viernes, enero 22, 2010

¿Qué opinás de la revista Barcelona, si es que la leiste alguna vez?

La compré un par de veces, conozco a algunos de sus autores.

Muchos de sus chistes de titulares me parecen muy buenos.

Me pudre un poco esa onda de mofarse siempre de todo y nunca poder jugarse por nada. Es una limitación del deseo, del querer, de la inteligencia.

Lamentablemente muchísima gente curte esa onda, de criticar todo mirando desde afuera. Y se creen inteligentes por eso.

Ese es uno de los ingredientes responsables de que nuestra realidad nacional no sea mejor.

Ask me anything

15 comentarios:

ramirodigital.wordpress.com dijo...

concuerdo con tu opinion sobre esta revista. Me parece que encima hace los chistes siempre para un mismo lado (son tendientes a exacervar las criticas a Carrio, Macri, etc). Terminan siendo partidarios al final, cuando deberian ser graciosos. Un ejemplo de una revista asi graciosa es la Americana "The Onion". Creo que Barcelona esta fuertemente inspirada en The Onion.

Anónimo dijo...

Yo la compraba hasta hace un tiempo pero fui percibiendo cierto corrimiento a favor del gobierno, es como que ponen los chistes sobre el gobierno solo como relleno para que no los tilden de oficialistas. Ademas tambien ha decaido la calidad de los chistes. ¿Alejandro, viste que te tienen linkeado desde la pagina de Barcelona?

wirkal dijo...

Funcionales al caos, no aportan nada, creo que es una herramienta desmoralizante,no se diferencia del resto salvo que es de mal gusto, hay una homogeneidad en los medios de comunicación mundiales en cuanto a mostrar a las mujeres como prostitutas, en sobrevalorar lo material, atacar a la familia, atacar los valores morales del individuo, ridiculizar todo lo bueno, presentar como interesante todo lo malo, desinformar y confundir, alejarnos de la verdad(la verdad nos hará libres), desmoralizar diciendo que los problemas no tienen solución y miles de cosas mas para tener un pueblo mundial como el que hoy es, ignorante, desinformado, egoísta, materialista, sin fe en nada, ni en si mismo, etc, mas basura como la de Hollywood.

Julio dijo...

La compraba seguido, solamente porque me gustaban algunos de sus chistes. Pero, cierta desesperación por parecer graciosos con chistes de humor negro, por considerarse progresistas y transgresores, (otra vez esa palabra como calificativo positivo) hizo que me dejara de gustar. No me termina de gustar cuando el humor se limita a una simple repetición de un tipo de chistes. Digo.

Anónimo dijo...

Creo que el sarcasmo requiero de cierta inteligencia. Piensen un título para Barcelona y quizás les lleve un buen tiempo, quizás no se les ocurra nunca. Otra cosa es que no sea "constructiva" su visión, que redunde en el solipsismo de creernos superiores a los que "hacen". Pero el tratamiento de la realidad que hacen resulta, por lo menos, ingenioso.
Christian.

Julio dijo...

No coincido con vos, anónimo, el sarcasmo solamente requiere de decisión para ejecutarlo. Cualquiera puede ser sarcástico, como cualquiera puede sentarse en la vereda de enfrente a tirar piedras a la vidriera. Para hacer un humor variado, sí, es otra cosa. (Repito, critico solamente la falta de recursos, el pararse en un solo recurso). Por otra parte, ya tienen su lugarcito en radio nacional, lo que confirma para qué es que fueron bajando el nivel de bardo al gobierno. Digo.

Anónimo dijo...

Yo no estoy de acuerdo con eso de que "Barcelona nunca se juega por nada". A mí me parece que Barcelona no se juega por personas, sino por ideas. La revista ataca a aquel que es corrupto, a aquel que miente, a aquel que discrimina, etc. Obviamente, termina atacando a todos porque en la política (y, bueno, en todos lados) no se salva nadie.
Si ataca más a algunos que otros... Hay que admitir que algunos de nuestros brillantes estadistas son más impresentables que otros.
Una cosa más. Que Barcelona esté en Radio Nacional no significa que sea oficialista. ¿Alguien escuchó la radio?

Pancho

Alejandro Rozitchner dijo...

Pero Pancho, atacar a todo el mundo no es tener ideas. No es jugarse por algo, es más bien jugarse por nada, por la nada.

Lo que vale es decir lo que uno quiere, no qué es lo que NO quiere, siempre, siempre, siempre...

Julio dijo...

Tal cual, no me gusta ese aire a superioridad que les da el hecho de sentarse en la vereda de enfrente con una botella de ginebra en la mano a tirar cascotazos. Por ahí tienen cosas muy divertidas en algunos casos, (la deformación de notas está muy ingeniosa), pero hice una ponderación de lo que me gusta y lo que no, y el resultado es que no vale la pena comprarla por un 18 % de cosas interesantes. (interesante= que me gusta, si compro una revista es para que me cause algún placer, tal como cuando veo tele: una serie que me gusta tiene un15% de tiempo en publicidad que no me agrada)
Digo.

Dagoberto I dijo...

La crítica simplona y al pasar que hacés de la revista pasaría desapercibida, como la opinión uno mas que no entiende el sarcasmo, sino fuera porque defendés a los "fenómenos mediáticos" como Ricky Fort, diciendo que cada uno es libre de elegir lo que quiere ver. Y si no gusta que cambien de canal.
Culpás a la crítica periodística desde el humor que realiza Barcelona "de que nuestra realidad nacional no sea mejor", pero sin embargo defendés el no-contenido que son los fenómenos mediáticos.
Fenómenos que, lamentablemente, son consumidos por el pueblo masivamente. Mientras que periódicos críticos del periodismo como Barcelona, Mu, y demás solo son consumidos por una minoría.
¿Esa minoría es la culpable "de que nuestra realidad nacional no sea mejor"? ¿No aquellos que suministran placebos que provocan diarrea en el cerebro como ShowMatch?
Si no nos gusta ShowMatch, podemos cambiar de canal, y ver Canal A, Encuentro, o los pocos canales que no se retroalimentan con chatarra. Pero en el mercado gráfico es mas fácil. En vez de comprar Barcelona, gastás los $5 en la revista Paparazzi.

Delves into the analysis...

Funes dijo...

Dagoberto; ¿querés ser mi amigo?

Julio dijo...

Me parece que es más simplista aún sostener que si no te gusta paparazzi tenés que comprar Barcelona. A veces no se nota demasiado la diferencia.
Digo.

el aerolardo dijo...

Con ese criterio, entonces no te debe gustar Mafalda...

Anónimo dijo...

Hablando puramente de la revista la lei durante bastante tiempo y me divierte mas alla de que no estoy de acuerdo con su postura parcial (SI lo dijeran no habria problema)
el tema es que se dicen imparciales y no lo son
por lo demas me parece una buena revista

Daniel Correa dijo...

En esta estoy plenamente de acuerdo.

Creo que hay un factor peligroso, cuando se tira una linea política desde una esquina Apolítica Pretendida, es decir, muchas veces a este tipo de revistas las compran aquellos que se pretenden libres, sin alienaciones, heterogéneos de su época, hasta podrían sentirse identificados con el sarcasmo y la burla total.

Lo cierto es que esta revista es Oficialista, nadie puede negarlo y ese no es el problema, el problema es cuando eso se oculta y se miente.

Related Posts with Thumbnails