viernes, marzo 13, 2009

Krusty


Comentario de un participante del blog (el mencionado en el título) en el posteo sobre la muerte:

Ariadna, te cambio tu eternidad por mi muerte.

Si yo fuera el publicista de este blog en el supermundo, usaría esa frase como slogan.

(Krusty, si este posteo te molesta lo saco ya, avisame).

No sé si entiendo bien la frase, pero me pareció genial, re hippie y a la vez clásica.

(Convengamos en que una ligera variación le cambia el tono, hasta se lo mejora: Adriana, te cambio tu eternidad por mi muerte).

Imagen: una linda foto antigua de la calle 42, lugar importante en la historia del jazz en Nueva York.

11 comentarios:

Mar dijo...

No termino de entender si no sabés quien es Ariadna o si Adriana te parece un nombre propio con menos significación que el de la Ariadna que entrega el Minotauro a Teseo.

"-¿Lo creerás, Ariadna? - dijo Teseo -.El minotauro apenas se defendió."
La casa de Asterión, J.L.Borges.


Salú la barra.

MarDeFondo

Yami dijo...

Si fuera poseedora de la vida eterna definitivamente le cambiaría ese don a alguién por el don de la mortalidad.
No me gustaría vivir para siempre...pero sí lo suficiente para lograr aquello que soñe toda la vida

goolian dijo...

Porqué ? Adriana es más común que Ariadna, que por otro lado tenía el carretel de hilo en la mano....

Jorge-Z dijo...

A mí no me disgusta lo de la inmortalidad, pero el asunto es más bien saber si se trata de inmortalidad CON o SIN eterna juventud.
Sin eterna juventud, no tendría sentido. Por eso mismo existe la muerte.
Con eterna juventud no estaría tan mal. Aunque supongo que también tendría sus exigencias: ¿seríamos plenamente capaces de procesar tanta información, tanta historia?
Es muy claro que viéndolo así también es imposible: necesitaríamos tal vez infinitos gigas en el marote para no quedar obsoletos. Por suerte está el mecanismo del olvido, pero estamos hablando de eternidad, no de mucho ni muchísimo tiempo, ni siquiera muchísimos milenios.

Ya que es imposible, deberíamos por lo menos tener la obligación de imaginarlo.

Saludos, y gracias por la motivación a pensar. (ja, hace unos posts hiciste una referencia al origen del nombre 100 volando y las cosas que andan por el aire. Yo siempre creí que significaba "sien" volando).

Sole dijo...

si, a mi me da tranquilidad que las vidas individuales terminen y la vida toda siga
es lo que vemos cada día, desde siempre.
es grilla, rutina, y va bien

Anónimo dijo...

Lo que no te mata no se hace mas fuerte, te vuelve mas extraño.

krusty dijo...

Alejandro, el post era una respuesta al que está publicado antes:

Ariadna dijo...
Creo que es tan terrible la idea de morir, como lo sería la de vivir eternamente. Las dos ideas son igual de terribles

Con el cual obviamente no coincido, la frase usala para lo que quieras, no soy muy adepto al copyright.

Ya que está saco el tema nuevamente, hoy en día es creible la posibilidad de vida eterna, que consecuencias les parece que puede traer en los individuos y sociedades?

krusty dijo...

Ah, por si hay más interesados, la oferta sigue en pié para quién la quiera tomar.

otrooooodiaaaaa! dijo...

La frace es buenisima y la del jazz tiene que ver directamente! es como el fluir, es una improvisacion y es hermoso como fluyen las discuciones con esos temas.
Si!

Sergio Muzzio dijo...

Tomando lo que dice Krusty de la posibilidad de vida eterna: Supongo que te referís a los avances de la medicina y la tecnología, más que a Highlander o a Fausto. Algo de eso sugirió Clarke en Odisea:
"Tan pronto como sus máquinas fueron mejores que sus cuerpos, fue la señal de pasar."

"Primero sus cerebros, y luego solo sus pensamientos, fueron trasladados a casas nuevas y brillantes de metal y de piedras preciosas."

"En estas vagaban por la galaxia. Ya no construyeron naves espaciales: ellos eran naves espaciales."

Lindo, ¿no?

Jole dijo...

Si es transferible no es inmortalidad!

Y si realmente es transferible todos la tenemos un ratito, nos cansamos y la pasamos!

Related Posts with Thumbnails