lunes, mayo 11, 2009

Miedo infantil


Cuando me iba a dormir tenía la fantasía de que un viejito de barba estaba acostado en el piso y me iba a agarrar de repente de la pierna. Esa era la imagen de mi miedo. Era chico, no sé qué edad tendría. ¿A qué tenían miedo uds?

18 comentarios:

Pato dijo...

Es muy, muy recomendable la película de Pixar "Monsters, inc" sobre los miedos que tienen los chicos a los monstruos que salen de lso roperos. Es genial!!! Tal vez ya la has visto con tus chicos. Yo no me canso de verla. Y se aprecia más en inglés, por las voces originales. Sencillamente maravillosa. Yo le tenía miedo a la lluvia. Hoy en día, con 35 años, si llueve muy fuerte me da un poco de miedito!!! Saludos,

Mai dijo...

Veo la imagen que elegiste y me da escalofríos!!
Yo le tenía miedo a eso: a que algo o alguien estuvieran debajo de mi cama acechándome.
Y que las películas de fantasmas y zombies se hicieran realidad, aunque mi abuela siempre me decía que había que tenerle miedo a los vivos, no a los muertos.
Un beso!

delivery post-crucifixión dijo...

¿qué pasó con esos miedos? Pero también..., con esos entusiásmos, por el juguete prometido, el tren eléctrico, la bici, la pelota "Pintier" número 5, etc.

Todo un mundo mágico..., ¿no era más real que el de ahora? ¿qué el de adulto?

Sólo lo recupero por instantes..., en el amor, en el arte; especialmente en la música.

Nostalgias de R.P.

Anónimo dijo...

al hombre de la bolsa, a los malones, a las ratas,a perderme en en la multitud, a los duendes, mucho miedo, miedo lindo, que te hace esconderte en las sabanas para finalmente quedarte dormido, o llegar a tu cuarto y entrar de repente para ver si agarrás al duende entre tus cosas, miedo a la magia que poco a poco es deglutida por la razón y la certeza. Miedo a los caballos desbocados que te hacen sentir un miedo primitivo, de la imposibilidad de dominar a la bestia.

Jaime Silva

Bernard L. Madoff dijo...

Yo me ponía a pensar en qué pasaba antes cuando no existía nada. Y me daba miedo.

Julián Rodriguez Orihuela dijo...

No sé por qué los padres no lo hacen dormir a uno en un colchón en el piso y sanseacabó...

DIEGO dijo...

La rana René. Vivía abajo de la mesa del comedor, y cuando me levantaba a la noche a tomar agua tenía que pasar corriendo.

En general siempre detesté a los títeres, y sobre todo a las marionetas. Ese grotezco aún me espanda.

Abrazo.

Sine Metu dijo...

Yo le tenía miedo a las arañas, hasta que me dediqué a cazarlas y meterlas en frasquitos.

Pero a partir de ahora no voy a poder dormir por culpa de un Rozitchner que en cualquier momento se aparece de abajo de mi cama para agarrarme de las patas.

Santiago Slaby dijo...

Le tenía miedo al Apocalipsis. En todas sus formas. La más popular en los 90, creo, era la del meteorito que aplastaba medio planeta y la otra quedaba en tinieblas. Le tenía miedo al Apocalipsis en su forma bíblica, idea pictórica dada por real por millones de adultos idiotas. Al Apocalipsis que haría que todos perdamos el control y nos matemos unos a otros. Creo que mucho tiene que ver con el auge del misticismo barato que sacudió los 90.

Me gustaría que alguien documente eso.

Qué pasó con los fanáticos de Sai Baba?

Victor dijo...

Uy si... lo que mas miedo me daba era lo que me imaginaba abajo de la cama, que cagazo. En una época saltaba de un par de metros por las dudas.

Anónimo dijo...

hablando de los miedos y de dónde dormir? adonde vivia el chavo realmente? a él cuando le agarraba un susto grande le daba la chiripiorca...

PERRO dijo...

Cad vez que salia a jugar a la vereda de la casa de mi vieja coincidia que un tipo morocho de anteojos pasaba por en frente,en la otra vereda,caminando rapido y con la mirada hacia el suelo.Me llamaba la atecion la coincidencia de juntarnos siempre.Despues de un tiempo,charlando con un amigo que vivia unas cuadras mas abajo en direccion al destino de este tipo, me comento que siempre veia pasar a un muchacho morocho con la cabeza baja.En eso paso el tipo,nos quedamos en silencio,nos miramos,lo miramos y lo cagamos a piedrazos.No se si tiene que ver con el tema pero en ese momento sentimos mucho miedo.

Anónimo dijo...

Miedo a la oscuridad, siempre...aun hoy siendo grande no puedo dormir si está todo oscuro.Igual me gusta "guardar" ese miedo, me hace sentir que todavía hay algo de niña y que todo no está superado.

Valeria

Anónimo dijo...

miedo a quedarme ciego. debe tener alguna explicación psicológica no?

Mónica Volgin dijo...

.... Tenía miedo a Soñar... bah no sé si la palabra es "miedo", solo me relajaba, pensaba y me preguntaba:- ¿hoy voy a continuar con el sueño de ayer? (sueño en etapas que solía disfrutar)y a veces lo lograba y podía cambiar la dirección del mismo, otras no.. entonces me dormía y ahí era cuando sucedía todo lo MAGICO, una aventura, el miedo solo aparecía en alguna escena que me Venía Encima (como esas manitas de tu foto) y ya no podía cambiar el rumbo del mismo (porque había llegado hasta ahí ¿qué hago?) y como el riesgo era LIMITE gritaba y no sé que pasaba pero continuaba y en la mayoría pedía un: ME DESPIERTOOOOOO!!! me levantaba de la cama, miraba dónde estaba y al ver que era mi habitación, me aliviaba pensar que era solo un sueño. Luego continuaba durmiendo, pero antes ya, imaginando en empezar con otra historia... QUE PERSONAJE SOY, ahora que lo escribo, recuerdo y me río yo misma.

Gracias Ale otra vez más por tus lindas preguntas que nos re-preguntan.
Abrazo
Mony

Anónimo dijo...

Tendría alrededor de diez años. O tal vez alguno más. Solía volver a mi casa llegada la nochecita (se entiende por nochecita ese tempo indefinido entre el fin del atardecer y el comienzo de la noche) de la casa de algún amigo, o de jugar al fútbol o vaya a saber uno de dónde venía. En esos precisos momentos mi mayor miedo era ser elegido santo. Para llegar a mi casa debía transitar por una calle que lindaba con un parque adornado por eucaliptos y paraísos, muy mal iluminado, hoy puedo decir que bellamente lúgubre a esa hora. Siempre me abordaba la espantosa convicción de que allí se me iba a presentar de súbito la imagen de la Vírgen María o de Jesús, como le suele pasar a los santos. El terror hacía que cerrara los ojos para evitar la visión del portento y apurara la caminata, transformándola en una huída. Jamás, aún después de muchos años, pude comprender la mirada beatífica de los elegidos ante ese horror. Saulo y yo, después losupe. Por fortuna Dios no se interesó en mí.

Fabbar

Nancy dijo...

También le temía a una sombra humana que salía debajo de la cama...
¿Por qué será tan común?

Anónimo dijo...

Yo tengo 29 años y todavía le tengo miedo a ciertas cosas, por ejemplo a los fenomenos paranormales, como el que sucede en la película Emily Rose cuando ella está tratando de dormirse en el campus universitario y se le empiezan a correr las sábanas... Y cuando era chica me daba miedo darme vuelta y encontrarme a drácula. Ja!

Related Posts with Thumbnails