viernes, abril 24, 2009

Gran verdad


¿Por qué hay personas que hacen terapia y se curan y otras que hacen terapia y no mejoran nunca? ¿Por qué hay personas capaces de inventar cosas sensacionales y otras que no llegan nunca a parir una gran idea, pese a hacer estado ambas formadas en circunstancias parecidas? ¿Por qué hay personas más capaces que otras? Tendemos siempre a pensarlo desde el punto de vista de las condiciones, pero como vimos en el esquema del deseo, puede haber otro factor, más determinante aun, presente en la actitud que cada individuo tenga respecto de los problemas. ¿Y qué es lo que permite a unos individuos tener la tendencia a enfrentar y resolver y a otros la tendencia a escapar y refugiarse en el melodrama? Su cantidad de fuerza. Los individuos más fuertes pueden más, y los débiles pueden menos.

Lindo Dubuffet, ¿no?

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Este post está conectado con
el anterior sobre los derechos y obligaciones (de la sociedad).
o x lo - así lo veo yo.
BenP

Pirula dijo...

es un tema muy interesante, y coincido, pero además de fuerza o coraje, me parece sí es necesario que la persona tenga consciencia de sí, que se pueda ver de una manera medianamente objetiva, y ser empático con los demás.

diría que los que se quedan sin avanzar, se dividen en dos: los que, como decís, no tienen la fuerza para enfrentar las cosas y se pierden en el "dramón", y los que llamo "personajes", esas personas que van por la vida sin reflexionar ni cuestionarse sus propias actitudes, que no tienen consciencia, se mueven en un nivel superficial y entonces no evolucionan porque ni siquiera ven cómo son en realidad.

x

Anónimo dijo...

yo creo que encontrar la fuerza es como un descubrimiento

al que uno a veces no llega porque ni sabe que existe

tener conciencia de que se puede cambiar la realidad, que no es cuestión de ser hulk para ser fuerte, sino de liberar el deseo, poner huevos y tener coraje, cambiando unas pocas cosas cambia todo

Julián

Anónimo dijo...

Y que hacemos los debiles? Nos pegamos un tiro?

Barullo dijo...

¿Por qué hay personas a las que les dan pastillas de azúcar y se curan y otras a las que se les dan pastillas de azúcar y no mejoran nunca? Ni idea. Es la definición de placebo.

delivery post-crucifixi´on dijo...

El tema de las "fuerzas" me recuerda a Nietzsche (activas y reactivas) y a Spinoza (afectos y pasiones).

Es cierto lo que decís sobre las terapias, conozco gente que hace terapia desde hace años y no cambia nada..., sigue quejándose.

R.P.

Alejo dijo...

Mirá, ahora estoy re-leyendo un libro que habla sobre eso y me parece muy bueno, se llama la inteligencia emocional.
Lo recomiendo, habla, con bases científicas, sobre el papeles de la emociones y como las manejamos.
Saludos.

El Paradojista dijo...

Muy bien Barullo!

El concepto (y el efecto) del placebo tiene que ver con el tema.
Hay más de un factor en esto.

Pablo

Barullo dijo...

Bueno, ya que publicaron mi comentario y alguien tomó también el guante, quisiera ampliar un poquito el tema.
Sería algo así como plantearse: ¿cómo sabemos que la persona se curó o no con la terapia? En estos temas, me parece que los dramas pueden venir de muy diferentes causas. Para saber si una terapia es efectiva, hay que comparar sus resultados con los de otras terapias que tiendan a tratar el mismo problema. Hay veces que una persona con una simple charla, con tener alguien a quien hablarle -aunque sea pagando-, con tener alguien con quien desahogarse, alguien que le dé una guía porque no sabe para dónde salir ni ha aprendido nunca qué hacer o cómo comportarse en ciertas circunstancias, etc.
Quizás este comentario esté influido por la lectura diaria del Correo Sentimental del diario Crítica. Es impresionante la cantidad de gente que recurre ¡a un par de desconocidas! para que les den un consejo sobre cómo actuar con relación a su pareja. Y hay veces que las respuestas son tan obvias que uno se pregunta: ¿por qué no nos enseñaron a vivir y a pensar de otra manera?

Gracias, Ale, por publicarme.

Sergio R. dijo...

No comparto, y menos aún asegurar que es una "gran verdad".
Pareciese que el éxito depende de la genética. Además no existen los "más fuertes". Hay personas que son más fuertes en un aspecto y otras en otros.

Victor dijo...

Tremendamente verdadero. Es cruel pero es así, como la vida real.

¿Para que decir la verdad si se puede decir algo mejor?

Anónimo dijo...

Y por que esta determinada la fuerza? Se desarrolla o es algo de los genes? Me gustaria tratar de entender esta idea
Saludos
Eloy

Nico de Argentina dijo...

Es un tema muy lindo para debatir y en todo caso habria que ver diferentes casos, para sacar conclusiones.
Por ejmplo, en el tema del psicoanalisis, hay gente que vá de por vida al psicoanalista porque tiene la capacidad para ver sus problemas, pero no para resolverlos.
Se estanca en sus problemas.
En fin, la vida es dura.
Nico

Anónimo dijo...

Yo creo que no es una cuestion genetica, sino de aprender a descubrir de donde la saca cada uno, por ejemplo yo saco fuerza escribiendo, conectandome con la musica, etc, entonces la pregunta seria donde esta la fuerza escondida en cada uno? con que se activa?
Saludos
ELOY

Related Posts with Thumbnails