miércoles, enero 20, 2010

Cómo hace uno para no angustiarse ante la inmensidad de libros interesantisimos que hay para leer?

Hay que pensar en que los libros están al servicio nuestro y no nosotros al servicio de los libros.

Hay que conectarse con el placer de la lectura, con el deseo que uno tiene por algunos libros en particular.

Hay que saber que a lo largo de los años de leer uno puede disfrutar de muchísimos libros.

Hay que aprender a no angustiarse frente a la extrema riqueza de la realidad, a entender que ese mundo de posibilidades se ofrece para que hagamos una selección personal, porque todo no se puede.

Ask me anything

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay algunas preguntas mas boludas que te hacen! Pareciera que quien las plantea, mas que interesarle la respuesta, le interesa llamar tu atencion. No entiendo por que las contestas. Esta es un ejemplo.

delivery post-crucifixión dijo...

A veces no sé si elijo libros o los libros me elijen a mí. Me pasa lo mismo con la música.

Saludos!
R.P.

wirkal dijo...

Pregunta sin mucha utilidad, hasta el momento no le encontré alguna.

Pobres ideas dijo...

Un consejo: tener solo DOS libros en la mesa de luz. Y puede ser uno más en el auto u otro lugar que uno visite cotidianamente.

Related Posts with Thumbnails