martes, abril 14, 2009

¿Cuándo será el fin del mundo? ¿Adónde iremos a parar?

Niños preguntan, filósofos responden...

Tu pregunta me hace pensar que debés estar preocupado por el futuro. Cuando uno hace preguntas plantea cosas que tienen que ver con uno mismo, y me parece que tu pregunta tiene en su origen un poco de angustia. Al menos a mí pensar en que el mundo se va a terminar me produce eso, angustia, una sensación rarísima y difícil de explicar. No muy agradable.

Que el mundo se va a terminar parece que es cierto e inevitable. Antes de apagarse la estrella que nos da energía, el sol, va a llegar a tener un tamaño tan grande que su diámetro va a ocupar la órbita actual de la tierra en el sistema solar. Pero para eso faltan algunos millones de años.

Cuando preguntás "¿Adónde vamos a ir a parar?" evidentemente no estás hablando de nosotros, de vos y de mí, de tus padres, tus amigos, ni de nadie que viva ahora ni en muchísimo tiempo más. Estás preguntando por el futuro del hombre como especie, o del planeta en su totalidad. Y ahí creo es donde nadie puede ya responder semejante pregunta, porque no sabemos si el hombre va a conseguir salir del sistema solar antes de que este se termine o no. Parece probable que sí, porque si ya hemos llegado a la luna tal vez dentro de mil años viajar a otro sistema solar no sea algo tan difícil. Pero hay otra cosa que no sabemos, y es si el hombre va a existir hasta el momento en que el planeta se termine, tal vez pasa algo y este animal raro que somos encuentra su fin mucho antes.

Pero quiero decirte otra cosa más. Estas preguntas angustiantes sobre las que estamos pensando no tendrían que preocuparnos mucho. Escapan realmente a nuestra vida. Es bueno aceptar nuestros límites. Si lo hacemos podemos disfrutar de lo que realmente somos y de lo que nos tocó. Y nos tocó vivir en un mundo raro, interesante, lleno de emoción, de aventuras, de posibilidades.

Y para terminar un consejo, que es el mismo que me doy yo cuando me angustio por cosas como las que estamos hablando: lo importante es lo que uno quiere, las ganas que tenemos de hacer cosas, cualquier cosa que sea. Eso que nos hace querer levantarnos de la cama y disfrutar de la vida y estar con las personas que queremos. Es posible que el mundo se termine, pero no es poco todo lo que tenemos. Más bien es tanto que no damos abasto, ¿no te parece?

Imagen de Huang Yongyu (B.1924)

6 comentarios:

Barackus Obama dijo...

¿Dónde iremos a parar? Creo que la clave es que no se apague Valderrama.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Alejandro,

A propósito de este tema, y si todavía no lo leíste, te recomiendo que leas el cuento intitulado "La Última Pregunta", de Isaac Asimov.

Te va a gustar.

Slds,

Lic.

mariana cincunegui dijo...

-cuando todos muramos ,van a venir los dinosaurios otra ves ,y nosotros los vamos a ver como estrellas,Y TOOOOOODO VA A VOLVER A EMPEZAR !!-
certezas de tu amiguita SOL !!

Sergio dijo...

Suscribo lo de "La última pregunta" de Asimov, magistral, y les comento de paso, que ese era para él el favorito de entre todos los cuentos que escribió (o por lo menos lo era cuando lo seleccionó como tal para una antología de Harlan Ellison).
Menos teológicos, pero también interesantes y acerca del fin de la tierra, son la novela "Voces de un mundo distante" y el cuento "Partida de rescate", ambos de Clarke.

ana dijo...

Llegamos a la luna?
Será verdad que pudimos llegar a la luna?
Pienso que nada comienza y termina ,pués vivimos en mundo redondo en universo redondo.
En realidad la linea recta no existe.No hay punto de principio ,ni punto de final.
El único principio y final que reconocemos es nuestra encarnaciòn y desencarnaciòn ,pero podemos tener otras manifestaciones no?

roberto_haze dijo...

el fin del mundo seguro k se acaba en 2012 todas las paginas lo dice y tododos los videntes lo dicen. ahora si k es verdad , seguro.

Related Posts with Thumbnails