lunes, marzo 23, 2009

Travesuras en el supermercado


Un amigo, Emilio, cuando era chico y acompañaba a sus padres al supermercado, se entretenía en poner cosas en los carritos de las otras personas. Sin que se dieran cuenta, obvio. Siempre me causó mucha gracia la travesura. Me imagino la gente llegando a la caja y preguntándose: ¿yo agarré este pedazo de carne?

5 comentarios:

Ricardo dijo...

Escuché el mismo comentario de varias personas cuando se levantaban de la cama...

Anónimo dijo...

Vos siempre te valés de los otros para poner tus cosas. Eso no es una travesura. Es ganas de joder.

Ana Clara

Semana Onírica dijo...

Escena de la película Pecker (1998), de John Waters, que ilustra muy bien la anécdota (a partir de los 2 minutos).


http://www.youtube.com/watch?v=9Ki2ZiAK-0o

CAMINANTE dijo...

En Budapest pude ensenar a mis amigos/as a colocar cajas de preservativos (de los mas hot, claro) en los carritos de parejas claramente mal avenidas. Las miradas de reproche y las discusiones en hungaro son de antologia.
Era la unica forma de volver una obligacion rutinaria y aburrida en un descanso decente de nuestros estudios.
Abrazo.

Veronica dijo...

Es lo que yo hago siempre en el supermercado si bien tengo treinta y pico me divierte mucho ver casualmente la reaccion de la gente llegar a la caja, una vez en un supermercado mayorista, habia un hombre comprando vinos, le puse varios paquetes de toallitas y espirales, volvio a su carro y tomo su lista observando los nuevos productos, nunca voy a olvidar la sorpresa en su rostro fue genial. Creo que los adultos debemos jugar mucho, es una forma sana para no enfermase, o quien dijo que el juego debe terminar....

Related Posts with Thumbnails