lunes, abril 27, 2009

¿Se aprende a vivir?


¿Es correcto pensar que se aprende a vivir, que hay cosas que se descubren con el tiempo y llevan a vivir mejor, o a algo así como "saber vivir"? ¿Qué opinan?

¿A qué se refiere la idea de saber vivir?

La imagen es de Jim Flora, uno que sabía dibujar de una manera que hace pensar que sabía vivir...

15 comentarios:

Ramiro dijo...

Claro que se aprende a vivir. El problema para mi (entre otras cosas) reside en que lo que uno aprende en las instituciones educacionales muchas veces esta renido y contrapuesto con lo que uno aprende en la vida. Aparte creo que muchas de las ensenianzas y apredizajes de vida son aplicables a uno solo. Para cada uno, la receta optima para vivir es distinta, muchas veces la diferencia entre una vida bien vivida y una regularmente vivida es muy sutil. Una decision para un lado u otro aca y alla y tenemos resultados bastante distintos.
Para poner ejemplos, algo que voy aprendiendo es que en la vida estamos basicamente solos. No quiero decir que los otros no nos quieren, pero creo que los otros no nos quieren totalmente incondicionalmente, incluso familiares, padres y madres. Las relaciones interpersonales, mas precisamente las familiares, son muy sutiles, y no estan exentas de odio y de resquemores varios. Los cuales hay que aprender a manejar. No hay que pelearse, sino que hay que aprender a manejar situaciones, esto es lo mas dificil (creo). Igual otros tomaran distintos abordajes a las relaciones intimas, yo pienso que uno tiene que tener buena cintura para manejar las emociones propias y saber entender las de los demas y que es lo que uno quiere, que resultado quiere de algo (muy importante saber lo que uno quiere). Saludos,
Ramiro

delivery posr-crucifixión dijo...

Se aprende a vivir, indudablemente.

Tomo como meta e ideal esta frase de Nietzsche: "Madurez del varón: Significa haber reencontrado la serenidad que de niño se tenía al jugar."

R.P.

Sebastian dijo...

Claro que si..

A lo largo de la vida uno se cruza con gente que te enseña a vivir mejor. Un hijo, un amor, un amigo, un escritor. Te transmiten paz, ingenuidad, transparencia. Y te hacen feliz.

Tambien se te va a cruzar gente que va a intentar que vivas peor. Un estafador, un narcotraficante, un simple frustrado.

Probablemente el secreto sea tener la madurez para abrirse a recibir gente del primer grupo y evitar a las del segundo.

Sebastian

krusty dijo...

Creo que ya mencioné este libro en tu blog, en la insoportable levedad del ser, de Kundera, el concepto central de toda la novela, es básicamente "la vida es como un borrador que nunca se pasa en limpio". Una de las frases más duras y ciertas que se han escrito, a mi personalmente me reverbera mucho a Nietzsche.

Juan Crelier dijo...

Si se aprende a vivir, creo que depende de la felicidad. Por ejemplo: sabe vivir el que hace lo que le gusta, de eso vive, al lado de el/la que le gusta que tambien hace lo que le gusta.
Pienso en algo asi como: MADURAR BIEN: SABER VIVIR / MADURAR MAL O TORCIDO: SOBREVIVIR.

Saludos!!!

Juan Crelier dijo...

Tambien creo que el que aprendio a vivir entiende mejor a la muerte para cuando le toque, digamos que el que sabe vivir tmb sabe morir jejejeje o nada que ver?

Anónimo dijo...

gran parte de aprender a vivir se basa en aprender a convivir con uno mismo

Ricardo dijo...

Si, yo creo que la búsqueda permamente es aprender a vivir en vez de sobrevivir.

Y la idea de saber vivir para mí es ser feliz. Aprender a disfrutar, a amar, a ser amado, a generar proyectos, a sentirse bien, y saber que todo eso implica también atravesar algunos malos momentos, algo de esfuerzo y disciplina para que sea sustentable.

Tavoficuos da Masra dijo...

Si, se aprende a vivir, me parece correcto.
A medida que el cordón umbilical se estira y se corta todo es prueba y error, y no queda otra que meter en la mochila las experiencias vividas para masticarlas y desmenuzarlas un poco. Eso se tiene que transformar en experiencia para no reincidir en lo malo o en lo que no es agradable. El incorporarlo a nuestros patrones de conducta lo podemos llamar “saber vivir”.
Ahí decía yo: malo, agradable, Alejandro dijo “vivir mejor” (mejorar) y se metieron en la idea los juicios de valor, los gustos. Por lo que el “saber vivir” es una experiencia personal o una coincidencia entre quienes comparten mismos valores y gustos, de ahí lo de la imagen de Flora: habrá a quien le guste y a quien no.
(No me crean complaciente, a mí me gustó)

Marcos dijo...

Creo que se aprende a vivir viviendo. Es un aprendizaje que no es facil, pero que se facilita y desarrolla con los años. Creo que ese aprender, a diferencia de otro tipo de saberes, es muy dificil de transmitir. Como algo que se aprende pero que lamentablemente cuesta enseñar. Un aprendizaje que exije voluntad. Voluntad de aprender. Voluntad de aprender a vivir. Voluntad de vivir. Como que aprender y vivir serian casi inseparables, pero solo para aquellos que asi lo desean. Saludos

Anónimo dijo...

Absolutamente. Es más, tengo la leve sensación de que vivimos para aprender...

Me parece que "saber vivir" es saber ser feliz, y eso también se aprende.

Chaucinho, Adriana

Anónimo dijo...

Este miercoles seminario en la UTDT sobre, justamente, calidad de Vida en la CABA. Pienso, como ciudadano, que sería interesante que MM y los funcionarios de la Ciudad le prestaran atención. Saludos.
Patrice

http://www.utdt.edu/ver_evento_agenda.php?id_evento_agenda=326&id_item_menu=519

Anónimo dijo...

No siempre.

Està lleno de idiotas que se la arruinan por gusto.

Salvo que tengas inteligencia y la entrenes como un mùsculo en el gym, al menos tres veces a la semana.
Fortalecièndola y flexibilizàndola.
Y eso sì, abrir la sensibilidad pero sin desbordarse.
En resumen, fluir en el Tao, en equilibrio y muy atento.

Sin tomarse nadia en serio, salvo el amor, el respeto, la amistad.

Abrazos

Anònimo Juan

Dexter dijo...

Por etapas. La vida es distinta para todos. Si nos pensamos como los organismos celulares que somos, deberíamos vernos como estrellas, ya que tanto ellas como nosotros,liberamos energía toda la vida.
Si la energía dá forma a todo, nuestras personalidades deberían ser congruentes con ella. Cuando se siente un cambio en esa intensidad interior que somos, llega el momento de aprender a adaptarnos a un nuevo presente.
Desde luego, esto no exime de tomar decisiones inteligentes que facilitan el camino a un futuro mejor.
No hablo de la humanidad. Es lo que creo que pasa.

chavnnel dijo...

quien reconoce tener capacidad de reiscilencia, es quien ha aprendido a vivir.

Related Posts with Thumbnails