miércoles, marzo 04, 2009

Buenísima exposición de Carlos Masoch


Para el catálogo de esta exposición escribí lo siguiente:

Carlos Masoch / Ver para creer

Hay unas personas raras, en posiciones sagradas. Hay hojas, hay meteorología. Es un tipo que se imagina cosas, que imagina religiosa pero vulgarmente. Algunas cosas, no es un derroche de imaginación arbitrario, se imagina cosas que tienen que ver con él, con lo que le pasó cuando era chico, como si hiciera una religión para él solo… (¿sabían, no?, lo del secuestro en la nave del tiempo, ¡si salió en todas partes!), ve personas, arbolitos, algún animal, haciendo cosas raras, en un hacer que es como un no hacer, porque no hacen nada, o sea, no son personas como nosotros, son… son…
como presencias. Son las presencias que él hace con sus ausencias, ¿me explico? Nos presencia sus ausencias y de esa forma nosotros nos quedamos mirando medio agachados, para acercarnos, a ver qué hizo, qué quiso hacer. El tipo ve estampitas, porque su éxtasis es de figuritas que lo llevan a otro lado. El tema es que uno queda capturado, o sea que le gusta. Además tiene humor. Tal vez te das cuenta cuando lo conocés a él, que es así, como serio pero divertido, tiene una cosa de malignidad y buena onda mezcladas, como sus pinturas, también, por qué no, ¿nocierto? Pero creo que aunque no lo conozcas, al tipo, al pintor, se nota que la cosa tiene humor. Es un equilibrio entre el humor y la imaginación dirigida por el trauma y el transporte divino-pero-no-tanto que él quiere hacer presente para volver ausente. Y nosotros, que lo teníamos ausente empezamos a sentirlo un poco, levemente, o sea que el tipo nos tiró su rollo encima, ¿no? Pero como el rollo es lindo uno tiene ganas de tener una obra en su casa. Yo tengo una.

(Pongo aquí el texto completo y correcto, porque me parece que en la gacetilla de la galería me lo "corrigieron").

2 comentarios:

Paul Maril dijo...

¡Grande, Reverendo Douglas!

Ramiro dijo...

Me gustan sus pinturas, son claras, me remiten a sensaciones de bronca contenida, y de una comicidad sarcastica. Es una comicidad sin carcajadas, contenida. Y la bronca con los dientes apretados, escondida.

Related Posts with Thumbnails