martes, enero 12, 2010

El lenguaje

Contrariamente a lo que sostienen los pensadores postmodernos hay quien dice que el lenguaje hablado o escrito es suficientemente preciso para describir la realidad. ¿vos que decís?

Suficientemente puede querer decir en este caso que es lo que tenemos para hacerlo. Si hay que optar entre la idea de que el lenguaje es válido y valioso, porque nos deja entrar en contacto con el mundo, o que es una mera ilusión que nos hace fracasar en la relación con las cosas, me parece que la primera es la correcta.

La realidad existe y el lenguaje es efectivo. Parcial, limitado, pero efectivo. No me gustan las teorías que siempre tratan descorazonadamente de ponernos en situación de carencia, vacío, imposibilidad. El lenguaje permite decir, expresar, hacer, muchas cosas. Está bien, hay que saber que una cosa es el lenguaje y otra la cosa designada, pero de ninguna manera descartarlo como inadecuado.

Ask me anything

3 comentarios:

Victor dijo...

Que bueno esto que escribiste.

Me prepito, interesante, me llama la atención los caminos que usas para llagar a los lugares que llegas, mas que los lugares mismos.

Max dijo...

Me parece tambien que muchos de los que impulsan la idea de un lenguaje insuficiente, de una comunicación imposible gustan de usarlo y hacerlo de la manera menos transparente e inteligible posible. Siento que ellos son agentes eficientes de dicha difcultad, no espectadores.
Para mi son idolos tipos como Emerson o Borges, que cuando decían algo se entendía, tuviera uno o mil significados. Hoy parece que ser incomprensible es una virtud. Sospecho que es una consecuencia más del esnobismo intelectual que tanto campea por estos lados.
O, como (creo) dijo Einstein, genio es el que explica una cosa compleja de manera simple, y no al reves.

Hector Diaz dijo...

Mi profesor de literatura en la secundaria era un tipo muy particular. En plena dictadura terminó una clase recitando el Preámbulo de la Constitución parado sobre un pupitre. Su imagen se acrecentó más cuando a los 50 años se juntó con una piba de 20. Ese hombre dijo una frase que aún hoy la recuerdo, "La lengua la hace el pueblo". Esa caracerística cambiante de las formas orales o escritas le da una ductilidad que le permite llenar los intersticios de lo no nombredo o de lo nuevo que aparece (los neologismos de las TICs en un buen ejemplo. E incluso se complementa con otros sistemas de signos para lograr una comunicación más eficaz, como por ejemplo los epigrafes que aparecen tanto en el diario como en la imagen televisiva.
Quizás exista un endiosamiento de la imagen en detrimento de las palabras

Related Posts with Thumbnails