lunes, enero 11, 2010

¿Como es que viendo nuestro mundo diario, y más aún habiendo estudiado filosofía, no tenés una tendencía un poco más pesimista?

He visto/leido tu constante tu constante optimismo por el mundo y el genero humano en general, mi pregunta es ¿Como es que viendo nuestro mundo diario, y más aún habiendo estudiado filosofía, no tenés una tendencía un poco más pesimista?

Es que no creo que haya nada malo en el mundo.

Creo que la existencia es compleja, exigente, problemática, inmoral, salvaje, pero que no puede sino ser así. Que ese fondo no es modificable. La existencia es básicamente un fenómeno natural, y la naturaleza tiene esas características.

Paradójicamente, creo que entender y aceptar esto resulta más beneficioso para introducir en la realidad el tipo de cambios que sí son posibles: que el país crezca, que no haya chicos que mueran de hambre o que la educación sea mucho mejor y llegue a todos.

Por otra parte, muchas de las cosas que se evalúan generalmente como negativas, en el mundo, me parecen por el contrario pruebas de su vitalidad. El mundo es exuberante, produce todo el tiempo formas nuevas y destruye las viejas. Esa renovación es su fuerza, aunque nos pase por encima.

Veo todo ese movimiento como algo valioso y vital. Como si la realidad expresara en esa creatividad constante su propio entusiasmo.

No creo que la inteligencia esté asociada al escepticismo, todo lo contrario.

Ask me anything

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No sólo el movimiento del mundo es valioso y vital; tu modo de describirlo y de transmitirlo, también lo es.

Saludos
Carlos Anchorena

Julián Rodriguez Orihuela dijo...

no habrás querido decir que es amoral, en lugar de inmoral?

si no es así, por favor explícate.

Eduardo dijo...

La inteligencia es cambio, innovación, y también debería ser poder, aunque todavía un gobierno de los inteligentes este lejos de la realidad. Lo mas cercano históricamente fue el despotismo ilustrado.
Yo como pensador básico soy algo pesimista, y supongo que tu visión me puede ayudar a entender este mundo complejo y cruel, y tratar de mejorarlo. No podemos sólo aceptarlo y ya está.

Jole dijo...

"...nuestro mundo diario..." El mundo no es diario, lo diario son los diarios.

delivery post-crucifixión dijo...

Tal vez tu postura pueda resumirse como un "optimismo trágico".

Trágico; porque ves lo "salvaje" y problemáticamente inmodificable en la existencia. Supongo que por existencia te referís a la humana, pero también ese término puede ser extendido al resto del universo (o, al menos, a la experiencia que poseemos del mismo). Aquí noto una interesante influencia de Heráclito y Nietzsche (por citar a dos notables).

Y sos optimista; porque afirmás que si uno asume esa posición recién ahí se pueden cambiar las cosas. Es decir, comulgando con ese Lógos (o esa Voluntad de poder) que rige al mundo, surgen las fuerzas creativas y transformadoras.

Esta es mi interpretación hasta el momento. Ciertamente vos tenés el talento de expresar estas cosas difíciles mucho más facilmente. Por eso me enganché (entre otras cosas) con este blog.

Un abrazo!
R.P.

Victor dijo...

Coincido con el arranque pero igual, muy seguido me atrapa la desdicha. Debe haber una salida.

Barbi dijo...

Ufff... esto es algo que vengo pensando de hace rato. Tengo el epiteto de "pesimista" pintado en la frente -y se ve que con pintura brillante, porque parece que no hay nadie que no lo lea-, pero no me canso de recalcar que soy realista. El problema -que en realidad no es que sea problema, sino que se ve como tal- es que la realidad es un tanto paupérrima. La realidad es la naturaleza humana, el mundo con su crueldad "vital", con su supuesta maldad y enfermedad, con su lado animal.
Mientras más pensás y ves lo que pasa a tu alrededor, más se confirma el hecho, y más fuerte es la tendencia pesimista.
Como dice por ahí, la cosa es entender un poquitín y aceptar -aunque no siempe compartir o dar el visto bueno, claro...- que las cosas son como son: bellas en su imperfección humana.
No sé, como decís vos... La existencia es compleja, exigente, problemática, inmoral, salvaje, pero no puede sino ser así.
Ah, y por cierto, creo que te referís a inmoral. La amoralidad es algo dificil de encontrar. Lo inmoral es lo malo. O eso dicen... a mí no me lo parece.

Related Posts with Thumbnails