir...

3 comentarios:

goolian dijo...

Es propio de idiosincracias nórdicas, donde los problemas cotidianos están resueltos; y del siglo pasado; cuando la cultura y la sociedad estaba más sacralizada.

Igual a mí me gusta mucho.
Prefiero toda la vida a un sueco torturado porque dios no existe a un argentino torturado porque existe Tinelli.

Corolario: tanto dios como tinelli son animales fantásticos.

Ojo que en vez de tinelli podría haber dicho winograd y es lo mismo.

delivery post-crucifixión dijo...

Uauuuu...!!

¡Qué escenas! ¡Excelentes!

No vi esta peli. Son el tipo de films que solía ver cuando estaba soltero y en general iba sólo (o con Vero, una amiga) al cine.

Tarkovsky, Kielowsky, Bergamann, Zanussi, etc. Montruos del cine.

Ahora casi no puedo ver este tipo de cine, con los niños y sus horarios...., estas películas requieren una predisposición anímica muy especial. Para verlas y apreciarlas bien.

Clima denso, la cuestión de Dios, esos planteos...

A mí no me deprime ver ese cine (si puedo verlo), me hace pensar. Gracias por este "linkeo".

Ah, si. Después de la peli: pizza y buen vinito (tinto, Malbec)!!

Saludos!

R.P.

Dexter dijo...

Te acordás de cine de la hebraica? Sarmiento al 2100 o 200. Allí ví el huevo de la serpiente y salí aburridisimo. Del cine de esa época, me quedo con el cine frances, que era muy rico en cuanto a temáticas. Mi favorito es Truffeau y su saga de Antoine Doinel y Jules and jim.

Related Posts with Thumbnails