viernes, marzo 13, 2009

de mi libro "Amor y País"


Argentina es como una persona inmadura podría querer decir: el país regula su vida de acuerdo a representaciones, afectos y experiencias que no alcanzan el nivel de responsabilidad necesario para que su comunidad disfrute de una vida productiva, positiva, rica, abierta. La metáfora es relevante para la identificación de los asuntos que debemos pensar, ya que arma temas humanos detrás de los habituales temas políticos, temas de sentido que permiten superar la inercia de un mero análisis de situación, temas que ofrecen desde el principio una perspectiva móvil y sensible, en sí misma superadora.

Un país no llega a ser tal sin un elemento de identificación emotiva, sin que el cuerpo común que es logre un estado de fluidez afectiva. Esa vida excede el campo de la utilidad directa, se presenta como una operación de sentido más abarcativa. Los hechos económicos no son la base de la constitución de un cuerpo común nacional, siguen a la rastra y con dificultad a fenómenos de otro orden, fenómenos de poder que pertenecen al espectro de las realidades afectivas humanas.

3 comentarios:

Sine Metu dijo...

25/3/2004:
El nene se golpea la cabeza con el borde de la mesa.
Le duele mucho.
La mamá lo consuela.
Pero el nene sigue llorando.
La mamá le pega a la mesa y dice "¡mesa mala! ¡mesa mala!"
El nene empieza a odiar a la mesa.
Y se da cuenta que puede evadir su responsabilidad por haberse chocado contra el canto de la mesa.
La culpa la tiene la mesa.

Sine Metu dijo...

15/3/2004:

Supongamos un grupo de bebés que nacen más o menos al mismo tiempo. Todos son normales. Todos juntos aprenden a gatear, juntos se ponen de pie, juntos dan sus primeros pasitos, juntos comienzan a articular las primeras palabras. Luego se separan. Pasa el tiempo y los chicos crecen.

De repente aparece alguien festejando. ¡Viva! ¡El nene aprendió a atarse los cordones solito! Hacemos una fiesta y le damos un caramelo de premio. Los otros nenes ya no son nenes. Ya tienen auto, casa y un trabajo exitoso. Se llaman Estados Unidos, Australia, Canadá. El que se quedó atrasadito se llama Argentina.

Está claro lo que somos. (Lo que se ve). Pero para muchos no está claro lo que pudimos haber sido. (Lo que no se ve). Basta con mirar a nuestros compañeritos de nursery.

Dexter dijo...

Este posteo, es un ángulo de visión muy interesante. Es casi una fotografía aérea, donde cada individuo es un nodo en la pista del sentido nacional.No obstante predomina otra fotografía aérea, la de una colectividad organizada en haras del beneficio común. Es como si ser Argentino, fuera ser una especie de Hormiga que afronta lo que venga en beneficio del hormiguero.Siempre se remarca nuestra deficiencias como hormigas, y estamos buscando al que mea el hormiguero desde arriba. Algo ha pasado por aqui que nos ha sacado de nuestro destino de humanos, para volvernos meros insectos colectivistas.

Related Posts with Thumbnails